Putin admitió que la situación en Ucrania es difícil

0
137
Putin admitió que la situación en Ucrania es difícil
Putin admitió que la situación en Ucrania es difícil

Rusia sustituyó el miércoles al comandante de las fuerzas militares que combaten en Ucrania desde febrero de 2022, cargo que asumirá Valery Gerasimov, actual jefe del Estado Mayor del Ejército ruso.

El jefe del Kremlin nombró a un nuevo comandante de la invasión

Gerasimov, de 67 años, releva al general Serguéi Surovikin, quien fue el que recomendó en noviembre la retirada rusa del norte de la región ucraniana de Kherson, considerado el peor revés sufrido por las tropas rusas en el conflicto.

Por orden del ministro de Defensa, Serguéi Shoigu, Surovikin ejercerá a partir de ahora el cargo de subjefe de la agrupación conjunta de tropas en la zona de la “operación militar especial”.

Serguéi Surovikin
Serguéi Surovikin

El motivo del nombramiento de Gerasimov es “la ampliación de la magnitud de los objetivos a cumplir y la necesidad de la organización de una cooperación más estrecha entre las diferentes tropas del Ejército ruso”.

Además, la llegada de Gerasimov al cargo busca mejorar la calidad de los suministros y la efectividad del mando de la agrupación de fuerzas.

Surovikin, que tiene experiencia de combate en Siria, ya es jefe de la Fuerza Aérea. El otro subjefe de las fuerzas rusas en Ucrania será Oleg Saliukov, comandante del Ejército de Tierra, y Alexéi Kim, subjefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas.

El anuncio se produce después que el presidente Vladimir Putin dijo que la situación en las zonas de Ucrania que Rusia dice haberse anexionado seguía siendo “difícil en algunos lugares”.

Sin embargo, Putin, en una reunión televisada con funcionarios del Gobierno, afirmó que Rusia disponía de todos los recursos necesarios para mejorar la vida en las cuatro regiones ucranianas que Moscú afirmó unilateralmente haberse anexionado en septiembre de 2022.

Desde la toma de la localidad de Lisichansk a principios de julio del pasado año, el Ejército ruso sufrió varios reveses, como la retirada de Kherson, incluso la capital regional, y de parte de la región de Kharkiv.

Seguidamente, Shoigu anunció una urgente reforma del Ejército que incluía el aumento del número de hombres hasta el millón y medio, casi la mitad de ellos militares profesionales.

En estos momentos, las tropas rusas y las unidades de la compañía militar privada Wagner combaten en las calles de la localidad de Soledar, en la región de Donetsk.

La conquista de ese baluarte no sólo sería la primera gran victoria rusa en más de medio año sino que allanaría el camino para atacar Bakhmut, un importante cruce de caminos que conduce a los principales bastiones ucranianos del Donbás.