Korina le pide perdón a clínica  

0
171
Korina Rivadeneira
Korina Rivadeneira

La venezolana Korina Rivadeneira está pasando unos días difíciles, pues su menor hijo se encuentra internado, ante ello se quejó en redes sociales no haber recibido un plato de comida de parte de la clínica en la que se encuentra su bebe, pero horas después ofreció disculpas.

Leer también [Gabriela y Santiago protagonizaron enfrentamiento]

Yo sé que todo lo que digo trae consecuencias, solo quiero que sepan que ando muy nerviosa por mi bebé, han sido semanas difíciles porque tuve a Larita mal y ahora a Marito. Lo siento si afecté o perjudiqué a alguien, nunca fue mi intención”, expresó.

Leer también [Kike Suero evalúa demandar a Magaly]

La exchica reality utilizó sus redes sociales para contar la difícil situación que está viviendo por la salud de su bebé y su mala experiencia en una clínica local.

Korina Rivadeneira se encuentra muy preocupada por la salud de su hijo recién nacido. La modelo venezolana utilizó sus redes sociales para compartir con sus seguidores los difíciles momentos que está viviendo al lado de su bebé, quien está internado en una clínica local luego de que empeorara tras contagiarse de su hermana, Lara.

Como se recuerda, a inicios del pasado mes de agosto, la venezolana y Mario Hart anunciaron la llegada de su segundo hijo. Ambos se mostraron muy emocionados, pero nunca imaginaron que vivirían un terrible momento al tener a sus dos primogénitos enfermos al mismo tiempo.

Instagram

A través de las historias de su cuenta oficial de Instagram, la exchica reality contó que el pequeño ‘Marito’ sigue en observación y ha recibido algunos medicamentos directo a los pulmones. Lo tienen nebulizando. Esperemos que mañana mejore. Estoy un poco estresada, primero, porque no me gusta que esté mal, es muy chiquitito para que esté tan mal”.

Asimismo, Korina Rivadeneira aprovechó para expresar su molestia con la atención que recibe por parte del centro de salud, en el cual también se encuentra internada, pues quiso instalarse en una de las habitaciones para estar más cerca de su hijo. Aunque no quiso decir el nombre de la clínica, aseguró que será la última vez que se atenderá ahí.

“Me internaron precisamente para mantenerlo a él. A mí nunca me había pasado que me habían internado en una clínica, bueno, por ‘Larita’ o por un bebé, y no me habían ofrecido ni un plato de comida. Además, estoy súper estresada porque cada vez que llora (‘Marito’) llamo a la enfermera y no viene. Ya le comenté a Mario (Hart). ¡Qué rabia! No me quiero ni pelear. No voy a volver a venir a esta clínica porque, de verdad, pésimo”, indicó.