Biorretroalimentación: relaja los músculos y alivia el dolor

0
120
Felicidad
Felicidad

La biorretroalimentación es una técnica que puedes usar para aprender a controlar algunas de las funciones corporales, como la frecuencia cardíaca. Durante la biorretroalimentación, te conectan a sensores eléctricos que te ayudan a recibir información acerca de tu cuerpo.

Terapia puede eliminar la necesidad de medicamentos nocivos o corrección quirúrgica

biorretroalimentación
biorretroalimentación

Esta retroalimentación te ayuda a concentrarte en realizar cambios sutiles en el cuerpo, como relajar determinados músculos, para lograr los resultados que deseas, como aliviar el dolor. Básicamente, la biorretroalimentación te da la posibilidad de usar la mente para controlar el cuerpo, a menudo para recuperarte de una enfermedad o mejorar el rendimiento físico.

TIPOS DE BIORRETROALIMENTACIÓN

  • Frecuencia cardíaca: los sensores se ubican en el dedo, en el lóbulo de la oreja, en el pecho, en las muñecas o en la parte inferior del torso, ayudan a medir la frecuencia cardíaca, variaciones que pueda presentar y también cambios en el volumen de la sangre.
  • Respiración: los sensores se colocan en una banda alrededor del pecho y el abdomen para controlar la frecuencia respiratoria y el patrón de respiración.
  • Ondas cerebrales: los sensores se ponen en el cuero cabelludo y con ayuda de un electroencefalógrafo se controlan las ondas cerebrales.
  • Temperatura: los sensores ayudan a medir la circulación de la sangre hacia la piel, se ponen en los pies o en los dedos, medir la temperatura nos ayuda a saber si estamos con estrés pues se baja la temperatura corporal.
  • Contracción muscular: los sensores se ubican sobre los músculos y con la ayuda de una electromiografía, se controla la actividad eléctrica que produce la contracción.

INDICACIONES

Hay una amplia gama de condiciones que la biorretroalimentación puede monitorear y ayudar a tratar. Estos incluyen condiciones físicas, mentales y emocionales, que incluyen, pero no se limitan a:

  • Ansiedad o estrés
  • Asma
  • Trastorno por déficit de atención e hiperactividad
  • Efectos secundarios de la quimioterapia
  • Dolor crónico
  • Estreñimiento
  • Incontinencia fecal
  • Fibromialgia
  • Dolor de cabeza
  • Presión arterial alta
  • Síndrome de colon irritable
  • Enfermedad de Raynaud
  • Zumbido en los oídos (Tinnitus)
  • Accidente cerebrovascular
  • Trastorno de la articulación temporomandibular
  • Incontinencia urinaria

BENEFICIOS

Hay varios beneficios por participar en tratamientos de biorretroalimentación. Como una forma no invasiva de monitorear diferentes aspectos del cuerpo y determinar dónde se deben hacer los cambios en el movimiento muscular, la biorretroalimentación puede mejorar la función. En muchos casos, los tratamientos de biorretroalimentación pueden incluso eliminar la necesidad de medicamentos nocivos o corrección quirúrgica, ya que proporcionan información imprescindible sobre la raíz del problema. Al hacerlo, nuestros fisioterapeutas pueden diseñar planes de tratamiento especializados para tratar el problema en su núcleo.

Los tratamientos de biorretroalimentación también han sido útiles para las mujeres que tal vez no puedan tomar ningún medicamento debido al embarazo. Los tratamientos son una forma segura, natural y efectiva de aliviar el dolor y recuperar la función óptima de su cuerpo. En general, los tratamientos de biorretroalimentación son una excelente manera de proporcionar recuperación de una gran cantidad de afecciones, enfocándose en el control del cuerpo y permitiéndole sentirse más en control de su salud.

Leer también [Minsa lanza alerta epidemiológica]

SESIÓN

Durante la sesión, el terapeuta te conectará sensores en diferentes partes del cuerpo, depende de lo que necesites y del tipo de terapia que vayan a aplicar. Estos sensores que ayudan a vigilar y controlar las ondas cerebrales, la respiración, la frecuencia cardíaca, la temperatura de la piel y la tensión muscular.  Con esta terapia se busca que controles o modifiques tus reacciones fisiológicas, cambiando tu comportamiento, emociones y mentalidad.

Por ejemplo, si tienes algún dolor muscular, con esta terapia podrás detectar cuáles son los músculos tensos que provocan el dolor y mediante cambios físicos aprenderás a relajar esos músculos para aliviar el dolor. La duración de una sesión puede ser entre 60 minutos a 90 minutos, la cantidad de sesiones depende de la patología a tratar y la capacidad que tengas para controlar y modificar tus respuestas físicas.

RESULTADOS

Si la biorretroalimentación resulta ser eficaz para ti, podría ayudarte a controlar los síntomas de tu enfermedad o a reducir la cantidad de medicamentos que tomas. Con el tiempo, podrás practicar las técnicas de biorretroalimentación que aprendiste por tu cuenta. Pero no dejes el tratamiento para tu trastorno sin consultar con tu equipo de atención médica.