Sabroso guiso de garbanzos con espinacas y chorizo

0
164
garbanzos con espinacas y chorizo
garbanzos con espinacas y chorizo

Aprende a preparar esta suculenta mezcla de sabores que solo se comen con cuchara

Este potaje es un plato de aquellos que solo nos apetecen degustar con cuchara. Es además bastante demandante en cualquier comida como plato único. El origen de esta receta se atribuye a los franceses que describían el potaje como un guiso compuesto de carnes, tubérculos y legumbres cocidas. Es también por eso que, además de los garbanzos nos encontraremos con espinacas o acelgas, carnes o incluso, pescado. Sigue leyendo y descubre los pasos para preparar este sencillo potaje de garbanzos y espinacas.

 

Ingredientes:

  •  1 unidad de Cebolla
  •  1 diente de Ajo
  •  2 unidades de Tomates
  •  1 chorro de Aceite de oliva
  •  1 cucharada sopera de Pimentón (Paprika)
  •  1 hoja de Laurel
  •  1 kilogramo de Garbanzos
  •  1 unidad de Papa
  •  Agua fría
  •  1 pizca de Sal
  •  1 pizca de Pimienta
  •  50 gramos de Tocino ahumado
  •  2 manojos de Espinacas

 

Preparación:

1.En primer lugar, el día anterior ponemos los garbanzos en agua templada con una cucharadita de bicarbonato o un puñado de sal y los dejamos en remojo durante toda la noche (normalmente 12 horas).

2.Picamos 1 cebolla mediana y un diente de ajo en trozos muy pequeños para que se vayan deshaciendo durante la cocción. Pelamos y troceamos 2 tomates. En una cazuela echamos un chorrito de aceite de oliva, cebollas y los dientes de ajo. Sofreímos todo durante 10 minutos para que se integren bien los sabores.

3.Agregamos el tomate y una hoja de laurel para aromatizar. Sofreímos durante 2-3 minutos. Añadimos una cucharada generosa de pimentón, removemos rápidamente e incorporamos los garbanzos ya escurridos. Removemos otra vez para que se junte todo bien y dejamos cocinar durante 3 minutos más.

4.Echamos una papa cortada en gajos o como se apetezca. Cubrimos con agua fría, para que hierva lentamente, hasta que quede la cazuela casi llena. Recuerda que todavía quedan ingredientes por añadir al potaje de garbanzos, de ahí la importancia de añadir agua fría. Cuando empiece a hervir, bajamos el fuego para que vaya más lento y no rompa las legumbres.

5.Cuando el potaje lleve 1/2 hora cociendo le añadimos sal y pimienta al gusto. Incorporamos los chorizos cortados en rodajas y el tocino en dados. Dejamos cocinar lentamente a temperatura media durante 20 minutos aproximadamente, removiendo la preparación de vez en cuando.

6.Pasado el tiempo, retiramos los chorizos y el tocino para que el potaje no tenga tanta grasa. Los reservamos para la hora de servir.

7.En otra cazuela aparte, blanqueamos las espinacas para quitarles el amargor. Para blanquearlas tendremos que verter en la cazuela agua hirviendo con sal, introducir y sacar las espinacas. Luego, en una tabla troceamos con un cuchillo grande las espinacas blanqueadas y, cuando falten 10-15 minutos para finalizar la cocción del potaje, las añadimos. Debemos cocinar la preparación a fuego lento y probando de vez en cuando por si se cocina antes de tiempo.

8.Sirve el potaje de garbanzos y espinacas en platos hondos y coloca el chorizo y el tocino encima. Puedes acompañarlo con arroz blanco y pan rústico. ¡Buen provecho!

Leer también:

Prepara deliciosas albóndigas de garbanzos