La inteligencia artificial y la tecnología ayudarían a dormir mejor

0
336

Dispositivos vestibles como anillos y relojes inteligentes pueden ayudar a mejorar calidad del sueño

En el Día Mundial del Sueño, es crucial examinar la calidad del descanso de las personas. Los expertos sugieren que la tecnología basada en inteligencia artificial (IA) y los dispositivos vestibles, como los anillos y relojes inteligentes, pueden contribuir a mejorar los hábitos de sueño.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la falta de un buen descanso afecta el bienestar general, recomendando al menos 6 a 7 horas de sueño por día. Sin embargo, para muchos, el sueño no es una prioridad, lo que ha llevado a una disminución de su calidad a nivel global. En respuesta a este problema, la tecnología ofrece soluciones prometedoras.

Monitoreando las posturas para dormir

Los relojes inteligentes son excelentes para rastrear el sueño, detectando cuándo se inicia el sueño, identificando sus diferentes etapas (como el sueño ligero y profundo) y registrando los momentos de despertar. Estos datos se sincronizan con aplicaciones de salud en los teléfonos móviles para ofrecer recomendaciones personalizadas y mejorar la calidad del descanso.

Además, la mayoría de estos dispositivos cuentan con aplicaciones que pueden identificar signos tempranos de trastornos como la apnea del sueño, que puede detectarse mediante la medición de la cantidad de oxígeno en la sangre o SpO2.

La investigación actual se centra en cómo la inteligencia artificial puede mejorar aún más la calidad del sueño. Estudios como el de la Universidad de Southampton están explorando si los ronquidos tienen un sonido característico que permita identificarlos, utilizando modelos de aprendizaje automático para este propósito.

Por otro lado, investigadores de Google y la Universidad de Washington han combinado audio de voz humana y tos para identificar a quién pertenece una tos específica en una grabación, con resultados prometedores.

Otra aplicación de la IA es en la detección de síntomas de enfermedades pulmonares durante el sueño. Una empresa suiza, Resmonics, ha desarrollado una aplicación que ayuda a los usuarios a hacer un seguimiento de la tos nocturna, proporcionando información útil para decidir si es necesario consultar a un médico.

Aunque el potencial de la IA en este campo es claro, los investigadores se enfrentan a desafíos como la escasez de datos de calidad para entrenar los algoritmos y la necesidad de mejorar la precisión de las técnicas de detección.

Cama inteligente

Además, otras iniciativas, como la tecnología desarrollada por el MIT para monitorear las posturas durante el sueño o las camas inteligentes diseñadas por Bryte y la Universidad de California, están demostrando ser útiles para mejorar la calidad del descanso, adaptándose a las necesidades individuales de cada persona y ofreciendo una experiencia de sueño más personalizada y reparadora.

Leer también:

Facebook cumple 20 años y este es un repaso por su historia