Empresario exitoso, emplea buenos hábitos para lograrlo

0
626
empresario exitoso
empresario exitoso
Suscribete Gratis y Descarga 4 diarios en PDF - Fonavista - Pension
Emplea buenos hábitos para ser un empresario exitoso Suscribete Gratis y Descarga 4 diarios en PDF 

El empresario exitoso y los emprendedores más efectivos se ven a sí mismos como un activo. Continuamente invierten en ellos y en su futuro con educación continua y auto mejoramiento. Emplea buenos hábitos, algunas de estos son:

Es muy importante pararnos a escuchar nuestro yo interior a fin de tomar adecuadas decisiones

Planear su día: La primera cosa por la mañana es ver tu calendario y priorizar tus actividades. Si trabajas mejor en cierto momento del día, bloquea esas horas para trabajar en silencio. A veces es mejor por las mañanas, así que trata de apartar al menos 90 minutos para hacer tus cosas antes de que las distracciones comiencen. Mientras estás en eso, programa pequeños descansos a lo largo del día para comer algo saludable y tener energía.

El empresario exitoso:

Trabaja y desarrolla la parte más profunda de ti: Aunque parezca complicado por el tipo de vida que tenemos, es muy importante pararnos a escuchar nuestro yo interior, dejando a un lado aquellos sucesos externos que nos afectan, aunque sean banales. Generar y disponer de un combustible positivo en nuestro interior, nos permitirá conseguir todo aquello que nos proponemos.

Microempresarios
Microempresarios

No revisar tu email de inmediato: Es difícil no revisar tu smartphone al despertar y ver quién te ha intentado contactar. Mirar con frecuencia tu correo es una distracción de lo que deberías evitar por las mañanas. Trata de esperar hasta las 9 o 10 a.m. para hacerlo, al menos hasta que hayas completado una de las cosas urgentes. Si trabajas en un proyecto importante, trata de no revisar tu email más de tres veces al día.

No veas problemas, busca soluciones: Los problemas van a aparecer en algún momento, por lo que, debemos aprender a ser creativos con las soluciones y no conformarnos con la primera solución que se nos plantee, sino escuchar a otras personas y pensar.

No veas problemas, busca soluciones
No veas problemas, busca soluciones

Recuerda tu propósito: Tómate algunos momentos antes de iniciar tu día laboral para recordar las metas de la empresa. Piensa en tu cliente y en qué áreas de tu negocio hay mayor rentabilidad. A veces nos enfocamos en otras cosas y se nos olvida lo que nos trae la felicidad y ganancias.

Haz una cosa a la vez: Vivimos en un mundo que alaba el multitasking. Desafortunadamente, cuando tienes demasiadas cosas que hacer, te puedes distraer con interrupciones y fallos sin importancia. Para ser productivo y efectivo, prioriza, delega cuando sea posible y enfócate.

Visualiza:

Puedes sentirte algo tonto, pero cierra tus ojos e imagina el éxito. Piensa cómo te sentirás cuando alcances tus metas. La visualización es una herramienta poderosa y puede ayudarte a tener tus aspiraciones hasta adelante. También puede poner una imagen de lo que te gustaría lograr.

Di “no” de vez en cuando: Los emprendedores sienten una presión especial para aceptar cualquier oportunidad que venga hacia ellos. De cualquier manera, no toda oportunidad te beneficiará a ti o a tu negocio. El tiempo es la comodidad más valiosa. Sé selectivo respecto a lo que aceptes hacer.

Valora tu tiempo: A diferencia del dinero, el tiempo es un recurso no renovable. Cuida tu tiempo y dedícalo a hacer cosas importantes para ti y tu empresa. Evita las distracciones cuando sea posible. Aunque facilites o atiendas a una junta online o en persona, aclara el tiempo de inicio o final. Cuando alguien pida una cita o una consulta contigo, trata de preguntar desde antes en qué puedes ayudarlos para que investigues.

Leer también:

Ideas de dinero para personas introvertidas

Delegar: Cuando te satures de actividades o no puedas encontrar una solución, contrata a alguien para que te ayude.

Escuchar: Cuando hables con un empleado o colega, ten en cuenta que toma tiempo entender lo que te están diciendo. Los líderes que saben escuchar efectivamente evitan los conflictos y prácticamente no piden aclaraciones después.

Muestra gratitud:

Hazlo un hábito diario sentarte y agradecer las oportunidades que te han dado y las cosas que has logrado hasta ahora. Recordar tus éxitos pasados te mantendrá enfocado, presente y productivo.

No estés sentado la mayor parte del tiempo: Esta rutina de estar en el coche y en el escritorio puede ser mala para tu salud. Los estudios muestran que esto aumenta los riesgos de diabetes, enfermedades del corazón y ciertos tipos de cáncer y obesidad. Sin importar cuándo, tómate unos minutos para levantarte y realizar alguna actividad cada hora. Es bueno para tu cuerpo y mente.

Relacionarse con todo el mundo. Las relaciones son una de las piezas clave y fundamentales en nuestras vidas. La unión y conexión entre personas permiten generar confianza, afecto y respaldo. Debemos trabajar la influencia positiva que trasladamos a todas estas relaciones. Como en cualquier aspecto de la vida, siempre es mejor ir acompañado que en solitario.