Argentina: peso se cae en medio de agitada campaña electoral

0
354
Argentina: peso se cae en medio de agitada campaña electoral
Argentina: peso se cae en medio de agitada campaña electoral

El peso argentino se derrumba: el ultraderecha Milei quiere dolarizar; el peronista Massa propone encarcelar especuladores; la conservadora Bullrich se alza como opción viable

Faltando menos de dos semanas para las elecciones generales, la economía argentina ha comenzado a deteriorarse. La primera señal de deterioro se ha visto en el mercado de divisas: este martes, en las calles de Buenos Aires, se requerían 1.010 pesos por cada dólar, mientras que el lunes el tipo de cambio era de 945 pesos y el viernes pasado se situaba en 870 pesos.

A pesar de que el mercado informal donde se realizan estas transacciones es de menor importancia, los ciudadanos argentinos lo consideran un indicador crucial de la salud de su economía. Aunque están acostumbrados a ver aumentar la incertidumbre, especialmente en tiempos de elecciones, superar la barrera de los mil pesos este martes es una señal alarmante que les recuerda las peores crisis de su historia.

La tensión cambiaria de esta semana tiene una característica inédita: el candidato favorito en las encuestas, el ultra Javier Milei, la ha acentuado al recomendar a la población que se deshaga de los pesos que tenga porque no valen “ni excremento”. “Hoy más que nunca, no ahorres en pesos”, reiteró el candidato de Milei a la alcaldía de Buenos Aires, el youtuber financiero Ramiro Marra.

Sus declaraciones han sido tachadas de irresponsables por políticos, economistas e incluso empresarios. La banca privada ha salido en bloque a pedir responsabilidad a los candidatos presidenciales y a exigir que eviten “hacer declaraciones infundadas que generen incertidumbre en la gente y volatilidad sobre las variables financieras”.

Propuestas lanzadas

Los principales oponentes de Milei en la contienda electoral, el ministro de Economía, Sergio Massa, y la figura conservadora Patricia Bullrich, han acusado a Milei de provocar una crisis con el fin de obtener más votos. Sin embargo, la crisis cambiaria los sitúa en posiciones opuestas. Massa es consciente de que la devaluación de la moneda argentina pone de manifiesto la vulnerabilidad extrema de una economía inundada de pesos que nadie quiere. Siendo el segundo en las encuestas, Massa entiende que necesita recuperar el control lo antes posible si desea mantener sus posibilidades de llegar a la Casa Rosada.

En cambio, Bullrich considera que el repentino deterioro económico le brinda la oportunidad de atacar a sus dos rivales simultáneamente para recuperar el respaldo perdido y competir en una segunda vuelta programada para el 19 de noviembre. Esta segunda vuelta se llevará a cabo si ninguno de los candidatos logra obtener el 45% de los votos el 22 de octubre o si no alcanza el 40% pero mantiene una ventaja de diez puntos sobre el segundo candidato.

“La gente no quiere tener pesos, huye de los pesos y eso es un fuerte daño a la economía por el hecho de cómo pega en la inflación”, señala Salvador Vitelli, de la consultora Romano Group. Este jueves, se conocerá el dato del IPC de septiembre, pero ya se habrá quedado viejo. Muchos comercios dejaron de vender en las últimas horas por falta de precios mientras que otros se preparaban para aumentarlos.

Puede interesarte:

Cancillería registra a peruanos que busquen abandonar Israel