Artes marciales: Relaja el cuerpo y brinda disciplina

0
63
Artes marciales
Artes marciales

Las artes marciales son el conjunto de deportes cuyo objetivo es someter o defenderse en luchas cuerpo a cuerpo sin ningún tipo de armamento, más allá de las partes del cuerpo y algunos complementos para protegerse a uno mismo o al contrincante.

Deporte que aumenta la seguridad y te ayuda a vivir de manera pacífica

En este sentido, son deportes en los que las técnicas de combate están perfectamente delimitadas y regladas, lo que los diferencia de las simples peleas callejeras. En un arte marcial, no todo vale. Hay códigos que deben ser respetados siempre.

 

TIPOS DE ARTES MARCIALES

Karate:

Artes marciales

El karate es una de las artes marciales por excelencia. Se originó en Japón, específicamente en Okinawa y tiene un método de combate sin armas que aprovecha las manos, los pies y los brazos.

Taekwondo:

Tiene como principal mecanismo de combate las piernas, ya sean golpes o patadas y ofrece la ventaja de poder atacar a una mayor distancia que si se emplean las manos. En caso de que se use de forma defensiva, el taekwondo prioriza esquivar los golpes.

Artes marciales

Kung-Fu:

Esta técnica hace uso de patadas, puñetazos, agarres, movimientos y equilibrio, siendo muy empleada para defensa. El Kung-Fu, también tiene variantes y, en este caso, puedes encontrar las que se vinculan con animales o las practicadas por monjes shaolín.

Leer también [Cineplanet retira aviso de ‘ideología de género’ en la película ‘Lightyear’]

Kickboxing:

Entre los deportes de combate, el kickboxing es muy popular y, aparte de ser practicado como técnica de combate, es empleado para el cuidado físico, ya que su práctica quema muchas calorías.

Muay Thai:

También conocido como boxeo tailandés, es considerada como una de las artes marciales más letales, debido a las técnicas empleadas. Es ilegal en varios países por el riesgo que supone su práctica y tradicionalmente también se le llama “El arte de las 8 extremidades”, ya que se permite el uso de manos, pies, rodillas, codos y barridos.

Sumo:

Es conocido por el gran peso que deben tener sus participantes, quienes además de tamaño, tienen bastante fuerza, ya que la finalidad es tumbar al contrincante al suelo o sacarlo directamente del círculo de combate.

Kendo:

Es conocida como la esgrima japonesa. Para la práctica de este método se necesitan espadas fabricadas con madera de bambú, las cuales se emplearán para golpear zonas clave del cuerpo que estén descubiertas. También se utiliza una armadura especial y mantiene la filosofía ancestral de los antiguos guerreros samurái.

 

BENEFICIOS

Desarrolla y fortalece una vida disciplinada:

El cumplimiento de todos estos rituales hace que la persona que las practicas se vuelva cada vez más disciplinado, no sólo en lo deportivo, sino que, en todos los aspectos de su vida, ya que el entrenamiento abarca cuerpo y mente.

Aumenta la seguridad en quienes las practican:

Muchas veces las personas se niegan a practicar este deporte por temor a no lograr el nivel de lo que tradicionalmente se conoce por artes marciales. No obstante, en la medida que eres constate con tu entrenamiento y vas viendo que cada vez puedas realizar mejor tus rutinas, va aumentando tu autoestima, porque te das cuenta de que puedes lograr metas, que nunca te habías planteado.

Te ayuda a vivir de manera pacífica:

A diferencia de lo que muchos creen, practicar artes marciales, es tener una vida alejada de los conflictos y las peleas. Quien practica las artes marciales, se transforma en quien lleve la paz a todos lados, jamás el conflicto y las peleas.

Es una herramienta de autodefensa:

Uno de los objetivos de las enseñanzas de las artes marciales, es enseñar técnicas de autodefensa. Y si bien, anteriormente mencionábamos que practicarlas te lleva a una vida alejada de los conflictos, eso no significa que, si en algún momento llegamos a vivir una situación de riesgo y necesitemos defendernos, no debamos aplicar nuestros conocimientos de manera consciente.

Leer también [Natación: ¿Cómo podemos evitar un ahogamiento?]

Genera un aumento en tu capacidad cardiovascular:

Las rutinas de ejercicios que conlleva practicar artes marciales contribuyen nuestro corazón adquiera cada vez más fuerza, logrando bombear cada vez mayor sangre en cada latido.

Aumenta tu musculatura:

Como en la práctica de todo deporte, su ejercicio continuo contribuye al aumento de tu musculatura, ya que cuando las personas no estar acostumbradas a realizar una actividad física constante, los músculos tienden a alcanzar un estado de atrofia. La práctica de artes marciales contribuye a que los músculos no se atrofien.

Mejora considerablemente nuestro sistema nervioso:

Con el paso de los años, nuestro cuerpo va envejeciendo, generando lentitud en nuestros movimientos y en nuestra capacidad de asimilar información y memoria. No obstante, la práctica que cualquier deporte, reduce los niveles de perdida de musculatura que es muy agresiva con el paso de los años.