Guido Bellido: El hombre que quiere pasar como “loco” a Castillo

0
457
Guido Bellido
Guido Bellido

El exprimer ministro, Guido Bellido, conoce bien a Pedro Castillo: lo ha visitado luego de su detención por intentar cerrar el Congreso peruano. Pero asegura que tampoco él sabe por qué el expresidente tomó semejante decisión. Aquí la entrevista de Guido Bellido para la BBC Mundo.

En entrevista a BBC Mundo dijo que el autogolpe fue producto de una embosca

Si bien evita cuestionar la legalidad del mandato de Dina Boluarte, la vicepresidenta que sustituyó a Castillo en el poder la semana pasada, Bellido niega que la primera mujer que preside Perú tenga legitimidad para gobernar.

Y advierte sobre posibles violaciones a los derechos humanos bajo el estado de emergencia que el gobierno extendió el miércoles a todo el país por 30 días ante las protestas que exigen la disolución del Congreso y el llamado a elecciones, que han dejado al menos 9 muertos.

 

¿Cuándo fue la última vez que habló con el expresidente Castillo?

La última vez que hablé con él fue el domingo, que nos pidió una casaca. En dos oportunidades he conversado con el presidente. La primera fue para solidarizarme. Y en la segunda, al día siguiente, me pidió facilitarle una prenda y la llevamos. En la segunda coincidimos cinco congresistas. Ingresamos los cinco.

Pedro Castillo y Guido Bellido
Pedro Castillo y Guido Bellido

¿Cómo lo notó?

En ese momento bastante preocupado más por su familia, con una actitud un poco renuente de poder conversar de los hechos que se habían dado. Porque el primer día que yo fui le traté de consultar respecto de por qué había dado la lectura (se refiere al anuncio de disolución del Congreso y la instauración de un gobierno de excepción) pese a que se sabía que a las 3 de la tarde la tercera moción de vacancia no iba.

Y él, en una situación digamos cortante, me indicó que no se acordaba. Dejé de preguntar luego cualquier otra pregunta relativa a ello y me empezó a hablar más de su familia, de la preocupación por sus papás y demás.

 

¿Ha logrado alguna respuesta a esa pregunta?

No, en realidad no encuentro coherencia. Porque había una clara situación y la manifestación pública de los diferentes congresistas, que habían indicado que ya que la tercera moción de vacancia no tenía sustento no iban a dar su voto a favor.

En todo caso, si eso se iba a dar a las 3 de la tarde, no encuentro la motivación de que el presidente salga haciendo una lectura al margen de la Constitución donde indica el cierre del Congreso, el Poder Judicial, el Ministerio Público: un mensaje golpista. Y no se conocen las motivaciones que hayan podido llevar a ello.

Pedro Castillo disuelve el congreso de la República

Pero es muy sorprendente que esa lectura haya servido para que hoy esté detenido y se le haya dado la vacancia.

Yo tengo la siguiente tesis: que la persona que ha redactado y ha elaborado ese discurso sabía que ese era el sustento para su detención y vacancia.

Lo que sí está claro es que siendo presidente Castillo en su mensaje anunció una serie de decisiones que configurarían distintos delitos por los que ha sido acusado, como rebelión y conspiración…

 Claro, ese tema también lo hemos analizado. Por otro lado, no están desarrollados esos delitos. Siempre es importante enmarcar, porque el tema de sedición y rebelión está debidamente establecido. Es muy taxativo. Aquí se está apelando a la extensión de ello. Entonces eso ya es un debate en el campo jurídico.

Leer también:

Castillo ahora no se acuerda

¿Por qué habría de anunciar una decisión de este tipo?

Para eso yo no encuentro razón. Si fuéramos malévolos, podría plantearse también esta tesis: al ver que no había los votos, no lo iban a vacar pero tampoco podían aplicar un golpe de Estado de parte del Ejército o de algún sector castrense.

Entonces la única opción que podían tener es tender una celada (emboscada), indicar que frente a los problemas que se vienen dando la única salida es cerrar el Congreso, a sabiendas de que eso no iba a darse.

Probablemente el presidente pensó que con el respaldo que tenía de la población, él podía hacer eso. Pero eso es tremendamente equivocado. Porque si no está enmarcado en la Constitución y Perú ya había vivido una dictadura en los años ’90, volver a implementar eso estaba fuera de cualquier criterio democrático.

Por eso hemos tomado una postura muy crítica en ese punto, pero al mismo tiempo también hemos exigido que el tratamiento y los procesos se den con el debido proceso.

Usted ha dado a entender que Castillo podía haber estado drogado cuando anunció la disolución del Congreso. ¿En qué se basa?

No, esa es una mala apreciación. Lo que yo digo es: al momento de dar lectura el presidente, todo el mundo vio cómo estaba prácticamente temblando. ¿Cómo una persona que está dando supuestamente un golpe de Estado no está tan segura de lo que hace y está en una situación de descontrol corporal o emocional?

Entonces, para evitar cualquier tema, hemos pedido una evaluación toxicológica, porque eso permite determinar con mucha claridad en qué condiciones se ha dado esa lectura.

Además, hemos planteado que se visualicen las cámaras previas a este discurso para saber quiénes han estado interactuando (con él), porque pienso que los grandes responsables son quienes han planteado al presidente que esa era la opción correcta cuando estaba al margen de la Constitución y eso ha generado toda una inestabilidad en el país.

¿Sí señala que fue un error de Castillo haber anunciado la disolución del Congreso, el Estado de excepción en Perú?

No es un error, sino que más bien es una irresponsabilidad tremenda el haber planteado prácticamente un golpe de Estado. Eso no está establecido en la Constitución. Eso no es un error, sino que un delito, ¿no?

Protestas en Perú¿Qué opina sobre el estado de emergencia en todo el país que ha declarado la presidenta?

Hay tres cosas que se tienen que hacer: garantizar que los enviados especiales de la Corte Interamericana de Derechos Humanos se hagan presentes en Perú, convocar mínimo a cinco representantes de cada región a nivel nacional para poder dialogar, y de esa reunión tiene que salir la convocatoria a un referéndum para una Asamblea Constituyente.

La situación se pone complicada. Se ha declarado en emergencia nacional a todo el país. Eso puede generar todo un problema. Aquí la salida no es declarar emergencia, sino dialogar.

Pedro Castillo

¿Cree que Castillo pensó que podía contar con el apoyo de las Fuerzas Armadas para la disolución del Congreso?

Pienso que lo ha podido pensar o alguien le ha podido dar esa seguridad, de que tenía el apoyo.

Pero que las Fuerzas Armadas se involucren en un golpe de Estado… saben muy bien que las personas que van a ejecutarlo también estaban corriendo el peligro de ser en algún momento sancionadas por la Justicia.

Se pueden dar otras tesis. Pero lo tienen que aclarar las investigaciones.

 

¿Se sabrá exactamente qué pasó en esas horas?

Pienso que quien debe aclarar esto en algún momento debe ser el propio expresidente Pedro Castillo, porque es el que conoce cómo se han dado estos hechos. Los demás podemos estar cerca o un poco alejados de la verdad, pero nunca vamos a estar en el punto de la verdad porque no sabemos.