¡Aceites para lucir piel y cabello siempre hermoso!

0
208
cabello
cabello

SI DESEAS VERTE FRESCA, USA A DIARIO SEMILLAS DE UVA, GIRASOL Y ALMENDRAS

Los aceites pueden ser tus mejores aliados en el camino a potenciar tu rutina de belleza y así lucir una piel y melena más brillante y sedosa, pero también pueden ser tu peor pesadilla si no los sabes aplicar bien y, sobre todo, si eliges cualquiera que te encuentres en tu cocina o en tus salidas de compras.

Una forma estupenda de hidratar y embellecer la piel, sea del tipo que sea, es aprovechando todos los componentes y nutrientes que ofrecen algunos aceites naturales. Estos no solo protegen la piel, sino que penetran hasta sus capas más profundas para regenerarla por completo y ofrecerle magníficas propiedades antienvejecimiento y reafirmantes. De igual forma, tu cuerpo y tu cabello pueden ser bien cuidados con estas ‘ayuditas’ naturales. Hoy te revelamos los aceites que deberías considerar para hidratar, nutrir y mejorar la apariencia de la cara, el cabello y el cuerpo. ¿Lista para aumentar tu belleza? Aquí vamos.

Leer también:

La diabetes se ha convertido en una pandemia

PARA EL ROSTRO:

-Aceite de árbol de té

Aunque es más conocido para controlar el exceso de grasa, el aceite de árbol de té también funciona para disminuir la irritación de la piel seca, promover la cicatrización de heridas y calmar y desinflamar el acné. No se debe utilizar directamente en la piel, sino diluido en otro aceite portador.

TIP: utiliza aceites que ya vengan formulados en tus productos de belleza, o sea que conserven sus propiedades y vengan listos para penetrar en tu piel y pelo, sin obstruirlos.

 

-Aceite de semilla de hemp

Este aceite que está relacionado con la marihuana realmente no tiene ningún efecto adverso al usarse en la piel, ya que sus niveles de THC son muy bajos. De hecho, funciona como un poderoso antiinflamatorio y regenerador de las células, previene los signos de la edad y controla la producción sebácea.

 

-Aceite de rosa mosqueta

Protege del daño solar, estimula la producción de colágeno, hidrata, exfolia suavemente, humecta, reduce la inflamación y disminuye manchas, líneas finas y cicatrices gracias a su alto contenido en vitaminas, antioxidantes y ácidos grasos.

 

-Aceite de semillas de uva

Ideal para la piel grasa, sensible o mixta —ya que es considerado no comedogénico—, el aceite de semilla de uva es una increíble fuente de vitamina C, convirtiéndose en un poderoso suero antioxidante natural. Entre sus beneficios destacan su capacidad de combatir las líneas de expresión prematuras y cicatrices de todo tipo, pues promueve la elasticidad y regeneración de la piel.

 

Leer también [Descifrando los Enigmas de la Migraña]

 

PARA EL CABELLO:

 

-Aceite de argán

Es un mix de ácidos grasos, antioxidantes y minerales que mantiene la hidratación capilar, elimina el frizz, rejuvenece la cabellera y defiende de los rayos UV. Su aplicación es ideal sobre la melena húmeda y antes de peinar para sellar las cutículas, suavizar el cabello y mantener el brillo al máximo.

 

-Aceite de macadamia

Es uno de los aceites que más penetra en el cabello sin dejarlo graso y, aunque es un poco costoso, vale la pena probar sus beneficios: sus antioxidantes refuerzan los mechones, sus cualidades emolientes lo dejan más suave y brillante y, por si fuera poco, restauran la humedad y agregan proteínas al pelo.

Marcas como Hair Chemist y Marc Anthony cuentan con sueros y mascarillas con aceite de macadamia.

 

-Aceite de jojoba

Es un alisador de cutículas natural por excelencia, por lo que resulta excelente para combatir el molesto frizz en todos los tipos de cabello. Además, dada su ligereza, inyecta volumen, cuerpo y movimiento hasta en el pelo fino. Y ojo, muchas personas también lo usan para pestañas y cejas, pero nada mejor que consultar a un experto antes de hacerlo.

 

PARA EL CUERPO:

 

-Aceite de almendras

Se trata de uno de los mejores aceites para hidratar la piel, aliviar la irritación y prevenir el envejecimiento, debido a sus altos niveles de vitamina E, omega-3, magnesio, fósforo y cobre. Otras de sus ventajas: alisa la textura, refuerza la barrera cutánea y favorece la restauración.

 

-Aceite de semilla de girasol

Es ligero y alto en polifenoles, un compuesto antioxidante super efectivo que ofrece propiedades antiedad para la piel. También es bueno para aplicar en áreas lastimadas por sus bondades antibacterianas y desinflamatorias. ¡Listo, ya sabes cuáles usar. Alístate a ser la envidia de tus amigas!