Cómo emprender vendiendo ropa online

0
770
Cómo emprender vendiendo ropa online
Cómo emprender vendiendo ropa online

De seguro has visto muchas páginas de venta de ropa y accesorios en internet y en redes sociales. Este rubro es muy popular para los jóvenes emprendedores que aprovechan las nuevas tecnologías para exhibir y vender productos de moda sin la necesidad de invertir en gastos de alquiler de tiendas y contrato de personal.

Aprovechen las nuevas tecnologías para exhibir y vender productos de moda

Las redes sociales permiten un nivel de comunicación con los clientes más constantes, cercanos y con mayores posibilidades de conocer sus tendencias y preferencias de consumo. Iniciarte en este negocio no es una tarea tan difícil, todo depende del tipo de producto, promoción y tipo de público que elijas.

RECOMENDACIONES

  1. Selecciona qué tipo de productos vas a vender en tu tienda de ropa online

Debes saber quiénes serán tus clientes potenciales. No es lo mismo que tu tienda de ropa esté destinada a mujeres jóvenes, que, si vas a montar una tienda de ropa online tipo almacén, con diferentes departamentos o si vas a ofrecer tus productos a toda una familia.

Aunque también es posible que tu idea sea especializarte en una categoría de producto específica. De hecho, la segmentación de mercado es fundamental para lograr el éxito con tu tienda online.

Lo principal es que tengas bien definido a quién quieres venderle y qué productos consideras que necesita (para conocer esta información hay que hacer un estudio de mercado). Otra cuestión son las tallas. En cuanto a la ropa, es siempre es un problema comprar una prenda sin habérsela probado antes. Es por eso que debes tener especificadas las tallas de cada elemento.

  1. Prueba el dropshipping si no quieres tener mucho stock

Si ya sabes lo que vas a vender, y también tienes claras las categorías que van a configurar tu tienda de ropa online, llega el momento de buscar productos de calidad para vender en tu tienda online. Pero desgraciadamente esto supone una inversión inicial elevada. Si no cuentas con un gran presupuesto de partida, puedes comenzar tu actividad haciendo dropshipping (lo cual te evita comprar los productos por adelantado).

Gracias al dropshipping, puedes vender muchos modelos, de diferentes colores y tallas, sin que tengas que invertir demasiado dinero al principio.

vendiendo ropa online
vendiendo ropa online
  1. Comparte imágenes de gran calidad y trabaja con intensidad las fichas de producto:

Recuerda que los productos que vendes en tu tienda de ropa online no pueden ser ni tocados ni probados. Si ya es difícil decidirse por una prenda en una tienda física, imagínate en el comercio electrónico.

Por esa razón, para cada producto debes contar con galerías de fotos espectaculares, de la mejor calidad y completas. Procura que siempre existan, como mínimo, 5 fotografías del producto, tomadas desde diferentes ángulos, como pueden ser: frente, costados, detrás, en uso y con sus complementos.

Aprovecha asimismo esta oportunidad para crear combinaciones entre tus prendas, y muestra un look completo para que el cliente no sólo se interese en una prenda, si no en un conjunto. Considera que así le das a la persona que quiera uno de tus productos una idea de cómo utilizarlos.

Leer también:

Sepa cómo impulsar negocios de comercio electrónico

  1. Sé creativo para enviar las prendas de tu tienda online 

Tanto la ropa como los accesorios y el calzado también se consideran productos frágiles, así que el empaque en el que tu producto va a ser enviado al cliente debe ser impecable y resistente a los golpes o maltratos que puede sufrir en el traslado. Considera esta oportunidad para mostrarle a tu cliente que te importa y que no solo le vas a enviar el producto que quiere. Además, se lo vas a hacer llegar a través de un envoltorio o un paquete que le hará recordar qué tienda de ropa fue la que eligió.

  1. Haz liquidaciones de temporada

Otra de las dificultades que te puedes encontrar cuando empiezas a comprender cómo montar una tienda online de ropa es el stock. Si vas acumulando prendas de diferentes temporadas, llegará un momento en el que no tendrás dónde guardar tanta ropa. Por no hablar de todo el capital que mantienes inmovilizado.

Por eso es básico liquidar los restos de otras temporadas, para poder seguir comprando las nuevas colecciones que los fabricantes sacan cada temporada. Además, son muchos los compradores que solo hacen sus pedidos en esos períodos de liquidación o de descuentos especiales. Así que aprovecha estos períodos especiales de promoción para atraer a nuevos clientes.