Conozca los beneficios de los masajes con piedras calientes

0
87
masaje con piedras calientes o terapia geotermal
masaje con piedras calientes o terapia geotermal

El masaje con piedras calientes o terapia geotermal combina el masaje terapéutico tradicional con la aplicación sobre la piel de piedras a distintas temperaturas, para facilitar que fluya la energía vital y aliviar así trastornos físicos y emocionales.

Masaje terapéutico tradicional para facilitar que fluya la energía vital y aliviar así trastornos físicos y emocionales

Aunque se haya puesto de moda desde hace unos años para acá, el origen de la conocida como terapia geotermal se encuentra en una antigua técnica de masaje oriental inspirada en las disciplinas que, como el reiki, creen que en nuestro cuerpo existen siete centros energéticos llamados ‘chakras‘, a través de los cuales fluye la energía del universo (Rei) y la vital (Ki) de cada persona.

Según estas disciplinas, si padecemos alguna enfermedad o malestar, es debido a que la energía no circula por nuestro organismo de forma correcta, y esto suele estar producido por el bloqueo o mal funcionamiento de alguno de los chakras.

La terapia geotermal permite combinar el masaje terapéutico junto con el uso de las piedras frías y calientes –ubicando éstas en los puntos en los que se encuentran dichos chakras–, consiguiendo así que la energía fluya adecuadamente y, por consiguiente, aliviando nuestro malestar.

Leer también:

Sanación Energética: Para levantar el aura y los chakras

Sin olvidar que muchas de las piedras empleadas son de origen volcánico con lo que, además de mejorar el flujo de nuestra propia energía, nuestro organismo recibirá energía procedente de la tierra (Rei). Pero este tipo de terapia no es exclusiva de oriente. También era utilizada por los nativos de Australia y América que, mediante saunas, combinaban el uso de las piedras con el de plantas aromáticas.

¿CÓMO SON LAS PIEDRAS?

Piedras basálticas

Las piedras basálticas cuanto más oscuras son, mayor es su contenido de hierro y más tiempo retienen el calor, lo que hace que aumente su poder magnético y sus beneficios. Las piedras de canto de río, tanto caliente o frías son energía viva inorgánica, contiene en su cuerpo energético una serie de minerales, como el zinc, fósforo y vitamina E. Trabaja en la reconstrucción de las células de la piel (el poder de las piedras, junto con la habilidad de las manos del terapeuta, revitaliza y oxigena la piel).

 

BENEFICIOS

Alivian el dolor muscular:

Este es el beneficio más popular que tienen los masajes con piedras calientes. El calor es el aliado perfecto para aliviar dolores musculares y tensiones en el cuerpo. Esto se debe a que permite incrementar el flujo sanguíneo en el área afectada, lo que ayuda en la reducción de los espasmos musculares. Aparte de eso, disminuye la inflamación que se pueda presentar en los músculos.

Reducen los niveles de estrés y ansiedad:

El estrés y la ansiedad representan una problemática que cada vez más personas sufren como consecuencia del estilo de vida ajetreado. Esto hace que las preocupaciones o inconvenientes de la vida cotidiana se transformen en pequeñas cargas de energía negativa.

Sin embargo, dentro de los múltiples tratamientos que existen para ello las prácticas con piedras calientes son eficaces para atacar y reducir los niveles de estrés. Gracias a los masajes, la energía fluye y se consigue armonía entre cuerpo, mente y espíritu.

Aportan mayor flexibilidad articular:

Cuando una persona desarrolla padecimientos en las articulaciones, se desencadenan otra serie de dolores generalizados que resultan muy molestos. Por eso, cuando se identifican limitaciones, como dificultad para moverse, una de las primeras soluciones que se plantean son los masajes.

Aquellos que se ejecutan con piedras calientes suelen ser la mejor opción, ya que este tipo de terapias son ideales para relajar los músculos y reducir inflamaciones.

Mejoran la calidad del sueño:

Distintos factores como el estrés, la ansiedad e incluso los dolores en el cuerpo suelen acarrear otros padecimientos vinculadas a la dificultad para descansar. En este sentido, es importante resaltar la necesidad de un descanso efectivo para poder trabajar de forma óptima durante el día.

Los masajes con piedras calientes son útiles para promover la relajación general del cuerpo, lo que hace posible conseguir un sueño más profundo y de mejor calidad.

Poseen efectos estéticos:

Finalmente, no se pueden pasar por alto los beneficios de estos tratamientos para la piel. A través de la mejoría que se produce en la circulación sanguínea y la eliminación de toxinas se contribuye a que la piel tenga un aspecto mucho más terso y saludable. Esto quiere decir que revitaliza, oxigena e ilumina el tejido dermatológico.

CÓMO SE REALIZA

  1. Calienta las piedras:

Sumerge las piedras planas en agua que hayas calentado previamente, a una temperatura que sea cómoda para realizar el masaje.

  1. Exfolia la piel con sales y aceites esenciales:

Esto ayuda a eliminar células muertas y prepara la piel para recibir la energía de las piedras.

  1. Pon las piedras calientes en los puntos de acupresión por todo el cuerpo o la zona puntual que desees trabajar:

La más habitual es la espalda, pero si aplicas las piedras en un masaje corporal completo es mucho más efectivo y placentero.

  1. Realiza el masaje relajante con las piedras calientes acompañado de aceite tibio:

Se pueden usar las piedras para hacer masajes con ellas en vez de usar las manos.