Chi Kung o Gi Gong: terapia oriental que canaliza la energía vital

0
170
Chi Kung o Qi Gong
Chi Kung o Qi Gong

El Chi Kung o Qi Gong es una terapia medicinal de origen chino que pertenece al mismo grupo que otras terapias como el taichi o el reiki. Todas ellas proceden de la tradición oriental y sustentan sus principios en la importancia de canalizar de forma adecuada la energía vital (Qi) a través de los diferentes meridianos que recorren nuestro cuerpo.

Método terapéutico incide especialmente en la importancia de que nuestra respiración sea consciente

Según dichos principios, el buen estado de la salud de cada uno dependerá de nuestra capacidad para conseguir el correcto equilibrio entre la mente y el cuerpo; y dicho bienestar se logra, principalmente, a través de la meditación y del control de la respiración.

De hecho, la traducción literal de chi kung vendría a ser “el trabajo de la respiración”, ya que este método terapéutico incide especialmente en la importancia de que nuestra respiración sea consciente y acompañe a cada uno de nuestros movimientos y pensamientos.

También conocida como “fuente de la juventud”, quienes la practican aseguran que les ayuda a eliminar las tensiones y el estrés del día a día y que es un auténtico caudal de paz que les aporta salud y vitalidad.

CARACTERÍSTICAS

  • Se adapta a las necesidades de cada persona, a su situación, al momento que está viviendo: épocas del año y parte del día. Existen ejercicios para todas las edades.
  • Tiene dos vertientes principales: una, interior, dulce, suave, meditativa y de movimientos lentos; y la otra externa, dinámica, marcial y de movimientos rápidos y sincopados.
  • No se trabajan únicamente partes del cuerpo, sino el organismo y el individuo en su totalidad.
  • Actúa desde el interior del ser humano a través de los órganos, la respiración y el pensamiento.
  • Interviene también desde el exterior mediante la alimentación, los baños, dietas, las técnicas sexuales y los ejercicios propiamente dichos.

Leer también [CORONAVIRUS: POSIBLE QUINTA OLA]

BENEFICIOS

Los beneficios del Chi Kung se notan rápidamente a nivel físico, psíquico y mental, tras una práctica regular. Esta gimnasia terapéutica es un ejercicio ideal para hacer antes o después de cualquier esfuerzo físico continuado, como un partido de tenis, una carrera, aeróbic, o de un largo viaje.

Para la mente:

  • Reduce el estrés, los pensamientos negativos y las preocupaciones.
  • Mejora el sueño.
  • Aumenta la claridad mental.
  • Incrementa la capacidad memorística.

Beneficios físicos:

  • Estimula la función de los órganos internos.
  • Mejora el tránsito intestinal.
  • Aumenta la flexibilidad y el equilibrio.
  • Previene problemas relacionados con el sedentarismo.
  • Ejercita los músculos.
  • Activa la circulación sanguínea.
  • Aumenta las defensas.

 

CONTRAINDICACIONES

A pesar de sus virtudes, sí es cierto que hay que tener en cuenta una serie de recomendaciones a la hora de practicarlo. Las contraindicaciones del chi kung son:

  • No practicar chi kung o qi gong justo después de comer, porque podría alterar el proceso de la digestión, y tampoco hacerlo con el estómago vacío. El mejor momento es aproximadamente una hora después de haber comido.
  • Tampoco hay que practicarlo los días en los que nos sintamos muy fatigados. En esas ocasiones podemos limitarnos a hacer respiraciones conscientes o meditación.
  • Por último, no deben realizar esta terapia aquellas personas que padecen algún tipo de enfermedad degenerativa.
Chikung
Chikung

EJERCICIOS

La práctica del chi kung requiere, por lo general, de un guía especializado en este tipo de terapia, aunque si ya se domina podemos realizarla por nuestra cuenta. Si no es el caso, puede practicarse tanto de forma individual, es decir, una persona sola con el monitor, como en grupo.

Si lo que quieres es iniciarte en esta técnica, lo más recomendable es que estés solo con el profesional o que asistas a clases en las que los grupos sean lo más reducidos posible y sus miembros estén a tu mismo nivel en cuanto a los conocimientos y práctica del chi kung.

También pueden practicar el qi gong los niños en torno a los 9 o 10 años, ya que a partir de esta edad es cuando empiezan a controlar su proceso de concentración de forma consciente.

Como primera toma de contacto, puedes realizar tres ejercicios básicos de chi kung, que son:

  • Tonificación: de pie, levanta los brazos al mismo tiempo que inhalas por la nariz y estiras las piernas. Después, separa los brazos y bájalos mientras exhalas el aire por la boca y doblas las rodillas. Mantén la espalda recta durante todo el ejercicio.
  • Sedación: inhala por la nariz, levanta los brazos a lo largo del cuerpo y llévalos hasta la parte superior de la cabeza. Exhala por la boca mientras bajas los brazos dirigiéndolos hacia delante. Al mismo tiempo que los bajas, siente como se relaja tu cuerpo.
  • Estiramiento: primero, inspira por la nariz y al mismo tiempo estira los brazos en dirección al cielo, inclinándolos un poco hacia atrás para estirar las rodillas y la columna. A continuación, espira por la boca y dobla el cuerpo hacia delante dejando que se relajen los brazos, las piernas y la espalda.

Leer también:

Vida sin estrés con estas 3 terapias chinas