Valeriana: El milagro contra la ansiedad y el insomnio

0
64
Valeriana
Valeriana

La valeriana (Valeriana officinalis) es, sin duda, el tranquilizante natural más conocido. Su principal uso está relacionado con los trastornos del sueño y su consumo es habitual, sobre todo, entre quienes padecen insomnio.

Conoce los beneficios de esta planta para la buena salud

Para la elaboración de los productos que contienen dicha planta, lo que se emplea en la preparación es el aceite esencial que se obtiene de su raíz y que posee una potente acción sedante.

PROPIEDADES Y BENEFICIOS

  • Sedante natural: Es una de las hierbas medicinales más adecuadas para el tratamiento de los problemas nerviosos como ansiedad, estrés e insomnio. Es tranquilizante, hipnótica y sedante del sistema nervioso.
  • Antidepresivo natural: Es perfecta para quienes sufren de un cuadro leve a moderado de depresión.
  • Antiinflamatorio y analgésico: Es muy recomendada para calmar dolores de cabeza, diferentes tipos de cefalea y algunos dolores musculares.
  • Trastornos digestivos: Favorece la eliminación de gases y calma retorcijones de tipo intestinal. Es muy efectiva para cualquier tipo de cólico, mejora la constipación y otros problemas digestivos como inflamación.
  • Heridas externas e inflamaciones: El tratamiento se realiza con paños mojados y a los pocos días de comenzarlo se minimizan los rastros de dolor o ardor.
  • Ayuda eliminar los síntomas de la ansiedad: Contribuye a equilibrar el sistema nervioso, equilibra la presión arterial y baja las taquicardias.
  • Promueve el buen descanso: Es el remedio natural más conocido para solucionar el insomnio. Gracias a sus propiedades relajantes, logra mantener bajos los niveles de estrés y ayuda a la relajación.

CONSUMO DE LA VALERIANA

Aunque es un producto de origen natural, la valeriana se debe consumir con precaución y en las dosis recomendadas para cada caso. Como ocurre con otras plantas, una ingesta excesiva puede conducir a efectos secundarios indeseados. Hoy en día la puedes encontrar en las siguientes presentaciones:

  • En cápsulas: se debe ingerir la dosis recomendada por un especialista, según las características y necesidades de cada paciente. Para poder dormir, se debe tomar media hora antes de ir a la cama y con un máximo de dos horas.
  • En extracto seco y fluido: en el caso del fluido, viene en forma de gotas.
  • Como aceite esencial: es la opción más popular y recomendada, porque surge de la raíz de la planta. También se puede usar mediante un difusor aromático en el dormitorio o junto a la almohada; consultar con un profesional para evaluar posibles alergias respiratorias ante sus compuestos.
  • En infusión: es la opción más natural, ya que se pueden tomar algunas hojas de la valeriana que tenemos en el jardín o patio. Se añaden a una taza con agua caliente, que se debe dejar reposar al menos cinco minutos. Por lo general, se recomienda no beber más de tres infusiones por día, pero el médico podría reducir esta dosis todavía más.

Leer también [Conoce los beneficios de dormir al menos 7 horas]

CONTRAINDICACIONES

Alcohol:

El alcohol es un depresor del sistema nervioso central, por ello, al mezclarse pueden provocar un exceso de sedación provocando fuerte somnolencia.

Antidepresivos, antiepilépticos y somníferos:

Está contraindicada en personas que están tomando medicamentos sedantes o que afectan al sistema nervioso central, como las benzodiacepinas o los antiepilépticos. Sin embargo, no hay problema con combinarla con otras plantas de propiedades similares como la melisa, amapola de California, pasiflora, manzanilla, etc.

Embarazo y lactancia:

La valeriana no se aconseja durante el embarazo, ni en la lactancia, ya que se excreta a través de la leche materna. Tampoco en niños menores de tres años, debido a su efecto hipnótico. Hay otras alternativas que no presentan ningún efecto secundario, por ejemplo, en niños es mucho mejor el extracto no alcohólico de avena, al igual que en la lactancia es mejor la melisa. Para embarazadas podría valer cualquiera de los dos.

Al conducir puede causar somnolencia:

Uno de los efectos secundarios de la valeriana es la somnolencia. Las personas que deben realizar trabajos que requieran atención, manejar maquinaria peligrosa o conducir vehículos, deben de tener en cuenta esto para ajustar dosis y número de tomas.

Posibles reacciones digestivas adversas:

A altas dosis, en tratamientos crónicos o en individuos especialmente sensibles se pueden dar, ocasionalmente, reacciones adversas de tipo digestivo, como nauseas, gastritis o diarreas. También otras neurológicas, como cefaleas y nerviosismo y osteomusculares, como miastenia.

Posible resaca:

Se alude a un posible efecto resaca después de un consumo continuado de altas dosis de valeriana. Efecto que, en contados casos, podría acompañarse de cierto grado de confusión y aumento de la frecuencia cardíaca.

Preguntado por un posible efecto adictivo, no crea adicción, se puede tomar durante un periodo amplio de tiempo, pero como todo en su justa medida. Su recomendación es no tomarla un periodo superior a los 10-12 días.