Las manualidades motivan la creatividad de los adultos mayores

0
90
Manualidades
Manualidades

El trabajo artesanal es un reto que mezcla creatividad, paciencia, orden y una serie de habilidades que podemos entrenar para obtener casi cualquier objeto que nos propongamos. Si bien hay trabajos manuales algo complicado, por requerir el uso de instrumentos profesionales, la mayor parte de las actividades englobadas en el término “manualidades” son accesibles a todas las edades.

Son ideales para mejorar la habilidad de precisión y para mantener la mente siempre despierta

Estos elementos son vitales para retrasar la aparición de ciertas enfermedades durante la vejez como, por ejemplo, el Alzheimer. Por esa razón es importante que todas las personas mayores mantengan sus cerebros activos y eviten tener una vida sedentaria.

 

BENEFICIOS

  • A nivel psicológico: Es importante que las personas mayores sigan paso a paso cada una de las manualidades que realicen, ya que esto les es beneficioso para estimular tanto la sucesión de tareas como el sentido del orden. De igual forma son una gran ayuda para mejorar la memoria, atención, concentración y hasta incluso fortalecen el sentido de alerta.
  • A nivel físico: Las manualidades para adultos mayores son ideales para mejorar la habilidad de precisión. Esto ocurre porque al utilizar las manos deben estar atentos en todo momento a sus movimientos y ser conscientes de ellos.

Para favorecer aún más al nivel físico de la persona, se recomienda que algunas de estas actividades se realicen de pie y no sentados. Sin embargo, todo dependerá de la capacidad del anciano, pero se puede variar entre estar de pie y sentado para evitar el cansancio.

 

IDEAS DE MANUALIDADES

Dibujos para colorear y pintar:

Pintar ayuda a liberar la imaginación y la creatividad. Pero no sólo eso, también puede ayudar a mejorar la capacidad de concentración y habilidad si vamos aumentando la dificultad de los dibujos a pintar o colorear. Existen cuadernos de dibujos de diferentes niveles, aumentando la dificultad de la imagen a colorear. Así la motivación del anciano aumentará según vayan dificultándose los dibujos, y eso hará que no se aburran de esta actividad.

Es una actividad muy genérica y es posible ser realizada en la mayoría de los casos. Los libros de colorear para adultos han aumentado y, ya que no es una actividad que necesite demasiado esfuerzo, permite mantener la concentración, destapar la creatividad y conseguir mantener la movilidad en las manos. Además, los colores transmiten sensaciones y emociones agradables y son fuente de motivación y alegría.

Origami:

El origami es una actividad recreativa que permite al anciano crear una gran cantidad de figuras de papel sin la necesidad de utilizar tijeras u objetos punzantes. Los médicos recomiendan este trabajo manual en las personas mayores porque le permite explorar una infinidad de posibilidades creativas. Con solo unos cuantos dobleces en el papel podrá lograr la apariencia de un barco, un cisne o una flor para decorar su cuarto.

Lana, punto y crochet:

Para algunos mayores, tejer o hacer ganchillo supone una actividad muy relajante al mismo tiempo que entretenida. Se deben tener en cuenta las habilidades físicas de la persona, ya que el pulso es importante que sea bueno para no tener problemas ni accidentes. Esta es una manualidad muy practicada por personas mayores desde tiempos, pudiéramos decir, inmemoriales, pero también es cierto que requiere de mucha práctica y destreza.

Manualidades con telas y agujas:

Las artesanías con telas, velcros y otro tipo de materiales ayudan a la hora de realizar distintos tipos de piezas hechas a mano y que luego pueden ser utilizadas para decorar, regalar o lucir en prendes de ropa. Al igual que tejer, proporcionan movilidad en las manos, desarrolla la creatividad y la imaginación y a su vez, la persona se siente realiza, se siente útil y valorada.

Fotos y fotografía:

Una manera de trabajar la creatividad y la memoria es realizar collages con fotos de su vida. Combinar diferentes fotografías de la infancia, de la familia, o de los amigos será verdaderamente emocionante para los mayores, sobre todo si sienten un especial interés en la imagen. Dentro de este tipo de manualidades para mayores, podemos incluir también álbumes con recortes o imanes con fotos. Será una actividad muy enriquecedora para aquellas personas que padezcan Alzheimer, ya que les ayudará a recordar parte de sus recuerdos borrados por la enfermedad.

Figuras de fieltro:

Estos muñecos son geniales para regalar a niños porque son muy divertidos y sirven como decoración de habitaciones. Por este motivo, regalar una figura de fieltro de algún animal favorito a un nieto será ideal para estar más unidos. La persona mayor se sentirá útil y satisfecha porque hará feliz a una persona que quiere.

Bisutería:

Podrías pensar que hacer bisutería puede resultar una manualidad no apta para personas mayores, debido al tamaño de los materiales. No obstante, existe un material adecuado para hacer bisutería como manualidad para la tercera edad y esta es la arcilla polimérica que resulta de fácil manejo.

Materiales reciclables:

Las manualidades con materiales reciclables no tienen ningún costo y pueden ser sencillas de realizar. Este tipo de manualidades para mayores requiere buscar materiales como sedas, telas, periódicos, botellas o plásticos. En definitiva, es muy fácil hacer un taller de manualidades con personas mayores usando materiales cotidianos y desechables.

Manualidades con fotografías:

Las manualidades son actividades que son fácilmente adaptables a las limitaciones físicas de las personas, en el caso de los adultos mayores. Las manualidades con fotografías son una opción perfecta para ayudar a las personas con problemas de memoria como la demencia o el Alzheimer porque activan sus recuerdos a través de fotos de personas y lugares familiares.

Velas:

Esta manualidad es entretenida y, además, sirve para regalar a alguien especial con un mensaje bonito por fuera: personalizarla será lo mejor. También existe la posibilidad de que el anciano se la autorregale para la decoración de su propia habitación. Esto es muy positivo para ellos, ya que las habitaciones de las residencias se convierten en sus hogares. Por tanto, deben ser acogedoras y muy personales.