La crioterapia elimina las lesiones cutáneas

0
136
crioterapia
crioterapia

La crioterapia es un tratamiento indicado para eliminar determinadas lesiones cutáneas superficiales. Es un método que sirve para congelar el tejido con el objetivo de destruirlo. No es un tratamiento doloroso, pero produce una sensación de escozor y quemazón, por lo que en ocasiones puede requerir la administración de anestesia local cuando se aplica en zonas muy sensibles.

Es un método que sirve para congelar el tejido con el objetivo de destruirlo

 

INDICACIONES

Se puede emplear para extirpar verrugas y para destruir lesiones cutáneas precancerosas. Algunas de las lesiones cutáneas en las que esta terapia está más indicada y es más efectiva son:

  • Queratomas actínicos: son unas lesiones con costra que no curan con normalidad. Se producen sobre todo por la exposición solar y deben controlarse y tratarse porque pueden ser preámbulo de un carcinoma.
  • Papilomas víricos: verrugas producidas por infecciones víricas, como el Virus del Papiloma Humano (VPH).
  • Verrugas: las verrugas vulgares son las más comunes, y aparecen con más frecuencia en la infancia. Suelen aparecer en manos y extremidades, aunque pueden darse en cualquier parte del cuerpo.
  • Manchas solares: también las manchas solares superficiales y pequeñas pueden tratarse con crioterapia. Tras la sesión se formará una costra que cae en 24 horas y otra que caerá a las pocas semanas.

 

Crioterapia
Crioterapia

FUNCIONAMIENTO

Esta técnica está basada en la aplicación de frío extremo, normalmente nitrógeno líquido (-196ºC) mediante un sistema de spray pulverizado. Ese nitrógeno, administrado sobre la lesión concreta, provoca la congelación y destrucción de las células afectadas sin perjudicar el tejido sano que rodea a la lesión. El proceso suele durar entre uno y dos minutos. Unas horas después de congelar la lesión suele formarse una ampolla, que se aplana en 2 o 3 días y la piel muerta cae en 2 a 4 semanas.

 

BENEFICIOS

La crioterapia provoca una serie de reacciones con efectos muy beneficiosos para la zona en la que se esté aplicando esta técnica. La mayoría de estos son evidentes y se pueden comprobar desde un primer momento, sobre todo cuando se aplican para lesiones deportivas: mejora la circulación, quita el estrés, elimina toxinas y quema calorías, aumenta la energía, regula el organismo en todos los niveles, etc.

Otro de los beneficios es que reduce los síntomas de la migraña. Esto se debe a que la crioterapia puede ayudar a tratar las migrañas al enfriar y adormecer los nervios en el área del cuello. Así lo indicó un estudio, que establece que la aplicación de una envoltura para el cuello que contiene dos bolsas de hielo congeladas en las arterias carótidas en el cuello redujo significativamente el dolor de migraña.

La crioterapia también adormece la irritación de los nervios. Muchos deportistas usan la crioterapia para tratar lesiones y la principal razón es que puede adormecer el dolor. Además, las temperaturas extremadamente frías de la crioterapia de cuerpo entero pueden provocar respuestas hormonales fisiológicas. Esto incluye la liberación de adrenalina, noradrenalina y endorfinas, lo que puede tener un efecto positivo en quienes experimentan trastornos del estado de ánimo, como ansiedad y depresión.

La crioterapia dirigida y localizada también se puede utilizar como tratamiento contra el cáncer, congelando las células cancerosas y rodeándolas con cristales de hielo. Actualmente, se usa para tratar algunos tumores de bajo riesgo y para ciertos tipos de cáncer.

En este sentido, también trata la dermatitis atópica y otras afecciones de la piel. Precisamente, la dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel con síntomas característicos de piel seca y con picazón. Debido a que la crioterapia puede mejorar los niveles de antioxidantes en la sangre y puede reducir simultáneamente la inflamación, tiene sentido que esta técnica pueda ayudar a tratar la dermatitis atópica.

Por último, aunque todavía se necesitan más evidencias e investigación, se teoriza que la crioterapia de cuerpo entero puede ayudar a prevenir el alzhéimer y otros tipos de demencias. Esto se debe a los efectos antioxidantes y antiinflamatorios de la crioterapia pueden participar en la lucha contra las respuestas al estrés inflamatorio y oxidativo que se producen con el alzhéimer.

 

PREPARACIÓN Y CUIDADOS

Por lo general no es necesaria ningún tipo de preparación previa para la crioterapia. Como excepción, en el tratamiento de los papilomas víricos que se forman en el interior del cuello uterino por el VPH, sí que puede necesitar cierta preparación que indicará el especialista, como evitar comer y beber un par de horas antes del procedimiento.

Algunas lesiones cutáneas, sobre todo las verrugas, pueden necesitar ser tratadas más de una vez. Tras la sesión de crioterapia suele aparecer rojez, inflamación y alguna ampolla en el área tratada que se cura en pocos días. El paciente puede volver a casa a la media hora del tratamiento.

Leer también [Terapia con ultrasonido: las ondas sonoras para transferir energía]

POSIBLES EFECTOS SECUNDARIOS

La crioterapia suele implicar un mínimo riesgo de complicaciones y efectos secundarios, que habitualmente son leves y bien tolerados. De manera similar a otras técnicas que implican la destrucción de tejidos, existe un cierto riesgo de formación de cicatrices y lesión del tejido sano de alrededor de la lesión. Otros efectos secundarios son: la formación de ampollas (frecuente), sangrado (infrecuente), infección (infrecuente) y alteración en la coloración de la piel (infrecuente). Tiene que consultar al médico si la herida supura, hace mucho dolor y/o si tiene fiebre.