El régimen de Irán condenó a muerte a más manifestantes por las protestas

0
60
El régimen de Irán condenó a muerte a más manifestantes por las protestas
El régimen de Irán condenó a muerte a más manifestantes por las protestas

Tribunales iraníes emitieron tres sentencias de muerte más por la violencia relacionada con las protestas por la muerte de Mahsa Amini, informó este miércoles el poder judicial, elevando a cinco el total dictado en tres días.

Al menos 15.000 personas han sido arrestadas

Uno fue condenado por atacar a agentes de policía con su automóvil, matando a uno de ellos; el segundo había apuñalado a un oficial de seguridad; y el tercero intentó bloquear el tráfico y sembrar el “terror”, indicó el sitio web del poder judicial Mizan Online, citando los veredictos.

Anteriormente, un tribunal sentenció a un preso acusado de participar en las protestas que sacuden Irán, en lo que fue la segunda condena a la pena máxima por las movilizaciones en las que se pide más libertad.

El acusado fue condenado en Teherán por “atacar a una persona con un cuchillo, prender fuego a una motocicleta y declarar la guerra contra el Estado”, informó Mizan. Las condenas pueden ser apeladas en tribunales superiores, especificó.

El pasado domingo, la Justicia iraní dictó la primera sentencia a muerte contra una persona acusada de participar en las protestas desatadas por la muerte de Masha Amini, tras ser detenida tres días antes por la Policía de la moral por llevar mal puesto el velo islámico.

Al menos otras cinco personas han sido condenadas a penas de prisión por su participación en las protestas.

Leer también [México en alerta por salud de Andrés García]

Además, las autoridades judiciales han acusado a más de 2.000 personas de diversos delitos por su participación en las movilizaciones, en las que se pide el fin de la República Islámica, muchas de las cuales se enfrentan a penas de muerte.

Las movilizaciones se intensificaron ayer con manifestaciones y huelgas para conmemorar las protestas de 2019 causadas por la subida del combustible y en las que murieron 300 personas, según Amnistía Internacional.

En algunas partes de varias ciudades cerraron los comercios, mientras que en multitud de universidades a lo largo del país se gritaron de nuevo eslóganes como “mujer, vida, libertad” o “muerte al dictador”, en referencia al líder supremo de Irán, Ali Jameneí.

Las protestas están protagonizadas sobre todo por jóvenes y mujeres, lanzan consignas contra el régimen y queman velos, uno de los símbolos de la República Islámica y algo impensable no hace mucho.

Al menos 326, entre ellos 43 menores de edad, han muerto en la represión policial, según la a ONG Iran Human Rights, con sede en Oslo.