Maní: contribuye de manera específica en la nutrición

0
118
Mani
Mani

El maní es considerado un alimento funcional porque favorece la inmunonutrición que es una práctica basada en la administración de ciertas sustancias nutritivas como la arginina, la glutamina y la vitamina D que además de nutrir tienen una acción terapéutica sobre la respuesta inmunológica, la cicatrización de heridas y el proceso de recuperación en general.

Rico en 30 nutrientes esenciales para el ser humano

El nombre botánico del maní es Arachis hypogaea L. Pertenece a la familia de las leguminosas, pero por su composición química se clasifica dentro de los frutos secos. Es uno de los alimentos con menor índice glucémico, el mismo es de 15, por lo que se recomienda un consumo diario en personas diabéticas.

 

PROPIEDADES Y BENEFICIOS

Nutrición:

El maní es un fruto leguminoso rico en nutrientes, vitaminas minerales, antioxidantes y fitoquímicos. El maní es de hecho rico en 30 nutrientes esenciales para el ser humano. Son una buena fuente de niacina, folato, fibra, vitamina E, magnesio, fósforo, coenzima Q10, resveratrol, grasas saludables y de proteínas.

Grasas saludables:

Aunque el maní provee grasa de buena calidad y además su sabor puede agradar a muchas personas, cada gramo provee 9 calorías. Así que hay que tener cuidado con las porciones.

El maní de forma natural no contiene grasas transaturadas, azúcar, ni sodio. Por el contrario, las grasas que contiene el maní son en mayor parte monoinsaturadas (el tipo de grasas saludables encontrada en el aceite de oliva) y polinsaturadas (las grasas tipo Omega: 3, 6 y 9). Este tipo de grasas son beneficiosas para el sistema cardiovascular y aportan energía a los requerimientos diarios.

Proteínas:

El maní contiene un 25% de su valor nutricional en proteínas, la concentración más elevada de entre todos los vegetales. Es importante mencionar que, a diferencia de las proteínas de origen animal como la carne, los huevos y los lácteos, las del maní no son proteínas completas porque no contienen todos los aminoácidos esenciales para la dieta humana.

Es recomendable complementar el consumo del maní con otras fuentes proteicas de forma que sean suministrados los aminoácidos faltantes para la dieta. Las proteínas del maní son de lenta digestión, lo que lo hace un acompañante ideal en caminatas, montañismo o deportes de larga duración.

Leer también:

¿Qué hacer cuando te arde el estómago?

Fibra:

El rico contenido de fibra natural en el maní lo hace un alimento especialmente saludable para el corazón y el sistema digestivo. El consumo de alimentos ricos en fibra disminuye los riegos de desarrollar enfermedades cardíacas o de colón. La fibra dietética ayuda a reducir los niveles de colesterol en la sangre, y ralentiza la digestión, con lo que se coadyuva al cuerpo a regular el azúcar y disminuir también el riesgo de diabetes tipo 2.

El maní y el alcohol:

El efecto del maní en la digestión hace que disminuya el nivel de alcohol en la sangre y por consiguiente también sus efectos. Consumir cierta cantidad moderada de maní antes de tomar alcohol permite una mayor resistencia y puede incluso (hasta cierto punto) prevenir una resaca.

Tenga presente que tanto el alcohol como el maní deben consumirse en moderación, el primero por sus efectos en el sistema nervioso y el segundo por su alto contenido calórico (generalmente los licores también aportan un número importante de calorías).

Por esta razón es frecuente encontrar maní gratis en los bares. Mientras mayor es la resistencia del cliente, más probabilidades hay que continúe el consumo de licores.

Afrodisíaco:

En la cultura peruana, principales cultivadores del maní, se le otorga un valor afrodisíaco. Esto puede deberse a su importante contenido en nutrientes y de ácidos grasos esenciales que son precursores de la producción hormonal.

El maní es especialmente rico en Zinc, un mineral que se encuentra en las células por todo el cuerpo y que es necesario para numerosos procesos metabólicos, especialmente durante la actividad sexual. El alto contenido energético del maní ayuda a disminuir la sensación de debilidad, cansancio y apatía.

Mani

FORMAS DE CONSUMO

  • Crudo, directo de la cáscara: Esta es la manera más común de consumirlo. Además, de esta manera resulta más fácil llevarlo a todos lados. Es aconsejable saber que, al tostarlo, proyecta sus antioxidantes y mejora su sabor.
  • En crema: Es la famosa mantequilla de maní o crema de cacahuate. Esta es, probablemente, la más conocida de sus formas y una de las más usadas en algunos países; es ideal para sándwiches y bocadillos. No obstante, para evitar un consumo excesivo de azúcar es ideal adquirir su presentación más pura; elaborada únicamente con maní.
  • Aceite: Esta presentación tiene muy buen sabor; una opción perfecta para cocinar o preparar ensaladas saludables.