5 hervidos contra congestión nasal

0
155
congestión nasal

SIRVEN PARA ALIVIAR LA SECRECIÓN, FAVORECER LA EXPECTORACIÓN Y ELIMINAR LAS FLEMAS

¿No sabes cómo combatir la congestión nasal? Este síntoma se produce por la inflamación y obstrucción de los conductos de la nariz debido a un exceso de producción de moco. Es común en los problemas respiratorios como la gripe y el resfriado, aunque también aparece en alergias.

La consulta médica se hace indispensable; ya que esta afección dificulta el paso del oxígeno hacia los pulmones interfiriendo en el proceso respiratorio. Además, se acompaña con flemas densas o acuosas que caen desde la nariz por inercia propia. Así que, si quieres saber cómo hacer frente a esta molestia con remedios naturales, sigue leyendo.

 

Remedios naturales para combatir la congestión nasal

Hoy en día los especialistas han desarrollado una amplia variedad de tratamientos que permiten combatir la congestión nasal y mantenerla bajo control; mientras se alivia la afección que la ocasiona.

Sin embargo, también existen remedios de origen natural que, por sus propiedades, son capaces de ejercer efectos similares. Dicho esto, te presentamos algunos de ellos.

  1. Hojas de eucalipto

Los extractos naturales de las hojas de eucalipto tienen efecto antihistamínico y antiinflamatorio. Favoreciendo así la disminución de la congestión nasal.

Además, según un artículo publicado por la Revista de Ciencia de la Alimentación y la Agricultura, su aceite es reconocido en el mundo de la medicina por servir de tratamiento natural contra trastornos respiratorios y gastrointestinales.

Asimismo, su uso a través de terapias con vapores ayudaría a destapar las vías respiratorias y a eliminar el exceso de moco que provoca este síntoma.

Ingredientes

  • 6 hojas de eucalipto.
  • 4 tazas de agua (1 litro).

Preparación

En primer lugar, añade varias hojas de eucalipto en una olla con agua y pon a hervir.

Cuando empiece a evaporarse, inhala los vapores; cubriéndose la cabeza con una toalla.

Una vez hecho, repite el tratamiento cada noche antes de dormir hasta aliviar la congestión nasal.

 

Leer también [La ozonoterapia y sus beneficios]

 

  1. Miel y vinagre de manzana

La combinación de miel y vinagre de manzana es un remedio popular que se lleva usando desde hace tiempo para combatir los virus y las bacterias que afectan a la salud respiratoria.

En este sentido ambos ingredientes concentran activos antiinflamatorios y analgésicos que contribuyen a aliviar el malestar ocasionado por la gripe y el resfriado.

Ingredientes

  • Cucharada de vinagre de sidra de manzana (10 mililitros).
  • Cucharada de miel de abejas (25 gramos).
  • 1 vaso de agua tibia (200 mililitros).

Preparación

Para empezar, incorpora el vinagre de sidra de manzana y la miel en un vaso de agua tibia. Después, remueve hasta que la mezcla quede bien disuelta.

Tras obtener una bebida homogénea, consumirla en ayunas. Repetir el proceso cada día hasta aliviar el problema.

 

  1. Ajo y cúrcuma

Los agentes antibióticos y antiinflamatorios del ajo se han aprovechado desde la antigüedad como parte del tratamiento de la congestión nasal. Asimismo, dichas propiedades también se encuentran en la cúrcuma.

Por este motivo, ambos ingredientes son capaces de fortalecer el sistema inmunitario para proporcionar un alivio eficaz de los problemas respiratorios.

Ingredientes

  • 3 dientes de ajo triturados.
  • ½ cucharadita de cúrcuma en polvo (2 gramos).
  • 1 taza de agua (250 mililitros).

Preparación

En primer lugar, pon a hervir el agua y, cuando llegue a ebullición, agrégale el ajo triturado y la cúrcuma en polvo.

Retira la bebida del fuego, déjala reposar y pásala por un colador antes de ingerirla.

 

  1. Hojas de albahaca

La acción refrescante y antimicrobiana de la albahaca es una solución efectiva contra los agentes que obstruyen los conductos respiratorios.

Esta produciría un ligero efecto expectorante; promoviendo la eliminación de las flemas que tapan la nariz. De paso, desinflama los bronquios y ayuda a restablecer el proceso de oxigenación.

Ingredientes

  • 6 hojas de albahaca.
  • 1 taza de agua (250 mililitros).

Preparación

Para comenzar, incorpora las hojas de albahaca en una taza de agua hirviendo. Después, deja reposar durante 10 o 15 minutos.

Cuela la infusión y bébela hasta tres veces al día.

De manera opcional puedes masticar cuatro hojas de albahaca en la mañana y antes de dormir.

 

  1. Jengibre y limón para combatir la congestión

La clásica infusión de jengibre fresco con limón continúa siendo uno de los mejores remedios naturales para promover el alivio de las vías respiratorias y los pulmones.

De hecho, un estudio publicado por la Revista de Etnofarmacología reveló que esta especia picante contiene una sustancia activa conocida como gingerol; la cual le confiere un efecto antiviral y antiinflamatorio.

A su vez tiene vitaminas y minerales que mejoran la función inmunitaria ante la presencia de gérmenes. Por lo tanto, su ingesta apoya la eliminación de las flemas y calma la irritación.

Ingredientes

  • Cucharadita de jengibre fresco (5 gramos).
  • 1 taza de agua (250 mililitros).
  • Cucharada de zumo de limón (5 mililitros).
  • Cucharada de miel (25 gramos).

Preparación

En primer lugar, incorpora el jengibre fresco en una taza de agua caliente. Una vez hecho, mézclalo con el zumo de limón y la miel.

Toma dos tazas de infusión al día, durante una semana.

 

Leer también:

¡Aceites para lucir piel y cabello siempre hermoso!