Remedios para el buen funcionamiento del hígado

0
173
Salud
Salud

El hígado es el órgano encargado de eliminar sustancias tóxicas que podrían llegar a la sangre. Pero un exceso de alimentos grasos, y también la medicación y la contaminación ambiental, pueden provocar que nuestro hígado se sobrecargue.

Infusiones naturales que te ayudarán a proteger este órgano para que funcione mejor

Por ello se pueden hacer curas depurativas que ayudan a limpiar el hígado y a eliminar mejor las sustancias tóxicas. Se trata de plantas que pueden actuar de diferentes maneras: aumentando la secreción de bilis o facilitando su expulsión de la vesícula, ayudando a regenerar las células del hígado o reduciendo la inflamación del tejido hepático, por ejemplo.

Diente de león

Los principios activos se extraen de las hojas, recolectadas antes de la floración, y la raíz. Por sus propiedades es depurativo o drenador hepato-renal, estimulante del apetito y diurético. Es utilizado como tónico digestivo en casos de estreñimiento, en afecciones del hígado y de a vesícula biliar.

Se recomienda la infusión de raíz pulverizada de 3 a 5 g en tres tomas al día. Para las hojas secas pulverizadas, infusión de 4 a 10 g tres veces al día. Tiempo máximo de tratamiento 2 semanas. Precauciones: Está contraindicado en caso de obstrucción de vías biliares o del tracto intestinal, inflamación aguda de la vesícula biliar o úlcera péptica.

Regaliz

Regaliz

El regaliz tiene efectos antiinflamatorios, antivirales y protectores del hígado, avalados en diferentes estudios científicos. Es efectivo en la protección del hígado, ya que lo ayuda a liberarse de las sustancias tóxicas. Además, previene y mejora la cirrosis, y la hepatitis B. También ayuda en la descongestión hepática, aunque tradicionalmente se ha utilizado como laxante suave, antitusivo, expectorante y para otras patologías como úlceras pépticas, asma, faringitis, malaria, dolor abdominal, insomnio e infecciones.

Cúrcuma

La cúrcuma es uno de los mejores alimentos para eliminar las toxinas que se quedan atrapadas en la sangre y el hígado. Esto es porque su principal compuesto activo, la curcumina, tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

Por sus propiedades antioxidantes, se considera que su consumo puede ser beneficioso para la salud hepática. Esta es la razón por la que en el ámbito popular se recomienda su consumo regular, dentro de un estilo de vida saludable.

Menta

Otra de las plantas medicinales más comunes es la menta, también conocida como yerbabuena. Su aceite se suele utilizar para el alivio de diversas cuestiones, como: náuseas, vómitos, acidez, diarreas, pesadez, dolor y malestar estomacal. Sin embargo, también se ha utilizado para aliviar la migraña y las molestias causadas por la menstruación y los problemas en el hígado y la vesícula.

menta

Aunque aún hace falta evidencia que indique con mayor precisión el mecanismo por el cual brinda dichos beneficios, los investigadores la siguen teniendo en consideración. En lugar de consumir refrescos y otras bebidas industriales ricas en sodio y azúcar, puedes consumir una suave infusión de menta. Esta te ayudará a mantenerte hidratado y te ayudará a aliviar ciertas molestias puntuales.

Celidonia mayor

La celidonia mayor es otra planta que se utiliza en el ámbito popular como complemento de la limpieza del hígado y la vesícula biliar. Según creencias, contiene sustancias activas que impiden la acumulación de toxinas en el hígado.  Para aprovecharla, se puede preparar a modo de infusión y consumir con moderación, siempre y cuando el médico así lo autorice.

Alcachofa

Este vegetal, además de ser delicioso, es perfecta para cuidar nuestro organismo gracias a que limpia y desintoxica nuestro cuerpo. Favorece y mejora la función hepática y a su vez regenera los tejidos del hígado.

Alcachofa
Alcachofa

Además, es un alimento alto en vitaminas y minerales. La manera más rica de obtener sus propiedades es hervida a fuego lento. Si la infusionas puede llegar a ser un poco amarga por lo que es recomendable endulzarla.

RECOMENDACIONES

  • El primer paso para desintoxicar el hígado es sin duda reducir el consumo de alcohol y café. Esto liberará al hígado de una gran cantidad de toxinas y otras sustancias peligrosas.
  • Otra ayuda natural para desintoxicar el hígado es beber gran cantidad de agua: el líquido mantendrá al hígado hidratado y fomentará en él la regeneración celular.
  • Incluye el limón en tu dieta diaria. Si consumes zumo de limón con cierta regularidad estimularás la producción de bilis, ayudando de esta manera a mejorar el proceso de eliminación de toxinas.
  • Los batidos de frutas naturales como pueden ser fresas, moras, arándanos y frambuesas, ayudan a prevenir algunas enfermedades del hígado, ya que estas frutas contienen ácidos beneficiosos que reducen los niveles de azúcar en sangre.
  • Alimentos naturales como ajo, aguacate y cúrcuma, contienen ciertos compuestos que protegen al hígado de cualquier sobrecarga de toxinas.

Leer también:

Alivia el dolor de cabeza con plantas efectivas