Aprende a organizar bien tus finanzas personales

0
129
finanzas personales
finanzas personales

Muchas veces las personas dejan de organizar sus finanzas personales, cuando esto es tan importante como planificar la agenda de trabajo u organizar unas vacaciones. Este es un informe de la agencia de noticias Andina.

Te brindamos 6 consejos claves a fin que no despilfarres tu dinero

Sin duda, el proceso de planificación, ordenar los ingresos y egresos, suele ser un poco tedioso si no tomamos conciencia de que mejorar la gestión de nuestro dinero nos dará grandes recompensas, como por ejemplo ahorrar una cantidad de dinero o determinar los gastos más importantes que tenemos mensualmente.

Leer también [¿No te alcanza el dinero? evita los “Gastos Hormiga”]

Desde Finanzas en Simple, una iniciativa de Equifax que busca brindar información útil y práctica para gestionar las finanzas personales, se detallan 6 consejos concretos para que puedas llevar un control efectivo, tomar decisiones acertadas y responsables a la hora de gestionar tus ingresos, gastos y ahorros, y no morir en el intento.

 

  1. Toma conciencia y planifica. Es fundamental que entiendas la importancia de gestionar adecuadamente tus finanzas personales, tomar conciencia y decidir planificar es el primer paso para que puedas estar motivado y comiences a ordenar la administración de tu dinero. Solo así podrás llegar a tus objetivos propuestos y cumplir tu meta mes a mes.
  2. Prioriza gastos. Comienza con una priorización de gastos fijos, estos están usualmente relacionados a la alimentación, vivienda y servicios básicos. Luego evalúa si hay gastos que se pueden postergar y hacerlos más adelante. Solo así podrás saber cuánto dinero tienes comprometido y cuánto puedes gastar o ahorrar mensualmente.
  3. Gastos hormiga. Si ya identificaste los gastos fijos que tienes mes a mes, no olvides incluir en estos un presupuesto para transportes, salidas, café o comidas fuera de casa, todo esto son llamados los ‘gastos hormiga’, que son pequeñas salidas de dinero que, sino controlas, pueden sumar una fuerte cantidad de dinero. Por ello, agrupa todos estos gastos y define un presupuesto para ello y ¡recuerda! No sobrepasar ese límite.
  4. Ahorrar cuesta. El ahorro es doloroso, recuerda que el  concepto del ahorro es dejar de consumir hoy para hacerlo mañana y eso cuesta esfuerzo, dedicación y perseverancia para no caer en gastos innecesarios. Lo recomendable es que puedas ahorrar el 20% de los ingresos, si no puedes comenzar con ese monto inicia con el 10% de tus ingresos y vaya aumentando el monto según tus posibilidades, así cada mes verás tu dinero extra crecer y estarás motivado.
  5. Busca un ingreso extra. Si llegas a fin de mes con las justas y no tienes dinero para ahorrar, intenta buscando un ingreso extra para que puedas completar tus objetivos de ahorro. Si no obtienes un ingreso extra, puedes ajustar tus gatos para que tengas un poco de dinero destinado exclusivamente al ahorro.
  6. Vigila el uso de tarjetas de crédito. Si bien es recomendable el uso de la tarjeta de crédito para gastos del día a día, porque se lleva un conteo más detallado de lo que se consume, hay que tener cuidado porque vamos a tener más disposición de efectivo, pero eso no significa que podamos gastarlo, ese efectivo debe guardarse para el pago a fin de mes y así evitar caer en morosidad. Recuerda revisar tu historial crediticio ingresando a https://soluciones.equifax.com.pe

Leer también [¿Estás en crisis financiera?… Aquí te decimos cómo reinventarte]

OTROS DATOS:

EVITA EXCEDERTE EN TU PRESUPUESTO MENSUAL

Es fundamental planificar los gastos con la finalidad de evitar sobrepasar el presupuesto mensual y caer en deudas difíciles de sobrellevar, señaló Caja Piura. En ese sentido, la entidad financiera mencionó tres gastos que se pueden evitar para no excederse del presupuesto del mes.

  • Cuidado con las ofertas:evitar comprar de manera emocional solo por ver un descuento o porque le gusta, es mejor preguntarse antes si es necesario.
  • Controlar los consumos: satisfacer antojos o gustos generan gastos que se deben medir.
  • Cuidar la línea de crédito: controlar el uso o abuso de las tarjetas para manejar los gastos de acuerdo al presupuesto.