Sexo durante la menstruación: ¿incomodidad o mayor placer?

0
791

Es normal que surjan dudas sobre el sexo cuando estás en tu periodo menstrual y muchas de ellas están relacionadas con posibles riesgos o temores que no son más que mitos. La menstruación estará presente en los años reproductivos de toda mujer y llega una vez al mes, sin afectar la sexualidad. Puedes tener relaciones sexuales, masturbarte y disfrutar a plenitud, siempre y cuando no te cause dolores o alguna incomodidad.

Especialista de APROPO explica las ventajas de practicarlo y los cuidados que debes tener.

Se debe tener en cuenta que hay algunos cuidados necesarios y es importante que las chicas puedan conversar con sus parejas sobre el tema sin sentirse avergonzadas, ya que es algo que puede acercarlos más”, resalta Cecilia Guzmán, especialista en sexualidad de APROPO.

Así, la experta explica los puntos que se deben tener en cuenta para experimentar de forma placentera y segura la intimidad durante la menstruación.

Beneficios que te traen esos días rojos

Estar con la regla no significa que tengas que renunciar al placer, pero todo dependerá de cómo te escuches a ti misma y saber en qué momento deseas tener intimidad. Es por ello que puedes considerar algunas ventajas del sexo cuando estás con tu periodo para animarte a practicarlo.

Una de ellas es el alivio que puede generar el orgasmo sobre los cólicos menstruales, debido a que las contracciones y el relajamiento del útero al alcanzar el clímax pueden aliviar el dolor. Además, esos espasmos pueden acelerar el tiempo que tarda tu revestimiento uterino en desprenderse, lo que podría acortar la menstruación.
Otro punto a favor es la mayor humedad. Al menstruar, la sangre se convierte en un fluido que puede actuar como lubricante natural de la vagina, algo que puede servir de ayuda cuando no hay una lubricación suficiente con la excitación.

A ese factor se suma que podrías experimentar un aumento del deseo sexual durante los primeros días del ciclo menstrual, ocasionado por la mayor producción de hormonas.

El riesgo de embarazo y las ITS

Se sabe que a lo largo del ciclo la probabilidad de embarazo varía y, en la fase menstrual o de sangrado, disminuye. Sin embargo, los orgasmos del sexo producen contracciones uterinas que pueden generar ovulaciones espontáneas y, por lo tanto, la posibilidad de quedar embarazada. Eso hace recomendable el uso de métodos anticonceptivos para brindarte una mayor seguridad.

Asimismo, la presencia de sangre durante el encuentro sexual puede aumentar el riesgo para contraer algún tipo de infección transmisible por esa vía, como el VIH, motivo por el cual es muy importante el uso de preservativo. Es oportuno recordar que no solo el chico es quien puede usarlo, ya que también dispones del condón femenino, que tiene un uso igual de práctico y sencillo.

Cuidados para tu seguridad y comodidad

También es importante prestarle atención a una posible descarga de sangre durante el sexo, ya que podrían tener un efecto inesperado y provocar incomodidad en ti o en tu pareja. Por ello, es recomendable la comunicación entre ambos sobre ese riesgo y entender que, tomando las medidas higiénicas adecuadas, así como la prevención con el uso del condón, no hay ningún impedimento para disfrutar a plenitud en esta etapa.

Puedes hacer de este momento íntimo especial y por eso también es importante cuidar la higiene. Algunos tips pueden ser colocar toallas debajo de tus piernas y tener cuidado al tocar la vulva, porque podrías manchar otras zonas sin darte cuenta. Otras recomendaciones son practicar el sexo o la masturbación en la ducha y evitar penetraciones profundas si sientes dolor” agrega Guzmán.

Si tienes consultas sobre el tema, puedes contactar al servicio gratuito de orientación en sexualidad SOS: Mejor si lo sabes, a cargo de especialistas en salud reproductiva y sexual, al 204 – 5300 (Lima) o al 0800-70-626 (llamada gratuita desde provincia). También a través del WhatsApp 987 960 760, vía chat web en www.sosorienta.pe o Messenger en la página de Facebook SOS Perú.

APROPO es una organización fundada en 1983 orientada a contribuir en la mejora de la calidad de vida de las personas, en especial la población joven y adolescente, trabajando para que tengan acceso a información, productos de salud con calidad y servicios que les permitan ejercer saludablemente su sexualidad.