Meditación el mejor relajante durante pandemia

0
118
Meditación
Meditación

Debido a la pandemia en el país, las personas han descubierto muchas sensaciones desagradables al estar en menos contacto con sus amistades y gran parte de su núcleo familiar.

La respiración profunda regulará nuestras emociones. Conoce los beneficios y las técnicas de meditar para sentirse aliviado

La pandemia del covid-19, pese a las vacunas, afecta la salud de muchas personas. Y es que, el estrés se volvió el pan de cada día por la preocupación de evitar contagiarnos por el coronavirus pues aún la posibilidad es latente.

Por ello, si el estrés causa que estés ansioso, tenso y preocupado, considera practicar meditación. Pasar aun unos pocos minutos meditando puede restaurar tu calma y paz interior.

Cualquier persona puede meditar. Es simple y no es caro, y no requiere de ningún equipo especial.

Pero, ¿qué es la meditación? La meditación se ha practicado por miles de años. Originalmente el propósito de la meditación era de ayudar a profundizar la comprensión de lo sagrado y las fuerzas místicas en la vida. En la actualidad, la meditación comúnmente se usa para relajamiento y reducción del estrés.

Está considerada un tipo de medicina complementaria para mente y cuerpo. La meditación puede producir un estado de relajamiento profundo y una mente tranquila.

Durante la meditación, concentras tu atención y eliminas el flujo de pensamientos confusos que pueden estar llenando tu mente y provocándote estrés. Este proceso puede resultar en un realce del bienestar físico y emocional.

BENEFICIOS DE LA MEDITACIÓN:

La meditación puede darte una sensación de calma, paz y equilibrio que puede beneficiar tu bienestar emocional así como tu salud en general.

Los beneficios de la meditación pueden incluir:

  • Una nueva perspectiva sobre situaciones estresantes
  • Maneras de afrontar tu estrés
  • Aumento de autoconsciencia
  • Concentrarte en el presente
  • Reducir las emociones negativas
  • Aumentar la imaginación y la creatividad
  • Aumento de la paciencia y la tolerancia

La meditación también puede ser útil si tienes una enfermedad, especialmente una que se ve empeorada por el estrés. Algunos estudios sugieren que la meditación quizás ayude a ciertas personas a controlar síntomas de trastornos como:

  • Ansiedad
  • Asma
  • Cáncer
  • Dolor crónico
  • Depresión
  • Enfermedades cardíacas
  • Presión arterial alta
  • Síndrome del intestino irritable
  • Problemas para dormir
  • Dolores de cabeza por tensión

 

TIPOS:

Hay muchos tipos de meditación y de técnicas para relajarse que tienen componentes de la meditación.

  1. Meditación guiada: Puedes intentar usar tantos sentidos como te sea posible, como olores, imágenes visuales, sonidos y texturas. Tal vez un guía o maestro te dirija a través de este proceso.
  2. Meditación con mantra: En este tipo de meditación, repites en silencio una palabra o una frase calmante para evitar pensamientos que te distraigan.
  3. Meditación de consciencia plena: En este tipo de meditación, expandes tu percepción. Te concentras en lo que sientes durante la meditación, como el flujo de tu respiración.
  4. Tai chí: Se realiza una serie de posturas o movimientos a tu ritmo y en una manera lenta y llena de gracia mientras practicas respiración profunda.
  5. Yoga: Realizas una serie de posturas y ejercicios controlados de respiración para promover un cuerpo más flexible y una mente calma.

¿CÓMO PUEDO MEDITAR EN PANDEMIA?

  • Respira profundamente y concentra toda tu atención: Respira profundamente y despacio. Cuando tu atención divague, suavemente vuelve a concentrarte en la respiración.
  • Haz un escaneo de tu cuerpo: Cuando uses esta técnica, concentra la atención en diferentes partes de tu cuerpo. Ten en cuenta las varias sensaciones de tu cuerpo, ya sea dolor, tensión, calor, o relajación.
  • Repite un mantra. Puedes crear tu propio mantra, ya sea religioso o no.
  • Reza: La oración es el ejemplo de meditación más común y que más se practica. Existen oraciones orales y escritas en la mayoría de las tradiciones de fe.
  • Lee y reflexiona: Muchas personas dicen que se benefician al leer poemas o textos sagrados, y luego tomarse un momento para reflexionar silenciosamente sobre su significado.
  • Concentra tu amor y tu gratitud: En este tipo de meditación, concentras tu atención en una imagen sagrada o un ser sagrado, combinando sentimientos de amor, compasión, y gratitud en tu pensamiento. También puedes cerrar los ojos y usar tu imaginación, o mirar representaciones de la imagen.