Lago Titicaca: reducción de sus aguas bajó hasta 56 centímetros por falta de lluvias

0
315

Es el lago más importante del Perú, fuente vital para la subsistencia de los habitantes de Puno, experimenta una reducción sin precedentes en su nivel de agua

El Lago Titicaca, uno de los cuerpos de agua más significativos de Perú, está enfrentando una crisis sin precedentes. El nivel del lago ha experimentado una disminución alarmante de 56 centímetros, y lo más preocupante es que esta situación podría empeorar de manera significativa. El lago desempeña un papel vital en el sustento de aproximadamente el 70% de la población de Puno, ya que la vida de estas comunidades depende en gran medida de las precipitaciones y el caudal proveniente de este majestuoso cuerpo de agua. Esta crisis plantea serios desafíos para la sostenibilidad de la región y sus habitantes.

La evidencia proporcionada por dos imágenes satelitales de la plataforma Global Forest Watch ha revelado una disminución preocupante del nivel del agua en la región de Puno y en la ciudad fronteriza con Bolivia, Desaguadero. Estas imágenes comparan el nivel del agua con los registros del año anterior y muestran que se encuentra notablemente por debajo del promedio histórico.

Senamhi indicó que en la temporada 2022-2023 las precipitaciones disminuyeron en un 49%, respecto al promedio histórico.

Sixto Flores Sancho, jefe de la oficina del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) en Puno, ha confirmado que desde abril hasta la fecha se ha registrado una disminución de 59 centímetros en la altura del Lago Titicaca. Las perspectivas son desalentadoras, ya que se estima que esta reducción podría llegar a los 99 centímetros antes de que termine el año. 

A pesar de que en años anteriores, como en 2015 y 2016, se registraron descensos en los niveles de muchas lagunas del sur del país debido al Fenómeno de El Niño, lo que genera preocupación en esta ocasión es que la disminución del nivel del agua comenzó casi tres meses antes de lo habitual. Normalmente, se espera que la reducción de los niveles de agua comience en diciembre o, en el peor de los casos, en noviembre. 

Es cierto que el Lago Titicaca es compartido por Perú y Bolivia, por lo que la preocupación por la disminución de sus niveles de agua afecta a ambos países. Desde la perspectiva boliviana, la situación se torna aún más preocupante. Vladimir Gutiérrez Loza, un ambientalista y profesor de la Universidad Mayor de San Andrés, ha lanzado una advertencia alarmante al afirmar que el Lago Titicaca “está destinado a secarse”.

No es la primera vez, pero es la más preocupante

La situación actual en el Lago Titicaca es verdaderamente alarmante y podría superar los eventos naturales registrados entre 1941 y 1945, cuando la región experimentó fenómenos similares.

Un estudio reciente que analizó imágenes de satélite desde 1992 hasta 2020 ha revelado una realidad preocupante: el Lago Titicaca está perdiendo aproximadamente 120 millones de toneladas métricas de agua cada año. Esta disminución se atribuye principalmente a cambios en los patrones de lluvia y al proceso natural de escorrentía, que es la forma en que el agua fluye sobre la superficie de la tierra debido a las precipitaciones. En los últimos 22 años, se estima que el nivel del Lago Titicaca ha disminuido en 2,2 metros. 

Puedes leer:

Momias no humanas: Entidades científicas peruanas no lo validan