Terapia Gestalt: basada en el aquí y ahora

0
63
Terapia Gestalt
Terapia Gestalt

La psicología de la Gestalt se puede encuadrar dentro del marco más amplio de la psicología humanista, ya que pone énfasis en las vivencias subjetivas de cada persona, da importancia a aspectos positivos de la psicología tales como la autorrealización y la búsqueda de decisiones acertadas, y trabaja con una concepción del ser humano como agente capaz de desarrollarse de forma libre y autónoma.

Incrementa el autoconocimiento, herramienta necesaria para el crecimiento personal y la capacidad de satisfacción

Esto significa que no se centra en los aspectos negativos de la mente, tal y como ocurre con ciertos tipos de psicoanálisis, ni ciñe su objeto de estudio a la conducta observable de las personas, como pasa en el conductismo.

PRINCIPIOS

Aquí y ahora

Desde la Terapia Gestalt se asume que los seres humanos percibimos todo lo que nos ocurre como una experiencia unificada. Esto significa, entre otras cosas, que nuestra idea de lo que es en futuro y el pasado no son más que proyecciones de cómo vivimos el presente.

En definitiva, trabajando nuestra manera de pensar el presente estaremos interviniendo sobre nuestras maneras de plantearnos el futuro por llegar y el modo en el que echamos la vista atrás para revisar el pasado. Esta idea, por cierto, cuenta con el respaldo de unas investigaciones que hicieron famoso al psicólogo Gordon H. Bower.

Toma de conciencia

La Terapia Gestalt es imprescindible tomar nota de lo que le ocurre a uno mismo. Sólo a partir de ese modo se podrán detectar nuevas formas de formular la experiencia del aquí y el ahora en términos que nos acerquen más a la autorrealización. Ser honestos con nuestra manera de experimentar nos permite desarrollar una mejor Inteligencia Emocional.

Responsabilidad

Tomar conciencia de los propios actos y estilos de experimentar las cosas implica también asumir las consecuencias de esas opciones. A partir de la aceptación de los errores y la hipotetización de los riesgos, se gana autonomía. Esto abre el abanico de opciones y de concepción de sentidos en los que se puede actuar, desde una perspectiva existencial.

Leer también:

Cuando no se puede vivir sin redes sociales

BENEFICIOS

Autoconocimiento

A través de la Terapia Gestalt se obtiene un incremento en el autoconocimiento, lo cual concede al individuo las herramientas necesarias para su crecimiento personal y un incremento en su capacidad de satisfacción, por cuanto entrará en contacto con la satisfacción de sus necesidades.

El autoconocimiento hace posible que las personas entren en contacto con sus emociones, lo cual, entre otras cosas, acrecienta la posibilidad de un aumento en el autocontrol, que a su vez mejora las relaciones interpersonales.

Por otra parte, la conexión emocional permite al sujeto mantenerse alejado o identificar con menor grado de dificultad todo aquello que esté experimentando y atacar cualquier clase de trastorno o malestar emocional que pueda surgir.

Mayor aceptación

En la medida en que una persona se conoce a sí misma y se hace consciente de todo lo que está sintiendo, entra en contacto con quien es realmente.

El mayor beneficio es poseer el conocimiento de todas las características que le integran como ser humano y desde allí saber cuáles son sus virtudes, defectos, fortalezas y debilidades. De esto se obtiene sin duda alguna el fortalecimiento de la autoestima, la autoaceptación y un incremento en el amor propio. Si una persona se acepta a sí misma tal y como es no alcanzará la inexistencia de conflictos, esto es imposible, pero sí cambiará la forma en que estos son asumidos.

Libertad de acción

El autoconocimiento profundo, la conexión continua consigo mismo y la autoestima sana le brindarán una especie de libertad de acción fundamentada en la certeza de que todo aquello que parte de sí le pertenece y le define como ser.

Es actuar desde la base del conocimiento de que es un ser integral con defectos, virtudes, fortalezas y debilidades, único e irrepetible, y responsable de cada uno de sus actos.

El objetivo de la Terapia Gestalt no es como tal crear seres humanos felices sino conscientes de su valor y que de ellos depende en todo momento cómo se sienten, así como todo lo que proviene de ellos.

 

PROCESO

  • Vivir en el ahora.
  • Vivir en el aquí.
  • Dejar de imaginar y fantasear en exceso sustituyendo al contacto real.
  • Dejar de pensar innecesariamente sustituyendo a la acción.
  • Dejar de aparentar o jugar al “como sí”.
  • Expresarse o comunicar.
  • Sentir las cosas desagradables y el dolor.
  • No aceptar ningún “debería”, más que los propios, impuestos por uno mismo en base a nuestras necesidades y experiencias.
  • Tomar completa responsabilidad de las acciones, sentimientos, emociones y pensamientos propios.
  • Sea lo que Ud. es… sin importar lo que Ud. sea.