Ricas infusiones para luchar contra la diabetes

0
62
Infusiones
Infusiones

Combate la diabetes con los poderes alternativos que te brindan las propiedades de las plantas

1. GYMNEMA

GYMNEMA

Esta planta ayurvédica reduce los niveles de glucosa, aumenta la secreción y acción de la insulina y regenera las células beta del páncreas. Puede alterar el gusto.

Gracias a ello también es utilizada para combatir el sobrepeso y la artritis, además de para controlar la diabetes.

¿Cómo preparar una infusión de Gymnema?

Ingredientes: 1 cucharada de hojas de Gymnema (15 g) y 1 vaso con agua (200 ml).

Preparación: Vierte el agua en una olla y ponla a hervir. Agrega las hojas de Gymnema y deja actuar durante 10 minutos. Apaga y espera a que enfríe un poco.

Aplicación: Bebe una o dos tazas al día.

2. CANELA

Canela
Canela

El extracto mejora el metabolismo de la glucosa y la liberación de insulina. Es beneficiosa para controlar la glucemia. Además, el efecto termogénico de la canela contribuye a poner a punto tus defensas.

A pesar de que la canela tiene un sabor dulce, sí está permitida para los diabéticos. Esta planta ayuda a estabilizar los niveles de azúcar al estimular los receptores de insulina, la cual disminuye el índice de glucemia de manera natural.

¿Cómo preparar una infusión de Canela?

Ingredientes: 2 palitos de canela y agua (200 ml).

Preparación: Hierve el agua, agrega los palitos de canela y deja actuar durante 10 minutos. Sírvete.

3. FENOGRECO O ALHOLVA

Fenogreco

El fenogreco es una hierba que puede utilizarse para controlar la diabetes, mejorar la tolerancia a la glucosa y en disminuir los niveles de azúcar en la sangre gracias a su actividad hipoglucemiante. Además, también estimula la secreción de insulina dependiente de glucosa. Al ser rico en fibra, también ralentiza la absorción de carbohidratos y azúcares.

Consumo:

  • Sumergir 2 cucharadas de semillas de fenogreco en agua durante la noche. Beber el agua junto con las semillas por la mañana con el estómago vacío. Seguir este remedio durante unos meses para disminuir el nivel de glucosa.
  • Otra opción es tomar 2 cucharadas de semillas de fenogreco en polvo diariamente en un vaso de leche.

4. STEVIA

Stevia

La stevia se utiliza como edulcorante natural ya que es varios cientos de veces más dulce que el azúcar de mesa y no contiene azúcar ni calorías.

Debido a que no contiene calorías, no eleva el azúcar en la sangre por lo que un gran sustituto del azúcar, y emplearse como edulcorante natural para las personas con diabetes. Debido a sus propiedades, la stevia como hierba para la diabetes, se ha estudiado como un posible tratamiento para esta patología.

¿Cómo preparar infusión de stevia?

Ingredientes: Hojas de estevia (15 g) y agua (125 ml).

Preparación: Hierve el agua, agrega las hojas de estevia y deja actuar durante 10 minutos.

Aplicación: Bebe una taza de la infusión al día.

5. ALOE VERA

El gel de áloe vera ayuda a reducir los niveles de azúcar en la sangre. Contiene fitoesteroles que tienen propiedades hipoglucemiantes. Además, su alto contenido de fibra ayuda al organismo a utilizar la glucosa de forma efectiva y eliminar así el exceso de azúcar de la sangre.

Aloe vera
Aloe vera

Consumo:

  • Tomar un vaso de zumo de áloe vera preparado con 2 cucharadas de gel de áloe dos veces al día para ayudar a regularizar el flujo de insulina y disminuir los niveles de glucosa en sangre de forma natural.  También podemos aplicar el gel de forma externa sobre infecciones en la piel para reducir la inflamación e irritación.
  • La otra opción es la de tomar el áloe vera en forma de suplemento (habiendo consultado antes con un doctor).

6. EUCALIPTO

Eucalipto
Eucalipto

El eucalipto es una planta muy conocida por sus propiedades para combatir enfermedades respiratorias. Sin embargo, sus hojas y frutos también son hipoglucemiantes, expectorantes, antisépticos, antiinflamatorios, además de que reducen la fiebre. Este conjunto de propiedades ayuda a nivelar los índices de glucemia.

¿Cómo preparar eucalipto?

Ingredientes: Hojas de eucalipto (30 g) y 1 vaso con agua (200 ml).

Preparación: Hierve el agua. Agrega las hojas de eucalipto, previamente lavadas. Deja hervir a fuego lento durante 10 minutos y sírvete.