Muña: El prodigio de la medicina natural

0
502
muña
muña

La muña es una planta arbustiva originaria de Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela. Se cultiva en zonas frías y en altura, es decir, entre los 2500 y 3500 m.s.n.m. Puede llegar a medir un metro como máximo. Es parte de la medicina ancestral, ya que tiene un alto valor curativo. Además, su sabor parecido al de la menta permite aromatizar los diferentes platos de la cocina nacional e internacional.

En su composición están presentes dos importantes minerales: calcio y fósforo

Generalmente, se utiliza la muña en infusiones, las cuales se elaboran con sus flores. Tiene un efecto estimulante sobre todo el organismo. Asimismo, puedes usarla en la cocina, ya que aporta gusto y proteínas. Suele ser un ingrediente imprescindible de diversas sopas y chupes. Además de brindar energía al cuerpo, colabora en la digestión de los alimentos y previene la formación de gases.

Muña
Muña

PROPIEDADES

Las bondades de la muña se aprovechan, mayormente, a modo de infusión. Las hojas son extraídas con delicadeza y son llevadas al agua hirviendo para finalmente convertirse en un poderoso elixir que calma las dolencias estomacales.

Leer también [Boldo: Contra cálculos, indigestión y malestar general]

Por ello, es la bebida que no debería faltar después de un horondo banquete, pues ayudará a evitar que la comida cause estragos posteriores. En su composición están presentes dos importantes minerales: calcio, que ayuda a mantener en buen estado el sistema óseo, y fósforo, sustancia que, aparte de brindar energía, contribuye al funcionamiento de los riñones y evita las contracciones musculares.

Asimismo, cuenta con retinol, el cual mejora la apariencia de la piel, permite que las células se renueven, cierra los poros del rostro y, por si fuera foco, ayuda a revertir los daños ocasionados por el fotoenvejecimiento. También posee pequeñas dosis de hierro que permiten prevenir la anemia.

Si visitas la sierra peruana y le temes al famoso mal de altura, una infusión de muña te ayudará a reponer fuerzas y a lidiar con los síntomas que este mal ocasiona. Es posible encontrarla en su versión natural, en almohadilla para infusión y en cápsulas.

BENEFICIOS

Bronquios: Esta planta permite fluidificar las mucosidades y facilitar su expectoración. Vierte 2 gotas de aceite esencial de eucalipto y muña en un recipiente de vidrio. Diluye la mezcla con aceite vegetal. Con esta mixtura, frota tu espalda y pecho. Luego, abrígate y bebe una infusión de flores de muña. Esto contribuye a aliviar rápidamente los síntomas y los malestares causados por la bronquitis.

Gases: La muña ayuda a eliminar los gases del sistema digestivo. También combate los problemas estomacales. Suele ser un excelente remedio casero contra la gastritis. Se recomienda ingerirla en infusiones. Para esto, coloca flores de esta planta en una olla de agua hervida. Deja cocer durante 20 minutos. Luego, filtra y bebe la preparación. La dosis máxima consiste en 3 tazas diarias.

Vista: El consumo de muña contribuye a disminuir la aparición de problemas visuales como las cataratas, miopía y degeneración macular. Además, permite incrementar la agudeza visual. Por lo tanto, se debe consumir infusiones de flores de esta planta a diario y añadir muña molida a tus comidas.

Osteoporosis: Las personas que desean tener huesos fuertes y evitar la osteoporosis a futuro deben consumir muña, ya que limita la descalcificación y ayuda a recuperarse de las fracturas óseas. Asimismo, su alto contenido en fósforo permite fortalecer los huesos y dientes. En cuanto a su riqueza en hierro, favorece la formación de glóbulos rojos, lo que reduce los riesgos de anemia.

Altura: En casos de soroche, el cual corresponde al mal de altura, se puede consumir infusiones de flores de muña para reducir los males como ser dolores de cabeza, dificultades para respirar y mareos. Puedes ingerir al máximo 3 infusiones de esta planta a diario.

PARA PREPARAR EN CASA

Infusión de muña
Infusión de muña

Aprovecha las bondades de la muña en la comodidad de tu hogar. Para ello, sigue estas recomendaciones. Procura adquirir hojitas frescas de muña, elige cinco o seis de ellas, y trasládalas a una taza. Añade un chorro de agua hirviendo, de modo que la planta se active por completo.

Deja por unos minutos que la infusión tome punto, remueve y disfruta. De preferencia, tómala sin azúcar. Puedes emplear, en cualquier caso, un chorrito de miel, panela o estevia para endulzar la bebida. Es fundamental resaltar que, de estar gestando o dando de lactar, es preferible no consumirla.