EEUU ataca objetivos vinculados a Irán en Siria como represalia

0
363
EEUU ataca objetivos vinculados a Irán en Siria como represalia
EEUU ataca objetivos vinculados a Irán en Siria como represalia

“EEUU se defenderá a sí mismo, a su personal y sus intereses”, ha indicado el jefe del Pentágono, Lloyd Austin tras ataques a sus bases militares

Las tensiones en Oriente Próximo se están intensificando. Estados Unidos ha llevado a cabo ataques aéreos contra instalaciones utilizadas por grupos con afinidad a Irán en el este de Siria, según informó el secretario de Defensa, Lloyd Austin. Esta acción se ha tomado en respuesta a una serie de ataques con drones y cohetes llevados a cabo por esos grupos contra bases militares estadounidenses en Siria e Irak en los últimos 10 días.

“El presidente estadounidense [Joe Biden] ordenó la acción de hoy para dejar claro que Estados Unidos no tolerará este tipo de ataques y que se defenderá a sí mismo, a su personal y sus intereses”, ha indicado Austin en un duro comunicado distribuido a última hora del jueves.

Altos funcionarios del Pentágono han informado que los objetivos de los ataques eran almacenes de armas y municiones ubicados cerca de la ciudad siria de Abu Kamal, en la frontera con Irak. Los ataques, que involucraron proyectiles de precisión lanzados desde cazas F-16, ocurrieron alrededor de las 4:30 a.m. hora local en Siria (3:30 a.m. hora peninsular española) de este viernes.

Estos ataques aéreos tienen como objetivo enviar un mensaje claro a Irán para que detenga las actividades antiestadounidenses de los grupos a los que respalda. Sin embargo, están diseñados para ser lo suficientemente limitados como para no desencadenar una escalada de la violencia en Oriente Próximo. Esto es especialmente importante en un momento en el que las tensiones ya son muy altas debido al conflicto entre Israel y Hamás. “Estados Unidos no busca el conflicto y no tiene intención ni ganas de implicarse en más hostilidades, pero estos ataques respaldados por Irán son inaceptables y deben terminar”, ha agregado Austin.

Los ataques contra las posiciones estadounidenses, más de 14 registrados en Irak y 4 en Siria, causaron la muerte de un contratista estadounidense en Irak como resultado de un infarto, y dejaron heridos a 21 militares, todos ellos leves. Además, un buque de guerra estadounidense, el Carney, interceptó un lanzamiento de cohetes y drones en el mar Rojo, disparados por milicias hutíes en Yemen aliadas con Irán. El Departamento de Defensa había subrayado en ese caso que el navío no era el objetivo de los proyectiles, lanzados en dirección norte, posiblemente hacia Israel.

Estados Unidos considera que estos ataques han sido perpetrados por los Guardias Revolucionarios Islámicos (IRGC, por sus siglas en inglés) y grupos afines proiraníes de manera coordinada. El Pentágono calcula que Irán se encuentra detrás de esta campaña, comenzada después de que Hamás causara más de 1.400 muertos en Israel el día 7 y Washington prometiera facilitar a ese país cuanto necesite para derrotar a la milicia radical palestina. El propio Biden había lanzado una dura advertencia el miércoles a Irán, al asegurar que su país respondería con contundencia a cualquier ataque.

En una intervención el jueves en la Asamblea General de Naciones Unidas, el ministro de Exteriores iraní, Hossein Amirabdollahian, había advertido de que si no se detiene la ofensiva israelí en la Franja, Estados Unidos “no se librará de este fuego”.

Puedes leer sobre:

Hamas tiene más rehenes en Israel