Misterios del coronavirus que intentan resolver los especialistas

0
43
Coronavirus
Coronavirus

A fines de diciembre de 2019, surgieron informes de una misteriosa neumonía en Wuhan, China, una ciudad de 11 millones de personas en la provincia sudoriental de Hubei. La causa, determinaron rápidamente los científicos chinos, fue un nuevo coronavirus relacionado de forma distante con el virus del SARS que había surgido en China en 2003, antes de propagarse a nivel mundial y matar a casi 800 personas.

Conoce un poco más sobre el origen de este temible virus y qué es lo vienen haciendo los médicos para encontrar una cura

Seis meses más tarde y más de diez millones de casos confirmados, la pandemia de COVID-19 se ha convertido en la peor crisis de salud pública en un siglo. Más de 500.000 personas han muerto en todo el mundo. También ha catalizado una revolución en la investigación, ya que científicos, médicos y otros académicos han trabajado a una velocidad vertiginosa para comprender COVID-19 y el virus que lo causa: SARS-CoV-2.

Han aprendido cómo el virus ingresa y secuestra las células, cómo algunas personas luchan contra él y cómo finalmente mata a otras. Han identificado medicamentos que benefician a los pacientes más enfermos, y se están preparando muchos más tratamientos potenciales. Han desarrollado cerca de 200 vacunas potenciales, la primera de las cuales podría probarse ser efectiva para fin de año

Pero por cada idea de COVID-19, surgen más preguntas y otras persisten. Así es como funciona la ciencia. Para conmemorar seis meses desde que el mundo se enteró por primera vez de la enfermedad responsable de la pandemia, la revista científica Nature analiza algunas de las preguntas clave para las que los investigadores aún no tienen respuestas.

¿POR QUÉ LAS PERSONAS RESPONDEN DE MANERA TAN DIFERENTE?

Uno de los aspectos más llamativos de COVID-19 son las marcadas diferencias en las experiencias de la enfermedad. Algunas personas nunca desarrollan síntomas, mientras que otras, algunas aparentemente sanas, tienen neumonía grave o incluso mortal.

Las diferencias en el resultado clínico son dramáticas”, sostiene Kári Stefánsson, genetista y director ejecutivo de DeCODE Genetics en Reykjavik, cuyo equipo está buscando variantes de genes humanos que puedan explicar algunas de estas diferencias.

¿CUÁL ES LA NATURALEZA DE LA INMUNIDAD Y CUÁNTO DURA?

Los investigadores aún no saben qué nivel de anticuerpos neutralizantes se necesita para combatir la reinfección por SARS-CoV-2, o al menos para reducir los síntomas de COVID-19 en una segunda enfermedad.

Los inmunólogos están trabajando febrilmente para determinar cómo podría ser la inmunidad al SARS-CoV-2 y cuánto tiempo podría durar. Gran parte del esfuerzo se ha centrado en los “anticuerpos neutralizantes”, que se unen a las proteínas virales y evitan directamente la infección. Los estudios han encontrado que los niveles de anticuerpos neutralizantes contra el SARS-CoV-2 permanecen altos durante algunas semanas después de la infección, pero luego comienzan a disminuir.

Sin embargo, estos anticuerpos pueden permanecer en niveles altos durante más tiempo en personas que tenían infecciones particularmente graves. “Mientras más virus, más anticuerpos y más durarán”, asegura el inmunólogo George Kassiotis del Instituto Francis Crick en Londres. Se han observado patrones similares con otras infecciones virales, incluido el SARS (síndrome respiratorio agudo severo). La mayoría de las personas que tenían SARS perdieron sus anticuerpos neutralizantes después de los primeros años. Pero aquellos que lo tenían realmente severamente aún tenían anticuerpos cuando se volvieron a analizar 12 años después.

¿HA DESARROLLADO EL VIRUS ALGUNA MUTACIÓN PREOCUPANTE?

Las versiones del coronavirus identificadas al comienzo de los brotes en puntos calientes como Lombardía en Italia o en Madrid, por ejemplo, podrían parecer más letales que los encontrados en etapas posteriores o en otros lugares.

Todos los virus mutan a medida que infectan a las personas, y el SARS-CoV-2 no es una excepción. Los epidemiólogos moleculares han utilizado estas mutaciones para rastrear la propagación global del virus. Pero los científicos también están buscando cambios que afecten sus propiedades, por ejemplo, haciendo que algunos linajes sean más o menos virulentos o transmisibles.

¿QUÉ TAN BIEN FUNCIONARÁ UNA VACUNA?

Con los gobiernos y la industria inyectando miles de millones en el desarrollo, prueba y fabricación de vacunas, según los científicos, una vacuna podría estar disponible en un tiempo récord, simplemente podría no ser completamente efectiva.

Una vacuna efectiva podría ser la única forma de salir de la pandemia. Actualmente hay aproximadamente 200 en desarrollo en todo el mundo, con alrededor de 20 en ensayos clínicos. Los primeros ensayos de eficacia a gran escala para determinar si alguna vacuna funciona comenzarán en los próximos meses. Estos estudios compararán las tasas de infección por COVID-19 entre las personas que reciben una vacuna y las que reciben un placebo

Pero ya hay pistas en los datos de estudios en animales y ensayos en humanos en etapas tempranas, principalmente pruebas de seguridad. Varios equipos han llevado a cabo “pruebas de desafío” en las que los animales que reciben una vacuna candidata están expuestos intencionalmente al SARS-CoV-2 para ver si puede prevenir la infección.

¿CUÁL ES EL ORIGEN DEL VIRUS?

La mayoría de los investigadores están de acuerdo en que el coronavirus SARS-CoV-2 probablemente se originó en murciélagos, específicamente murciélagos de herradura.

Este grupo alberga dos coronavirus estrechamente relacionados con el SARS-CoV-2. Uno, llamado RATG13, se encontró en murciélagos de herradura intermedios (Rhinolophus affinis) en la provincia suroccidental china de Yunnan en 2013. Su genoma es 96% idéntico al del SARS-CoV-2.

La siguiente coincidencia más cercana es RmYN02, un coronavirus encontrado en murciélagos de herradura malaya (Rhinolophus malayanus), que comparte el 93% de su secuencia genética con SARS-CoV-2.