Técnicas de visualización para reducir el estrés y la ansiedad

0
69
Visualización
Visualización

La visualización es una técnica que se emplea en terapia psicológica para reducir el estrés y la ansiedad y lograr que el cuerpo y la mente entren en un estado profundo de relajación. Mediante esta técnica, se conectan una serie de imágenes imaginarias con emociones positivas, las cuales deben servir para poder, posteriormente, cambiar los pensamientos negativos y conseguir un estado de bienestar óptimo.

Mediante esta técnica, se conectan una serie de imágenes imaginarias con emociones positivas para tu vida

La visualización es una herramienta muy útil para conseguir un mayor control de la mente, de las emociones y del cuerpo, así como para efectuar los cambios deseados del comportamiento. Puede usarse para aliviar la tensión muscular, como técnica de concentración para controlar y eliminar el dolor, para potenciar el éxito de muchas técnicas cognitivas, para mejorar la memoria, desarrollar la confianza en uno mismo y aumentar la actitud positiva, entre otras bondades.

No es otra cosa que aprender a relajarse e imaginar vívidamente diferentes cosas o situaciones de la forma más realista posible y aportando todos los detalles que podamos incluir, a la vez que generamos el control de nuestras emociones, sensaciones, comportamientos.

Dado el amplio abanico de beneficios que ofrece el desarrollo de técnicas de visualización es que consideramos importante poder implementarlas con los estudiantes, comenzando de manera guiada, para que posteriormente puedan utilizarlas en forma autónoma para mejorar así su calidad de vida futura, conociendo y dominando herramientas que contribuyan a lograr una mayor armonía entre su cuerpo y su mente.

Leer también:

Aprenda a combatir la tensión del día a día

EJERCICIOS

Técnica de visualización blanca:

Es importante que te encuentres en una posición cómoda, ya sea de pié, sentado o recostado:

  • Cierra tus ojos y concéntrate en tu respiración.
  • Presta atención a la inhalación y exhalación de tus pulmones.
  • Deja que un manto blanco cubra tu mente a la vez que te ayuda a respirar. Poco a poco el color blanco abarcará tu mente y tus pensamientos, esto hará que logres el objetivo de manera más eficaz.
  • Concéntrate en el centro de esa blancura y desde ahí ve visualizando poco a poco, hasta materializarse el objetivo a lograr.

Técnica de sanación a través de la visualización en la arena:

Es importante que tu cuerpo se encuentre en una posición cómoda para que tu mente pueda trabajar con mejores resultados:

  • Cierra tus ojos y, durante unos breves minutos, recicla el aire de tus pulmones.
  • Despréndete de tu entorno y lleva a tu mente a una playa cálida que te haga sentir a gusto.
  • Visualiza los rayos del sol que poco a poco cubren y templan tu cuerpo.
  • Visualízate metiendo en la arena las partes del cuerpo que quieres sanar, siente como la arena cubre cálidamente esa partes del cuerpo y como cada grano de arena comienza a ejercer el poder de la sanación en la zona afectada. Tu cuerpo percibirá en breve cambio de temperatura que indica que la técnica está surgiendo efecto.
  • Visualiza como tu cuerpo va saliendo poco a poco de la arena y como aquello que no quieres para tu cuerpo se queda en la playa mientras las partes afectadas de tu cuerpo resurgen limpias y sanas.

 

CONJUROS PARA APLICAR LA VISUALIZACIÓN

Amarre de amor casero:

Este simple hechizo te ayudará a atraer y seducir a esa persona que tanto te gusta. Puedes poner en práctica ambas técnicas de visualización durante el hechizo.

Conjuro para atraer dinero:

Este es otro sencillo hechizo que te proporcionará muy buena suerte en el plano económico y de forma inmediata.

Conjuro para limpiar la energía a distancia:

En este hechizo se pone a prueba toda tu capacidad de concentración y visualización. Podrás, con este conjuro, limpiar energéticamente a cualquier persona que tu desees y a la distancia.

 

TIPS

Debes tener claro tu objetivo a lograr:

Para que este método funcione debes tener claro qué es lo que quieres conseguir o un propósito en mente. Una vez tengas claro qué es lo que quieres, tan solo tienes que usar toda tu energía para focalizarte en ello y concentrarte.

Es importante que estés en un lugar tranquilo:

Es esencial que estés alejado de toda distracción. El ejercicio que vas a hacer es puramente imaginativo. Déjate llevar por la mente y obviar cualquier distracción que pueda acudir a tus pensamientos. En este sentido, evita hacer este ejercicio con prisas, pues no notarás los beneficios que estás buscando.

Actitud positiva:

Aleja de tu mentalidad cualquier pensamiento negativo pues podrán influir en tu visualización y hacer que tu meta se diluya por miedos, inseguridades, etc.

Cultiva un pensamiento positivo, cree en ti, confía en ti mismo y déjate fluir por tu mentalidad; para conseguir vivir en primera persona cómo sería lograr alcanzar ese objetivo sin dejarte llevar por las sensaciones o emociones negativas que viven en nuestra mente.

Sé frecuente en las visualizaciones:

Se trata de una práctica que requiere de una frecuencia y que, para ver realmente resultados, deberás repetirla durante la semana, cuanto más veces mejor, para que así nuestro cerebro se adapte a esa nueva vida que quieres construir y que, ahora, estás imaginando.

Dedica un rato al día a hacer este ejercicio, pero, si no puedes, hazlo 3 o 4 veces a la semana para que tu mente realmente se acostumbre a esta nueva realidad.