Quieren segunda vuelta presidencial con tres candidatos

0
119
ONPE
ONPE

El congresista Edward Málaga presentó un proyecto de ley que tiene el fin de modificar los artículos 18 y 20 de la Ley 26859, Ley Orgánica de Elecciones, para que la segunda vuelta de elecciones presidenciales sea con los tres candidatos más votados y, en esa fecha, se realicen las elecciones congresales.

La presente ley tiene como finalidad fortalecer la representación parlamentaria, permitiendo que el electorado pueda tener un mayor período de reflexión que garantice la gobernabilidad y la estabilidad política nacional”, se precisa.

En caso se llegue a modificar el artículo 18 de la Ley Orgánica de Elecciones, quedaría así: “Si no se hubiese alcanzado la votación prevista en el artículo anterior, se procede a efectuar una segunda elección el primer domingo de junio, entre los tres candidatos que obtuvieron la votación más alta”.

Leer también [¡El colmo! Para abogado del presidente todo es ‘irrazonable’]

Congreso en segunda vuelta
En el mismo proyecto también se plantea que la elección del Congreso se organice en la segunda vuelta, y no en la primera como es actualmente.
La finalidad de este cambio, a juicio del legislador, es fortalecer la representación parlamentaria, permitiendo que el electorado pueda tener un mayor período de reflexión que garantice la gobernabilidad y la estabilidad política nacional.
Es un hecho que la representatividad en el Perú se encuentra debilitada considerablemente. Esto, debido, en gran parte, a que los congresistas de la República en la actualidad son elegidos en un momento político diferente (primera vuelta de las elecciones presidenciales) del tiempo en el que se elige a las personas que ocupan la Presidencia y Vicepresidencias del Perú”, afirma.
Una de las consecuencias de este fenómeno es que se puedan generar espacios donde un gobierno que tiene la aceptación de la mayoría de los peruanos no refleja ese apoyo popular en la composición congresal. Y, en mérito a la naturaleza eminentemente política de este órgano reflexivo y deliberativo, se pueden generar espacios de subrepresentación o vacíos representativos.