Aprende a llevar una relación amorosa sin presiones extremas

0
360
relación amorosa
relación amorosa

Las canciones de amor y las películas románticas nos muestran un concepto erróneo de lo que es una relación sentimental. Darlo todo por el otro, dejar en un segundo plano nuestras metas para poner a nuestra pareja por delante e, incluso, llegar a pensar que nuestra vida sin el otro no sería nada.

En esta página las mejores recomendaciones para conseguir pareja

Esas ideas distan mucho de una relación sana, ya que se basan en la dependencia, los celos y la posesión. Todo lo contrario, a lo que en realidad debe ser.

A veces parece que las relaciones de pareja dan mucho trabajo y se vuelven horriblemente complicadas. Pero si nos paramos a pensar, nos damos cuenta de que tener una relación de pareja saludable es muy sencillo siempre y cuando los dos miembros de la pareja sean capaces de dejar de lado sus propias inseguridades y malas experiencias del pasado.

 

Deja de plantear el compromiso:

En algunos casos la búsqueda de pareja puede ser con el fin de intentar establecer un compromiso para toda la vida. Es necesario que antes de buscar pareja por internet o a través de actividades o aficiones, dejes de lado este tipo de ideas. A pesar de que quieras una relación formal, no necesitas a una persona para toda la vida. Este tipo de ideas vienen de la mano de mitos del amor romántico. No somos una media naranja que busca su mitad, somos seres completos buscando a alguien con el que establecer una relación que nos ayude a evolucionar.

 

Deja de buscar de forma desesperada:

Lo primero de todo y más imprescindible es que para encontrar pareja no hay que ir buscando a alguien en cualquier esquina. Un error que suele cometer mucha gente es conocer a chicos o chicas sin filtro en páginas para buscar una pareja. Tienen tantas ganas de conocer a alguien que vale la pena que se lanzan a la primera de cambio con el primero o la primera que se cruza por su lado y eso es un fracaso asegurado. Para conocer a una pareja hace falta saber qué es lo que buscamos en el otro y cómo somos nosotros mismos.

Sé tú mismo/a, no finjas:

Todos intentamos causar una buena impresión en una primera cita. Mostramos lo mejor que tenemos y evitamos a toda costa que salgan a la luz nuestros defectos. De este modo, a veces no encontrar pareja es precisamente la señal de que quizá estamos mostrando nuestro yo ideal en vez de nuestra verdadera cara.

 

Respeta la libertad de tu pareja:

Tu pareja no te pertenece, tu pareja es una persona que libremente decide mantener una relación contigo y que en cualquier momento libremente puede decidir dejar de hacerlo. Ama desde la libertad y no desde la posesión. Una pareja está formada por dos miembros con vidas, ideas, experiencias y gustos diferentes y no es necesario ni conveniente que la pareja se convierta en un pack dos en uno.

Es importante que cada uno de los miembros de la pareja tenga espacio para sí mismo o para compartir con otras personas sin que esté su pareja presente. De esta manera ambos miembros podrán enriquecerse de las experiencias del otro y no se ahogarán en la relación.

 

Comparte tiempo de calidad con tu pareja:

Compartir tiempo de calidad con tu pareja es un elemento clave para que la relación no acabe sumida en la rutina. Entiendo que en ocasiones llegamos a tener una vida muy ajetreada y prácticamente la vivimos en piloto automático sin darnos cuenta lo que está ocurriendo a nuestro alrededor, pero reservar algo de tiempo para compartirlo con tu pareja debe estar entre tus prioridades si tu objetivo es mantener una relación de pareja saludable. Algunas actividades son: Salir algún día a cenar, una escapada de fin de semana, ver una película favorita, etc.

Leer también [Cómo evitar las peleas de pareja]

Aprende que tu pareja no ve el mundo igual que tú:

Tu pareja ha vivido en un ambiente diferente que el tuyo, ha tenido unos padres diferentes, se ha rodeado de gente diferente y ha vivido unas experiencias que son diferentes a las tuyas; Así que no es de extrañar que vea el mundo de una manera diferente a ti. No tienes por qué compartir la visión que tenga tu pareja de muchas cosas si no la consideras adecuadas; pero si entiendes que tu pareja no piensa, siente y actúa como tú te vas a ahorrar muchos problemas.

También es inútil intentar convencer a tu pareja que tu visión del mundo y no la suya es la correcta, cada uno ve las cosas de una manera distinta en función de su historia vital previa, por lo tanto, tal y como he dicho antes en lugar de empeñarte en llevar razón tú, empéñate en buscar una solución que incluya parte de la visión del mundo de cada uno.

Le puede interesar [Encuentran metales en agua potable en Estados Unidos]

CARACTERÍSTICAS DE UNA RELACIÓN SANA

Para que una relación de pareja sea sana y beneficiosa para ambos miembros debe cumplir los siguientes requisitos:

  • El cariño y la admiración que los miembros de la pareja se profesan.
  • Los miembros de la pareja no dejan su felicidad en manos del otro.
  • La confianza que tiene el uno en el otro.
  • Se conocen bien.
  • Se muestran respeto siempre.
  • Dialogan sobre los problemas y buscan soluciones que tengan en cuenta a ambos miembros.
  • Tienen su propio espacio, sus metas y sueños.
  • Cada uno tiene su propia forma de ser y de pensar y se respetan.
  • Gozan de una buena comunicación.
  • Se apoyan cuando lo necesitan.