Inundaciones en China: 25 muertos y 200.000 evacuados

0
158
Inundaciones en China
Inundaciones en China

Inundaciones: Pekín moviliza al ejército ante la amenaza de desplome de dos presas de la provincia de Henan, cercanas a su capital, Zhengzhou, y a la ciudad de Luoyang

Son, aseguran ya los medios chinos, las peores lluvias en la historia de la zona. Las graves inundaciones causadas por las intensas tormentas en la provincia de Henan, en el centro de China, han dejado al menos 25 muertos, siete desaparecidos y han obligado a desplazar a áreas más seguras a más de 200.000 personas.

Son las peores lluvias en la historia debido a las intensas tormentas en la provincia de Henan en la parte central

Más de 1,2 millones se han visto afectadas por el temporal, que ha arrojado en tres días el equivalente a un año entero de precipitaciones y ha desbordado todas las medidas de protección. El desastre meteorológico puede complicar el crecimiento económico de la región: Henan, de 99 millones de habitantes, es un importante centro logístico, de producción de alimentos y de industria pesada en China

SIETE MIL SOLDADOS

El ejército ha enviado a la zona a más de 7.000 soldados, ante la amenaza de desplome de una presa cercana a Zhengzhou (de 12,6 millones de habitantes), capital de la provincia de Henan y la ciudad más afectada por el temporal. También amenazaba rotura una segunda presa, la de Yihetan, en las cercanías de la ciudad de Luoyang, de siete millones de habitantes.

Barrios enteros inundados y convertidos en lodazales; ciudadanos arrastrados por la fuerza del agua en avenidas convertidas en auténticos ríos; vehículos sumergidos; hospitales anegados y sin electricidad; estaciones de metro llenas de agua, con pasajeros atrapados dentro de los vagones. Son algunas de las escenas que han difundido en vídeos los medios locales en Zhengzhou, situada junto al río Amarillo.

2 de las víctimas murieron, precisamente, en la inundación de una línea de metro, donde otros 500 pasajeros sí pudieron ser rescatados. Los vídeos muestran escenas de personas atrapadas en los vagones con el agua a la altura del pecho, a oscuras y mientras parpadean las luces de emergencia.

“El agua me llegaba al pecho”, confirmó en internet un superviviente, cita Reuters. “Tuve mucho miedo, pero lo más aterrador no fue el agua, sino el aire que empezaba a faltar en el vagón”.

Las lluvias torrenciales habían provocado que se suspendiera poco antes el servicio de los autobuses públicos de la ciudad, que funciona con electricidad, dijo a la misma agencia un ciudadano del que solo se precisa su apellido, Guo. Sin poder utilizar los autobuses, “mucha gente tomó el metro y ocurrió la tragedia”, declaró este hombre, que se vio forzado a pernoctar en su lugar de trabajo.

Dos víctimas mortales más fallecieron al derrumbarse un muro. Otras cuatro, arrastradas por el agua o en derrumbamientos en la localidad de Gongyi, a unos 80 kilómetros de Zhengzhou y también en la ribera del río Amarillo.

XI JINPING LO CALIFICA DE “EXTREMADAMENTE GRAVE”

El presidente de China, Xi Jinping, calificó como “extremadamente grave” la situación en Zhengzhou, la ciudad más afectada por las inéditas lluvias que han azotado al centro del país. El mandatario sostuvo que las medidas de control de las inundaciones entraron en una “fase crítica”, según reportes de distintos medios estatales.

Algunos embalses han visto reventadas sus represas (…) causando graves lesiones, pérdidas de vidas y daños materiales“, dijo Xi, según la cadena estatal CCTV. Unas 200.000 personas han sido evacuadas de Zhengzhou, que tiene más de 10 millones de habitantes, donde cayó en solo tres días el agua que normalmente cae en todo un año. Se trata de las precipitaciones más fuertes que han golpeado la región desde que se registran los datos, hace 60 años.

El ejército chino dijo que había evitado el colapso de la represa de Yihetan, situada a una hora de la ciudad de Zhengzhou, gracias a que realizó operaciones de voladura que permitieron a las tropas abrir “con éxito una nueva abertura de desviación de la inundación”. Estas medidas permitieron que el nivel del agua bajara y que el “peligro haya sido efectivamente controlado”.

 Leer también [Estados Unidos: se triplica los casos de COVID-19 en dos semanas]

TEMPLO DE SHAOLÍN, DAÑADO

El organismo encargado del patrimonio cultural advirtió que algunos lugares habían sufrido daños por el agua, entre ellos el templo de Shaolín -un famoso monasterio y escuela de artes marciales- y las Grutas de Longmen, un sitio del patrimonio de la Unesco con tallas budistas en piedra que se remontan al siglo V.

Funcionarios señalaron que “las principales reliquias culturales protegidas sufrieron diversos grados de daños por el agua”, pero que ya estaban a salvo. Según los científicos, el cambio climático está empeorando las inundaciones y otros fenómenos meteorológicos extremos en todo el mundo y este caso sería un ejemplo más de ello.