¡Congreso eleva edad de jubilación a los 65 años!

0
458
La nueva ley crea el Sistema Integral Previsional Peruano a fin de garantizar la protección previsional de todos los ciudadanos, tengan o no vínculo laboral.
La nueva ley crea el Sistema Integral Previsional Peruano a fin de garantizar la protección previsional de todos los ciudadanos, tengan o no vínculo laboral.

REFORMA UNIFICA SISTEMAS PENSIONARIOS Y PROHÍBE NUEVOS RETIROS DE FONDOS

La nueva ley crea el Sistema Integral Previsional Peruano (SIPP), incorporando al Sistema Nacional de Pensiones (SNP), conocido como ONP, y el Sistema Privado de Pensiones (SPP), conocido como la AFP, a fin de garantizar la protección previsional de todos los ciudadanos, tengan o no vínculo laboral.

En el nuevo sistema queda prohibido el retiro total o parcial de los fondos acumulados en las cuentas individuales de la AFP por parte de los afiliados durante su etapa activa.  Es decir, ya no se podrán efectuar nuevos retiros extraordinarios en contextos de crisis económica o por emergencias sanitarias.

 

Leer también [Así será el nuevo sistema de pensiones]

 

La edad de jubilación en el nuevo sistema se fija en 65 años, para hombres y mujeres. En tanto, la edad para acceder a una pensión adelantada, anticipada ordinaria o anticipada por desempleo, cuando corresponda, será a partir de los 55 años, cinco años más que en la norma actual.

Uno de los planteamientos que generó debate es que las personas, sean o no afiliados a las AFP y ONP, podrán destinar un 1% de sus consumos –acreditados con comprobante de pago– hasta por un máximo de S/ 41,200 al año (ocho UIT), en compras individuales que no deben superar los S/ 700.

Asimismo, se establece una pensión mínima en las AFP, similar a la que ya reciben los afiliados a la ONP. Para acceder a este beneficio, se deberá cumplir con 240 aportes al sistema previsional.

 

Leer también [“Si estado da 1 % a presupuesto anual se puede aumentar pensión a s/ 1,025”]

 

De ese modo, se recibirá una jubilación de S/ 600, aunque el fondo acumulado no sea suficiente, pues el Estado financiará lo faltante.

Además, se incorporará a los bancos y otras entidades financieras supervisadas por la SBS, como las aseguradoras, para administrar los fondos de pensiones.