Sacha inchi: ideal para la dieta de las personas de la tercera edad

0
72
Sacha inchi
Sacha inchi

El sacha inchi se consume en nuestro país desde hace 3,000 años, un supergrano cultivado en Amazonas y San Martín, que en los últimos tiempos se ha hecho famoso en diversos países donde lo conocen como el maní del Inca. Posee altos niveles de ácidos grasos (omega 3, omega 6 y omega 9), que lo convierten en un remedio natural para tratar enfermedades como la artritis, el reumatismo y la osteoporosis.

Proveniente de la Amazonía peruana, esta planta posee diversas propiedades funcionales que la cataloga como un alimento nutracéutico

Es un ingrediente ideal para la dieta de las personas de la tercera edad, a quienes también les brinda proteínas y aminoácidos esenciales para mantener su buen estado de salud. Además, el sacha inchi puede ayudar a reducir los triglicéridos, regular la presión arterial y prevenir infartos.

CUALIDADES

Desde tiempos ancestrales, las tribus amazónicas en Perú vienen utilizando el aceite de sacha inchi, por sus cualidades como son:

  • Evitar el deterioro cognitivo.
  • Agilizar la memoria, razonamiento e inteligencia.
  • Reforzar el sistema inmunológico
  • Regular la presión arterial.
  • Prevenir la formación de coágulos en las arterias.
  • Favorecer el adecuado desarrollo del cerebro, durante el embarazo.
  • Ayudar a contrarrestar problemas de colon irritable e hígado graso.
  • Favorecer la reducción de colesterol malo (LDL) en la sangre y estimula el incremento del colesterol bueno (HDL).
  • Regular la presión arterial; por tanto, previene el infarto. Reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  • Reducir la tasa de triglicéridos contenidos en la sangre.

 

BENEFICIOS

Contiene ácidos grasos esenciales recomendados en la ingesta diaria:

Algunos ácidos grasos no pueden ser sintetizados por el organismo y se les conoce como esenciales, es por eso que es obligatorio su consumo en una dieta saludable. Estos son los ácidos omega 3, 6 y 9, los cuales se encuentran presentes en mayor cantidad en la semilla de sacha inchi, a diferencia de otros alimentos.

Ayuda al desarrollo cerebral:

El aceite de sacha inchi contiene Omega 3, el cual constituye parte importante de la membrana celular, brindando al organismo una mayor calidad y tiempo de vida.

El cerebro es uno de los órganos con mayor nivel de lípidos (grasas), las grasas del cerebro, formadas por ácidos grasos, participan en la estructura de las membranas celulares. El 50% de los ácidos grasos de la materia gris son poli-insaturados.

Favorece el adecuado desarrollo del cerebro en niños en formación:

El Omega 3 es el precursor para el desarrollo del DHA que necesita para un desarrollo cerebral de los niños que están en formación, así como también durante los primeros años de la infancia.

Evita el deterioro cognitivo:

Las personas que mantienen unos niveles óptimos de EPA y DHA, dos ácidos grasos del Omega-3, mejoran el flujo sanguíneo al cerebro. Como consecuencia de ello, se ralentiza el posible deterioro de las funciones cognitivas cerebrales asociado a la edad.

Leer también:

Almendras: protege el corazón y fortalece los huesos

Reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares:

Los ácidos grasos poli-insaturados OMEGA 3 son una parte importante de las paredes celulares. El EPA, por su parte, contribuye a un funcionamiento adecuado del sistema circulatorio y del cerebro, previniéndolo de accidentes cerebrovasculares, y ambos son necesarios para el sistema inmunitario, la vasodilatación, coagulación sanguínea y los procesos inflamatorios, consideradas por eso antitrombóticos.

Contiene alta capacidad antioxidante:

Brindando así un efecto protector contra el cáncer y otras enfermedades degenerativas, al contener antioxidantes, estos reaccionan con los radicales libres (adquiridos por una mala alimentación) impidiendo que estos destruyan compuestos importantes del cuerpo humano.

El DHA protege el sistema nervioso y la retina:

Varios estudios epidemiológicos basados ​​en cuestionarios de frecuencia alimentaria sugieren que los ácidos grasos poli-insaturados omega-3 podrían tener un papel protector en la reducción de la aparición y la progresión de las enfermedades de la retina. La retina tiene una alta concentración de omega-3, particularmente DHA, que optimiza la fluidez de las membranas de los fotorreceptores, la integridad de la retina y la función visual. Además, muchos estudios demostraron que el DHA tiene un papel protector, por ejemplo, anti apoptótico, en la retina.

Reduce la presión arterial elevada o hipertensión:

Debido a que contiene magnesio en considerables cantidades, y este tiene un papel preponderante en la reducción de la presión arterial.

Combate la depresión:

El magnesio es uno de los minerales más esenciales en el cuerpo humano, relacionado con la bioquímica del cerebro y la fluidez de la membrana neuronal. Una variedad de síntomas neuromusculares y psiquiátricos, incluyendo diferentes tipos de depresión, se observó en la deficiencia de magnesio. Los niveles de magnesio en plasma / suero no parecen ser los indicadores apropiados de los trastornos depresivos, ya que se obtuvieron resultados ambiguos, según el estudio.

 

FORMA DE USO

USO ETNOMÉDICO: Los médicos lo recomiendan ya que ayuda a reducir el colesterol y triglicéridos elevados, protege al corazón y es un aliado contra el síndrome metabólico.

USO RECOMENDADO: Se recomienda consumir una cucharada de aceite en ensaladas o alimentos. Y en el caso de cápsulas softgel 2 antes de la comida, 6 por día.