Sistema digestivo limpio con estos remedios caseros

0
132
Alimentos
Alimentos

Cuando tenemos el estómago sucio lo más habitual es que sintamos hinchazón, dolor abdominal y que cuando comamos cualquier cosa la digestión se torne pesada, difícil y en muchas ocasiones también dolorosa. Pero estos síntomas no solo se limitan a nuestro aparato digestivo, dado que también es común que surjan otras molestias relacionadas como dolor de cabeza y cansancio.

Aprende a eliminar las toxinas y a depurar el estómago

¿POR QUÉ SE ENSUCIA EL ESTÓMAGO? SUS PRINCIPALES CAUSAS

Debemos tener en cuenta que el hígado es el órgano encargado de transformar las sustancias tóxicas en inofensivas, vertiéndolas luego en la sangre para que otros órganos como por ejemplo los riñones o los intestinos se encarguen de expulsarlas.

Pero en determinados momentos es posible que nuestro organismo se “sature” y no sea capaz de realizar con normalidad sus funciones de depuración y desintoxicación. El resultado es más que evidente: se comienzan a acumular toxinas y sustancias de desecho que en realidad deberían estar fuera de nuestro organismo.

CONSEJOS NATURALES PARA LIMPIAR EL ESTÓMAGO SUCIO

Si tienes el estómago sucio es habitual que sientas hinchazón de estómago, malestar, cansancio y también dolor de cabeza. También es muy normal que al comer la digestión sea más lenta y pesada, e incluso puedes sufrir otros trastornos relacionados como por ejemplo pueden ser diarreas o estreñimiento.

En estos casos lo principal es tratar de hacer un parón, dejando descansar a nuestro estómago y no sobrecargarlo. ¿Cómo? Especialmente evitando comidas pesadas, muy grasas y muy ricas en azúcares, y optar por caldos depurativos y desintoxicantes, infusiones medicinales con beneficios digestivos y jugos de frutas naturales.

Leer también:

Remedios caseros para el buen dormir de los adultos mayores

1. Infusión depurativa y digestiva

Si optas por una infusión depurativa que además destaca por aportar cualidades digestivas observarás cómo los síntomas relacionados como la pesadez y el malestar de estómago irá desapareciendo poco a poco. En esta ocasión optaremos por dos plantas maravillosas en este sentido: la manzanilla y el diente de león.

Infusión depurativa y digestiva

Ingredientes:

  • 1 cucharadita de diente de león
  • 1 cucharadita de flores de manzanilla
  • 1 taza de agua

Preparación:

Pon el agua en una ollita y lleva a ebullición. Cuando alcance este punto apaga el fuego, añade las hierbas en las cantidades indicadas, tapa y deja en reposo durante 5 minutos. Pasado este tiempo cuela y bebe. Es aconsejable tomar esta infusión 3 veces al día.

2. Caldo de apio y cebolla

Nos encontramos sin ninguna duda ante un potentísimo caldo lleno de beneficios y propiedades, especialmente interesante en esta ocasión por sus maravillosas cualidades desintoxicantes.

Caldo de apio y cebolla

Ingredientes:

  • 3 cebollas
  • 1 rama de apio
  • 2 litros de agua

Preparación:

Pon el agua en una cacerola o cazuela grande y calienta. Mientras tanto, pela las cebollas y córtalas en trozos. Lava la ramita de apio, córtalo en trozos. Cuando empiece a hervir añade las cebollas y el apio, dejando cocinar durante 30 minutos. Finalmente cuela y bebe el caldo.

3. Jugo de manzana y zanahoria

Este jugo destaca por sus cualidades desintoxicantes y digestivas, gracias a su contenido tanto en manzana como en apio. Por otro lado nos encontramos con la zanahoria, una hortaliza deliciosa llena de beneficios antioxidantes.

Jugo de manzana y zanahoria

Ingredientes:

  • 1 manzana
  • 2 zanahorias
  • 2 ramas de apio

Preparación:

Lava bien todos los ingredientes. Corta la manzana en trozos, pela las zanahorias y córtalas en trozos y también corta en trozos el apio. Pon todos los ingredientes en el vaso de la licuadora y licúa todo bien. Luego sirve en un vaso y bebe el jugo recién exprimido.

RECOMENDACIONES PARA TENER UN ESTÓMAGO LIMPIO

Toma líquidos en cantidades recomendadas

Recuerda que es aconsejable beber líquidos cada día, al menos entre 8 a 10 vasos por día, a pequeños sorbos y a lo largo de la jornada.

Opta por alimentos ricos en fibra

La fibra protege la mucosa del tracto digestivo amortiguando la acción de los jugos gástricos en las paredes del estómago, disminuyendo la absorción de las grasas, aportando saciedad y regulando el tránsito intestinal. Consume granos enterosfrutas con piel, frutos secos como las nueces y almendras, cereales integrales, verduras y legumbres.