Adrianzén anuncia pronunciamiento contra resolución de la Corte IDH

0
309
Adrianzén anuncia pronunciamiento contra resolución de la Corte IDH
Adrianzén anuncia pronunciamiento contra resolución de la Corte IDH

Gustavo Adrianzén, en conferencia de prensa, se mostró “indignado” con la solicitud de la Corte IDH al Estado peruano

Gustavo Adrianzén, presidente del Consejo de Ministros, criticó el miércoles 3 de junio la resolución de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) que exige al Perú anular o no aplicar el proyecto de ley sobre la prescripción de crímenes de lesa humanidad, discutido en el Congreso.

Adrianzén expresó su indignación, calificando la decisión de la Corte IDH como “insólita” y sin precedentes en su jurisprudencia. “Es intolerable que se llame a los tres poderes del Estado peruano a impedir el ejercicio de sus funciones constitucionales”, afirmó durante una conferencia de prensa.

Lee también:

Jorge Barata no podrá testificar en el juicio contra Keiko Fujimori

El primer ministro anunció que se reunirá con representantes del Poder Legislativo y Judicial para emitir un pronunciamiento conjunto rechazando la resolución de la Corte IDH.

¿Qué ha solicitado la Corte IDH?

La Corte IDH ordenó al Estado peruano, a través de sus tres poderes, tomar las acciones necesarias para que no se adopte, se deje sin efecto o no se otorgue vigencia al proyecto de ley que dispone la prescripción de los crímenes de lesa humanidad ocurridos antes de 2002.

Esta medida busca garantizar el derecho de acceso a la justicia de las víctimas de los casos Barrios Altos y La Cantuta, mencionados en el proyecto aprobado en primera votación por el Congreso el pasado 6 de junio.

El Estado peruano deberá presentar, antes del 9 de agosto, un informe completo sobre el cumplimiento de esta resolución y continuar informando a la Corte cada tres meses sobre las medidas provisionales adoptadas hasta que el tribunal resuelva su levantamiento. Además, la Corte solicitó a las representantes de las víctimas que presenten sus observaciones dentro de un plazo de cuatro semanas desde la notificación de los informes del Estado.