El “pacto del siglo”: Xi Jinping rechaza el gas ruso

0
656
Xi Jinping y Vladimir Putin
Xi Jinping y Vladimir Putin

El “pacto del siglo” no fue posible. Vladimir Putin había denominado de esa manera al acuerdo para la construcción de un segundo gasoducto que llevaría el suministro desde Siberia hasta China a través de Mongolia. El Poder de Siberia 2 –ya existe uno de menor envergadura- iba a compensar las pérdidas que está teniendo Moscú al quedarse sin los mercados de Europa tras la invasión a Ucrania del año pasado.

El encuentro en Moscú de esta semana con el líder chino Xi Jinping terminaría, según la retórica de Putin, por darle la puntada final al pacto económico. Pero se quedó con las manos vacías. Xi regresó a Beijing sin firmar un solo papel que lo comprometa con el gasoducto que tanto quería su colega ruso.

Y no es que Putin no tuvo el apoyo de Xi. Todo lo contrario. Fue una cumbre que marcó un hito geopolítico. Se selló un pacto antiliberal y antioccidental, marcando un cambio “que no se había producido en 100 años”, según la cancillería china. Xi sabe que tiene a Putin en sus manos.

Rusia depende en gran medida de lo que vaya a hacer China con respecto a la guerra en Ucrania: si le proporciona armamento estratégico, Putin puede lograr su sueño de reconquistar los territorios “perdidos” con la desintegración de la ex Unión Soviética. Por ahora, eso no está sucediendo.

Xi sabe que un movimiento en falso en el terreno europeo lo puede dejar en una mala situación para la confrontación de fondo con Estados Unidos en el Pacífico Sur. Tampoco sacrificaría el interés económico propio de China más allá del apoyo simbólico de gran importancia para su “querido amigo”.

El viaje de Xi ofreció a Putin un importante apoyo moral, sobre todo a unas horas de ser sancionado como un criminal de guerra, y el comercio chino ha apuntalado la economía rusa, pero la falta de un acuerdo sobre Poder de Siberia 2 mostró los límites de lo que Xi está dispuesto a hacer”, comentó Janis Kluge, experta en economía rusa del Instituto Alemán de Asuntos Internacionales y de Seguridad, en una entrevista con el Washington Post.

Leer también [ONU acusa a ucranianos y rusos de ejecuciones de prisioneros de guerra]

“China no quiere que Rusia pierda la guerra en Ucrania ni que se derrumbe el régimen de Putin. Pero esto no significa que la relación esté floreciendo”, agregó. “Ahora hay una clara dependencia donde antes había una relación más simétrica. Podemos ver que China no está ofreciendo nada más que lo simbólico de esta visita, y podemos ver que China también es más cuidadosa en sus tratos con Moscú.”