Realiza el yoga y bajarás de peso

0
62
yoga
yoga

Los ejercicios de yoga para adelgazar se han convertido en una de las alternativas favoritas de las personas que luchan contra el sobrepeso. Aunque es necesario adoptar otras medidas para eliminar esos “kilos de más”, este tipo de actividades resultan muy beneficiosas.

Además, mejora el bienestar emocional y ayuda a controlar la ansiedad

De hecho, algunos las están prefiriendo por encima del entrenamiento físico tradicional, ya que permiten quemar grasa y fortalecer los músculos sin necesidad de recurrir a rutinas intensas o máquinas adicionales.

PERRO INCLINADO

Yoga, perro inclinado

Coloca tus pies y manos sobre tu esterilla intentando formar una V con tu cuerpo. Estira bien la espalda, pero en el momento que sientas dolor deja de hacerla porque es una asana que solo realizan correctamente yoguis experimentados.

Leer también:

Yoga asanas para equilibrar cuerpo y mente

POSTURA DEL CAMELLO

La postura del camello o Ustrasana es un completo ejercicio de yoga para adelgazar y tonificar. Se recomienda para fortalecer los músculos del abdomen, ya que trabaja de manera especial esta zona del cuerpo.

Ponte de rodillas sobre la esterilla para yoga, con la espalda recta. Asegúrate de que las rodillas queden separadas a la anchura de las caderas. Apóyate sobre las puntas de los pies, de tal manera que el empeine quede sobre la esterilla.

Estira los brazos hacia adelante y echa el cuerpo hacia atrás. Sostén la posición durante 10 o 15 segundos, manteniendo el abdomen contraído. Después, regresa a la postura inicial, expulsando el aire lentamente. Realiza entre 3 y 6 repeticiones.

POSTURA DE LA COBRA

La cobra es una asana de yoga que trabaja los músculos de la parte baja de la espalda y el abdomen. Muchos la recomiendan para reafirmar los glúteos y reducir la acumulación de grasa en las caderas.

Acuéstate boca abajo sobre la esterilla para yoga, apoyándote sobre el abdomen con las piernas estiradas. Pon las palmas de las manos al lado del pecho y levanta la parte superior del cuerpo. Dóblate hacia atrás tanto como puedas y mira hacia arriba. Sostén 10 segundos y relaja. Realiza entre 5 y 8 repeticiones.

POSTURA DEL GUERRERO

El guerrero es un ejercicio de yoga que, entre otras cosas, aumenta la capacidad de los pulmones. A través de su práctica, se trabajan en conjunto los músculos abdominales, piernas y glúteos.

Yoga, postura del guerrero

Párate en el suelo en una posición recta y separa las piernas. Gira la pierna derecha hacia el lado derecho y mantén la pierna izquierda al frente, formando un ángulo de 90 grados.

Levanta las manos hacia el techo y estíralas tanto como puedas. Junta las palmas en posición de oración y mira hacia arriba. Realiza una respiración profunda, relájate y repite la actividad con el lado contrario. Haz entre 10 y 12 repeticiones.

POSTURA DE LA BARCA O NAUKASANA

Yoga, postura de la barca
Yoga, postura de la barca

Es un trabajo intenso para los abdominales y la espalda. El equilibrio es primordial y es una de las posturas más indicadas para el trabajo del core, pero también para proteger las lumbares Comienza sentada en el suelo con las piernas flexionadas hacia adelante paralelas al suelo (brazos también paralelos al suelo) y mantén la espalda recta. Cuando consigas mantener el equilibrio estira las piernas y aguanta 30 segundos. Repite varias veces.

POSTURA DE PINZA

Se dice que esta asana es una de las mejores opciones de yoga para adelgazar, sobre todo cuando el objetivo es combatir la grasa abdominal. Es muy fácil de realizar, aunque requiere cierto grado de resistencia física y flexibilidad.

Siéntate sobre la esterilla, con la espalda recta y las piernas estiradas hacia al frente. Exhala y dobla el cuerpo hacia el frente, tratando de tocar las puntas de los pies con las manos.

Trata de tomar los dedos de los pies y descansa la frente en la parte superior de las pantorrillas o sobre las rodillas. Mantén la posición durante 10 segundos y descansa. Procura completar de 8 a 10 repeticiones.

POSTURA DEL ARCO

Se trata de una actividad de flexibilidad y concentración que permite fortalecer los glúteos. Además, aporta más estabilidad a la columna vertebral y disminuye las dolencias.

Apóyate sobre la esterilla con el abdomen y dobla las piernas hacia atrás. Trata de levantar las piernas desde atrás, para lograr formar el arco. Eleva la parte superior del cuerpo y mantén la mirada al frente.

Extiende los brazos hacia atrás y trata de agarrar las piernas con las manos. Inhala y exhala profundamente y sostén 10 segundos, como mínimo. Descansa y realiza cinco repeticiones.