Guatemala: protestas se mantienen firmes y apuran a Giammattei

0
381
Guatemala: protestas se mantienen firmes y apuran a Giammattei
Guatemala: protestas se mantienen firmes y apuran a Giammattei

Los manifestantes hacen retroceder a los antidisturbios y prolongan las protestas que exigen la renuncia de la fiscal general y el presidente

El presidente saliente de Guatemala, Alejandro Giammattei, ha cumplido su advertencia de emplear la fuerza pública para despejar los bloqueos que se han extendido en varias rutas del país durante los últimos diez días. Estas protestas se han originado como una demanda para la renuncia de la fiscal general, Consuelo Porras, a quien los manifestantes acusan de obstaculizar la toma de posesión de Bernardo Arévalo, el ganador de las elecciones.

Las fuerzas antidisturbios se enfrentaron el martes a la resistencia de miles de ciudadanos que persisten en sus demandas y buscan que se respeten los resultados electorales. Durante la jornada, se produjeron intercambios de acusaciones entre Giammattei y el presidente electo, quien ha calificado la situación como un intento de “golpe de Estado” en su contra. Ambos discuten sobre quién es el responsable de poner fin a la crisis.

Al final del día, Giammattei emitió un mensaje en el que invitó a Arévalo a proponer una “tregua” y a instar a los manifestantes a desocupar las carreteras debido a la escasez de suministros en los hospitales y los obstáculos para el paso de ambulancias, lo que ha llevado a la pérdida de vidas. Sin embargo, se ha documentado en los medios de comunicación que en varios bloqueos se permite el paso de médicos, alimentos y otros productos esenciales.

Controversial

En su mensaje, Giammattei criticó la aparente falta de voluntad de Arévalo para participar en un diálogo con la mediación de la Organización de Estados Americanos (OEA) con el fin de buscar soluciones a la crisis política que afecta al país. Además, lo señaló por no asumir “su responsabilidad en los bloqueos“. Por su parte, en su intervención ante el Consejo Permanente de la OEA, el ganador de las elecciones recientes (la segunda vuelta se llevó a cabo en agosto) expresó que las autoridades de las comunidades indígenas, que iniciaron las protestas, son los interlocutores legítimos en cualquier proceso de diálogo. Estas autoridades aceptaron la responsabilidad de participar en las conversaciones, pero expresaron su preocupación por ser potencialmente criminalizadas por “defender la democracia”, según afirmó Luis Pacheco, el presidente de los 48 cantones indígenas de Totonicapán.

Desde el 10 de octubre, Giammattei ha atribuido a Arévalo la convocatoria de las manifestaciones, y en una carta pública emitida este martes, lo ha cuestionado por “incentivar” las movilizaciones que, según él, no son pacíficas, basándose en “teorías falsas e inexistentes sobre supuestos intentos de golpe de Estado”. A principios de septiembre, el presidente electo denunció la presunta ejecución de un golpe de Estado con el propósito de impedir que el binomio presidencial y los diputados electos por su partido, el Movimiento Semilla, asuman sus cargos el 14 de enero próximo. Arévalo señaló a Porras como la principal responsable de llevar a cabo este supuesto plan golpista.

El presidente electo opina que la solución al conflicto depende de Giammattei, si este decide solicitar la renuncia de la funcionaria a la que designó como fiscal general. En varias entrevistas con los medios de comunicación, Arévalo ha señalado al presidente Giammattei como el principal responsable de la crisis política que actualmente afecta a Guatemala.

Puedes leer sobre:

Argentina: peso se cae en medio de agitada campaña electoral