Osteopatía para tratar lesiones y aliviar molestias

0
170
osteopatía
osteopatía

La osteopatía es un conjunto de técnicas manuales y tratamientos no invasivos, que se emplean para tratar lesiones y aliviar molestias y dolores a través de la recuperación del equilibrio orgánico.

Esta terapia la debe realizar un especialista que logre la recuperación del equilibrio orgánico

La osteopatía es una técnica que, sin ser intrusiva, ofrece buenos resultados. Está recomendada para pacientes de lesiones crónicas, que ya se han sometido a distintos tratamientos sin obtener resultados positivos estables en el tiempo.

Existen ciertas patologías y situaciones que pueden ser propicias para acudir a un osteópata. Por ejemplo, en el caso de enfermedades agudas, en las que se hayan consumido medicamentos durante un período largo de tiempo, la osteopatía puede contribuir a que el aparato hepático y digestivo recupere el equilibrio después de las alteraciones provocadas por la medicación.

También se recomienda para tratar el estrés emocional y psicológico, ya que trabaja la relajación muscular, lo que, en muchos casos es beneficioso para estas patologías.

osteopatía

TIPOS

La osteopatía engloba sus técnicas en 3 grupos:

  • Osteopatía Estructural: dirigida al sistema músculo-esquelético.
  • Osteopatía Visceral: dirigida al tratamiento de los tejidos que participan en las funciones viscerales.
  • Osteopatía Craneal: dirigida al tratamiento de la esfera craneal (neuralgias, migrañas, vértigos, alteraciones de la articulación temporo-mandibular, etc.)

La terapia manual o terapia manual ortopédica se centra en la evaluación y tratamiento específico de las disfunciones músculo-esqueléticas y neurales a través de maniobras manuales.

 

TÉCNICAS

La osteopatía trabaja mediante diferentes técnicas. Una de las más importantes es la liberación miofascial, que, mediante terapia manual, trabaja las adherencias entre la fascia y el músculo, para que las fibras musculares mejoren su movilidad, y por tanto se eviten las lesiones.

osteopatía

Otra de las prácticas más habituales, es la técnica de la energía muscular. En este caso, el paciente realiza una contracción muscular, mientras el terapeuta realiza los estiramientos pertinentes para lograr la relajación muscular.

La osteopatía trabaja la liberación de los puntos gatillo, mediante la “técnica de Jones”: se ejerce presión sobre estos puntos, con el objetivo de aliviar los dolores. Y, por último, la “técnica de Trust”, que coloca las articulaciones mediante movimientos rápidos e indoloros, lo que más comúnmente se denomina crujido de huesos.

 

PRINCIPIOS

Esta técnica va más allá de las patologías físicas y se entiende como que no existe la enfermedad si no el enfermo.

El primer principio es el de la unidad del hombre. La física, psíquica y químicason aspectos indisociables. De esta forma, el osteópata tratará de mejorar estos tres aspectos, pues cuando se cura una de estas partes, las demás se curan seguidamente.

El segundo principio es el de la estructura y función de nuestro cuerpo. Si un órgano se encuentra con una alteración, afectará a la estructura y viceversa, por lo que el estado de salud es el equilibrio de los elementos que componen esta estructura.

El tercer principio es el de la autocuración. Gracias a la osteopatía, ayudamos a nuestro cuerpo y mente a regenerarse con la disfuncionalidad.

El cuarto principio es La ley de la arteria. Se le da vital importancia al sistema circulatorio. Con los conocimientos en fluctuación de líquidos como la sangre arterial, linfa, líquido extra e intra celular, entre los demás, podemos conseguir que el movimiento de estos líquidos entre los tejidos interfiera de forma positiva a la salud de nuestros huesos.

 

BENEFICIOS

Los beneficios de la osteopatía son numerosos, y pueden observarse buenos resultados a corto plazo. Entre los beneficios más notables, encontramos el equilibrio entre músculos y sistema nervioso, lo que mejora, de forma notable, la estabilidad y el equilibrio del cuerpo, reduciendo la probabilidad de sufrir lesiones.

Además, al tratarse de un tratamiento poco invasivo, no es doloroso y el paciente no tendrá que consumir fármacos. La osteopatía trata las patologías desde su origen, esto es muy beneficioso, ya que mejora el estado general del paciente y, por tanto, su calidad de vida.