Sandía la fruta ideal para bajar de peso y quemar grasa

0
62
Sandía
Sandía

Sandía proviene de una planta (familia Cucurbitáceas) trepadora, con tallos ásperos y peludos, provistos de zarcillos y hojas con cinco lóbulos. Las flores son amarillas y hay flores masculinas y femeninas.

Además de ser refrescante, contiene muchas propiedades para la salud

El fruto es redondo, muy grande, pesa unos 4 kg de media, de color verde, a veces con diferentes tonos de verde. Su pulpa interior es carnosa y jugosa, de color rojo cuando está madura, muy refrescante, con pepitas negras, marrones o blancas.

Aunque algunos individuos piensan que esta deliciosa fruta solo contiene agua y azúcar, la sandía tiene gran cantidad de nutrientes y proporciona muchas vitaminas, minerales y antioxidantes. Esta fruta es un alimento muy saludable y tiene una baja cantidad de calorías.

 

BENEFICIOS

Hidrata:

La sandía es un alimento con gran contenido en agua, el 92% de su composición, y contiene importantes electrolitos. Se puede comer en cualquier momento y es un “snack” ideal para tomar a cualquier hora.

Mejora el sistema inmunológico y previene de daños celulares:

Es rica en vitamina C, esencial para el sistema inmune y, por tanto, protege el cuerpo y nos ayuda a combatir los refriados, por ejemplo. Asimismo, mantiene el equilibrio redox de las células y las protege de especies reactivas al oxígeno, que dañan las células y el ADN.

Mejora la salud ósea:

La sandía contiene licopeno, que es importante para la salud ósea. El licopeno dietético, que está presente en algunos alimentos como la sandía o los tomates, reduce el estrés oxidativo que normalmente aminora la actividad de osteoblastos y osteoclastos, dos células óseas involucradas en la patogénesis de la osteoporosis.

El consumo de licopeno se asocia huesos más saludables. La sandía también es rica en potasio, que ayuda a retener el calcio en el cuerpo, dando como resultado huesos y articulaciones más saludables.

Mejora la salud cardiovascular:

Consumir sandía en grandes cantidades, según muchas investigaciones, correlaciona positivamente con la mejora de la función cardiovascular, ya que incrementa el flujo sanguíneo a través de la vasodilatación.

Cicatriza las heridas:

El papel de la vitamina C en la curación de heridas también se ha observado en numerosos estudios, ya que es esencial para la formación de nuevo tejido conectivo. Las enzimas que participan en la formación de colágeno, es decir, el componente principal de la cicatrización de heridas es ineficiente sin vitamina C.

Mejora la salud de los ojos:

Esta fruta es un gran fuente de beta-caroteno (por eso ese color rojizo de su interior) que se convierte en vitamina A. Ayuda a producir los pigmentos en la retina del ojo y protege contra la degeneración macular relacionada con la edad. Asimismo, previene la ceguera nocturna, mantiene la piel, los dientes, los tejidos esqueléticos y blandos y las membranas de las mucosas saludables.

Efecto diurético:

La sandía es un diurético natural que ayuda a aumentar el flujo de orina y protege los riñones. Asimismo, interviene en el proceso de eliminación de amoniaco del hígado. La sandía, es un diurético y adelgazante natural, que te ayudará a mantenerte en forma y saludable.

Antiinflamatorio y antioxidante:

La sandía es rica en compuestos fenólicos como los flavonoides, carotenoides y triterpenoides. El licopeno carotenoide de esta fruta es beneficioso en la reducción de la inflamación y la neutralización de los radicales libres.

Ayuda a perder grasa corporal:

La sandía contiene citrulina, que ayuda a reducir la acumulación de grasa en nuestras células de grasa. Citrulina es un aminoácido que se convierte en arginina con la ayuda de los riñones. Cuando nuestros cuerpos absorben citrulina, ésta tiene la capacidad de bloquear la actividad de TNAP (fosfatasa alcalina no específica del tejido), lo que hace que nuestras células grasas produzcan menos tejido graso, y por lo tanto ayuda a prevenir la acumulación excesiva de grasa corporal.

Previene el cáncer:

Esta fruta es una excelente fuente de vitamina C, así como otros antioxidantes. Por eso puede ayudar a combatir la formación de radicales libres asociados al desarrollo del cáncer. La ingesta de licopeno se ha relacionado positivamente con una disminución del riesgo de sufrir cáncer de próstata, según varias investigaciones.

Leer también 

Refresco de sandia

USO

La sandía se consume habitualmente en crudo, en rodajas o en cuartos. Resulta más refrescante si se sirve fría. Para prolongar el período de almacenamiento de la sandía, conviene cortar el pedúnculo a la mayor distancia posible del fruto, una vez recogido.

En casa, se debe conservar a temperatura ambiente cuando está entera, mientras que, si se abre, se mantendrá en el refrigerador bien envuelta para evitar que se seque y absorba olores de otros alimentos.

 

CONTRAINDICACIONES

Una de las principales contraindicaciones de la mayoría de las frutas es que, como son naturalmente ricas en potasio, las personas con insuficiencia renal crónica no pueden abusar de ellas, ya que en estos casos se debe seguir una dieta baja en potasio.

La sandía contiene fructosa y también debe ser consumida con moderación por las personas que deben seguir una dieta que trate el síndrome del colon irritable. A excepción de esos dos casos, solo debes evitar la sandía si te produce alergia. Está recomendada para bebés también, no afecta a los diabéticos (aunque sea dulce, tiene poco azúcar) y es excelente a cualquier hora del día.