Botox casero: no maltrata tu piel y te rejuvenece

0
131
BOTOX CASEROS
BOTOX CASEROS

El botox (o toxina botulínica de tipo A) es una neurotoxina que, pese a ser liberada por el botulismo (una enfermedad que surge de una bacteria que provoca parálisis muscular y que puede derivar en problemas respiratorios, náuseas o debilidad), se usa con fines médicos para tratar algunas enfermedades neurológicas y en medicina estética.

Hágalo en casa con productos naturales

Al inyectar botox en la piel, éste relaja las fibras de los músculos para disminuir su potencia de contracción. Esto hace que la comunicación con los nervios se corte, de forma que acaba originando una parálisis al no recibir órdenes. Por este motivo se suele utilizar en cosmética para frenar la aparición de las arrugas.

Leer también:

Cómo realizar los cuidados de la piel en la tercera edad

¿PARA QUÉ SIRVE?

La inyección de toxina botulínica en el músculo a través de la piel elimina o reduce de forma temporal tanto las arrugas de expresión (las que aparecen al hacer algún movimiento o gesto con la cara) como las arrugas del entrecejo, del cuello y las “patas de gallo”, todas ellas debidas, en gran parte, a la contracción de los músculos subyacentes. La toxina paraliza estos músculos temporalmente, con lo que la piel adquiere un aspecto liso y la expresión se suaviza y rejuvenece.

 

PROCEDIMIENTO DEL BOTOX

Antes del procedimiento:

La mayoría de la gente no siente casi ninguna molestia durante el procedimiento. Sin embargo, es conveniente que antes te adormezcan la piel, especialmente si te tratas las palmas o las plantas de los pies por transpiración excesiva. El médico podría utilizar uno o más de los diversos métodos disponibles para insensibilizar el área, como anestesia tópica, hielo, y anestesia vibratoria, que consiste en aplicar masajes para reducir la molestia.

Durante el procedimiento:

Las inyecciones de bótox suelen aplicarse en el consultorio del médico. El médico utiliza una aguja delgada para inyectar pequeñas cantidades de toxina botulínica en la piel o los músculos. La cantidad de inyecciones necesaria depende de muchos factores, como el tamaño del área que se trate.

Después del procedimiento:

No frotes ni masajees el área de tratamiento por 24 horas. Esto puede ayudar a evitar que la toxina se disemine a un área diferente. Podrás volver a tus actividades normales inmediatamente después del procedimiento.

 

EFECTOS ADVERSOS

Las complicaciones del procedimiento de inyección de toxina botulínica son raras, leves y transitorias. Son dependientes de la dosis inyectada e incluyen:

  • Hematomas en los puntos de inyección.
  • Dolor de cabeza.
  • Síntomas parecidos a la gripe.
  • Sensación de tensión en el entrecejo.
  • Párpados caídos de forma moderada por excesiva debilidad muscular. Se resuelve en pocas semanas.

MASCARILLAS CON EFECTO BOTOX CASEROS

  1. Mascarilla con vitamina E:

La vitamina E cuenta con potentes propiedades anti-edad y favorece la producción de colágeno en la piel.

Ingredientes

  • Un racimo de uvas moradas.
  • 3-4 cápsulas de vitamina E.

Preparación y tratamiento:

Suelta las uvas del tallo o racimo y retira todas las semillas que contiene en su interior. Para ello, hazle un pequeño corte en uno de los extremos y luego con la ayuda de un palillo extrae las semillas. Cuando tengas todas las uvas sin semillas, agrégalas al vaso de una batidora y procésalas hasta que se forme una pasta.

Ahora añade al mismo vaso el contenido de 3 o 4 cápsulas de vitamina E y procésalo de nuevo todo. Ya tendrás lista la mascarilla con efecto bótox de vitamina E y jugo de uvas. Con el rostro limpio, aplica el remedio en la cara y deja que actúe durante 20 minutos. Finalmente, retira la mascarilla con abundante agua tibia.

Leer también [Minsa visitará alumnos y profesores de colegios privados para vacunación]

  1. Mascarilla de clara de huevo:

La clara de huevo cuenta con propiedades blanqueadoras que ayudan a atenuar las manchas que aparecen por el envejecimiento y a unificar el tono de nuestra piel. Además, cuenta con propiedades humectantes que hidratan y mejoran la apariencia de la piel.

Preparación y tratamiento:

Casca un huevo para separar la clara de la yema. Luego, bate con un tenedor hasta que se quede bien líquida. Antes de utilizar esta mascarilla, es necesario que tengas el rostro lavado y libre de maquillaje y otros restos de suciedad. Ahora coge unos trozos de papel higiénico y ponlos en el rostro. Luego, con un pincel aplica la clara sobre los trozos de papel hasta que se fijen en la cara.

Deja actuar 30 minutos y luego quita con cuidado los trozos de papel. Finalmente, aclara el rostro con jabón y agua tibia y luego aplica alguna crema hidratante. Utiliza este remedio entre 2 y 3 veces a la semana.