Reconocido actor Jonah Hill busca priorizar su salud mental

0
144
Jonah Hill
Jonah Hill

El actor, Jonah Hill, de Hollywood popular por sus papeles en “Django desencadenado” o “No mires arriba”, ha decidido dejar de promocionar sus películas para “proteger” su salud mental.

Revela que se encuentra en una constante lucha contra la ansiedad

Jonah Hill, de 38 años, no acudirá a eventos públicos ni aparecerá en medios de comunicación para difundir sus nuevas producciones porque estas situaciones aumentan sus “ataques de ansiedad”, así lo explicó intérprete en una carta abierta publicada por el medio especializado Deadline.

No me veréis por ahí promocionando esta película, ni ninguna de mis próximas películas, mientras doy este importante paso para protegerme”, argumenta el intérprete.

La película a la que se refiere es Slutz, un documental que dirige y protagoniza y en el que conversa con su terapeuta sobre los ataques de pánico con los que lleva lidiando 20 años.

De su carta, se puede entender que esto dista de ser una decisión puntual que afecte solo a este proyecto. Hill tampoco promocionará la comedia de Netflix, “You People”, que ha producido, coescrito y protagonizado.

Leer también [Andrés Hurtado: “Yo no fui ni siquiera por un sol”]

SLUTZ EL DOCUMENTAL

Slutz, que será presentado en distintos festivales este otoño, analiza precisamente el peso de la presión que sufren las caras conocidas de la industria del cine y cómo les afecta personalmente.

El intérprete lo describe como “un viaje de autodescubrimiento” que espera “sirva de terapia y aporte herramientas a una audiencia amplia”. A pesar de sus problemas relacionados con la salud mental, el actor estadounidense se mostró motivado con el devenir de su carrera en la gran pantalla y afirmó que no dejará de trabajar “mientras lucha contra la ansiedad”.

Jonah Hill es famoso por su vida cómica, pero es un actor respetado. Ha sido nominado al Oscar dos veces por sus papeles en Moneyball y El lobo de Wall Street y su primera película como director. En los 90, fue recibido con críticas positivas.

Generalmente me abochornan este tipo de cartas o comunicados”, explica Hill en su escrito, “pero entiendo que soy uno de los pocos privilegiados que pueden darse el lujo de tomarse un tiempo libre. No perderé mi empleo mientras trabajo en mi ansiedad. Con esta carta y con Stutz espero hacer más normal que la gente hable y actúe con este tipo de cosas para que puedan dar pasos para sentirse mejor y para que las personas en sus vidas puedan entender sus problemas con mayor claridad. Espero que el trabajo hable por sí mismo”.

 

PRÓXIMO PROYECTO

El gesto de Jonah Hill ha hecho que se hable de su próximo proyecto, pero sobre todo de salud mental, en un entorno poco dado a hacerlo como Hollywood. Sin embargo, no es el único que ha dado un paso al frente en los últimos tiempos. Hace apenas unas semanas, Shawn Mendes cancelaba su gira Wonder: The World Tour por problemas de salud mental. Lo mismo hizo Adele con su show en Las Vegas.

La cantante reconoció en una reciente entrevista haber ido a terapia para superar un bache emocional. En los últimos años, el tabú que envuelve la salud mental se está agrietando y son muchos los famosos que han reconocido sus problemas. Desde Demi Lovato a Catherine Zeta Jones, ambas diagnosticadas con trastorno bipolar, hasta los ataques de pánico que han confesado sufrir Emma Stone o Reese Witherspoon.

A ellos se suma Tom Holland, quien recientemente anunció que abandonará las redes sociales priorizando su salud mental. El popular actor subió un video de tres minutos de duración para despedirse de sus fans, anunciando su decisión de eliminar de su teléfono las aplicaciones Twitter e Instagram.

Leer también [Sinfónico lamenta la muerte de Maestro Yek]

“Pedir ayuda no debería ser algo que nos avergonzara, pero es algo mucho más fácil de decir que de hacer”. Contó allí que había estado ausente de las redes durante varias semanas y aclaró que hacía esta aparición momentánea para compartir que las redes perjudicaban su salud mental, especialmente cuando leía cosas sobre sí mismo.