Sepa porqué la obesidad es un factor de riesgo por el coronavirus

0
61
Sobrepeso
Sobrepeso

Obesidad, condición empeora la enfermedad que produce el virus coronavirus. La principal razón son los cambios metabólicos que produce el exceso de peso.

Personas con sobrepeso deben llevar alimentación adecuada y saludable

La obesidad, al igual de que Covid-19 es una pandemia y hoy, ante la crisis sanitaria que está viviendo el planeta, vuelve a mostrar los graves efectos que tiene sobre la salud. Por sí sola, la obesidad es un factor que aumenta el riesgo de gravedad y mortalidad en una persona que se contagia con el nuevo coronavirus.

Según un reporte británico de marzo, de los pacientes afectados por Covid-19 que permanecen en cuidado intensivo en los hospitales del Reino Unido a causa de complicaciones de la enfermedad, el 63% es obeso, obeso mórbido o tiene sobrepeso.

En México, de los 20 fallecidos por Covid-19 al 29 de marzo, la mitad padecía hipertensión, diabetes u obesidad, según el reporte de la Secretaría de Salud de ese país.

La Federación Mundial de Obesidad, espera que, “dadas las tasas extremadamente altas de obesidad en todo el mundo, un alto porcentaje de la población que contraerá coronavirus también tenga un IMC superior a 25”, lo que significa un verdadero desafío para los sistemas de salud.

Los pacientes obesos son más difíciles de entubar en caso de necesitar un ventilador mecánico, es más difícil obtener imágenes de diagnóstico (ya que existen límites de peso en las máquinas de imágenes), son más difíciles de poner y transportar por el personal de enfermería”, señala en un comunicado esta agrupación.

A eso se suma el déficit de camas de cuidado crítico que tendrán los países y que no todos los sistemas de salud están “bien configurados” para atender a pacientes con obesidad por lo que en esta crisis sanitaria se expondrán aún más sus limitaciones, dice la declaración.

La nutrióloga Ada Cuevas, miembro del Comité Ejecutivo de la Federación Mundial de Obesidad, explica que los pacientes obesos que puedan infectarse con el virus son una preocupación para los profesionales de salud y entrega cinco razones que explica por qué tienen más complicaciones.

ESTADO INFLAMATORIO

En los últimos 15 años, distintos estudios han demostrado que los pacientes obesos mantienen un estado pro inflamatorio permanente. “Hemos aprendido que la célula adiposa, principalmente las que están localizada en la zona visceral o del abdomen, tienen un comportamiento muy particular porque se convierte en una célula inflamatoria que libera citoquina y factores de crecimiento que producen este estado de inflamación crónica”, señala la especialista.

Los reportes publicados señalan que las características del estado de inflamación por obesidad son muy similares a cualquier otro proceso inflamatorio agudo que se hace crónico e implica la acumulación de células inmunes, entre las células adiposas (neutrófilos, macrófagos y linfocitos).

En el caso de Covid-19, cuando éste ingresa al organismo, provoca una reacción inflamatoria en pulmones y bronquios. Si esta respuesta del sistema inmune se agrega la inflamación que produce la obesidad, el resultado es una hiperreacción inflamatoria que agrava la condición respiratoria de ese paciente.

Otro aspecto que se ha podido comprobar es que quienes tienen obesidad, tiene una respuesta inmunológica alterada y las células del sistema inmunes entregan una respuesta debilitada frente a las enfermedades y microorganismo que ataquen al cuerpo, advierte Cuevas.

Un reciente estudio publicado hace un mes en las revista Obesity Rewiews y realizada por un equipo de investigadores canadiense, mostró que la obesidad predispones a adquirir enfermedades que son pmás frecuentes en personas mayores, por lo que de alguna manera, el pacientes obeso “envejece antes.

Entre estas enfermedades se menciona cognición disminuida, diabetes tipo 2, cáncer y el debilitamiento del sistema inmune en general.

“Esto explicaría por qué la capacidad de defenderse del sistema inmune de los obesos es peor”, dice la nutrióloga.

Le puede interesar

7 ensaladas de verano para bajar de peso

PROBLEMA MECÁNICO

Otra situación que agrava la infección por Covid-19 es la “lucha de espacio” entre la grasa visceral y el diagrama y los pulmones. “La grasa abdominal empuja el diafragama, la membrana que divide la cavidad abdominal de la torácica la empuja hacia arriba y eso hace que la capacidad ventilatoria disminuya. Solo la posición de estar acostados eleva el diafragma, en un paciente obeso, es mayor aún”, indica Cuevas.

La intubación es más compleja y también la interpretación de las imágenes en el caso de lsa radiografías con más complejas.

APNEA OBSTRUCTIVA

Para muchos pacientes obesos, la apnea obstructiva del sueño y los ronquidos no son un problema de salud, pero en situaciones graves como las complicaciones por Covid-19, esta alteración puede afectar negativamente.

La también nutrióloga del Centro Avanzado de Medicina Metabólica y Nutrición (Cammyn), explica que las personas que tienen este tipo de apnea generalmente están cansados, somnolientos porque tienen una menor oxigenación, no solo del cerebro sino de todos los órganos del cuerpo. “Esto genera un problema crónico latente y esta asociado a la insulino resistencia. Entonces, suma otro problema metabólico, otra agravante al Covid-19 que aumenta la posibilidad de deterioro”, dice la especialista.

DIABETES E HIPERTENSIÓN

Los pacientes obesos, generalmente tienen asociada a su condiciones dos que además suelen ir de la mano: diabetes e hipertensión, dos condiciones que ya han sido reportadas en esta pandemia como factor de riesgo por sí solas.