Restos hallados en playa de Huacho son de Blanca Arellano

0
57
Juan Pablo Jesús Villafuerte Pinto
Juan Pablo Jesús Villafuerte Pinto

En los últimos días, la familia de la ciudadana mexicana Blanca Olivia Arellano Gutiérrez, venía afrontando días de angustia por la desaparición de la mujer de 51 años, desde el pasado 7 de noviembre. Su familia, llegó al Perú con la esperanza de volver a ver con vida a Blanca, sin embargo toda esperanza se ha esfumado.

PNP redobló seguridad en celda de Juan Villafuerte por posible intento de suicidio

El informe antropológico forense terminó por confirmar la identidad de los restos humanos hallados en una playa de Huacho el pasado 9 de noviembre. Según Cuarto Poder, estos pertenecen a la ciudadana mexicana. Al cuerpo de la víctima se le realizó corte para proceso de necropsia.

Asimismo, se precisa que parte del esternón está separado al igual que la piel que recubre el tórax. Además, no se evidencian vísceras ni órganos. Tampoco se han observado fracturas en las costillas del lado izquierdo.

El Ministerio Público informó que formalizó la investigación preparatoria contra Juan Pablo Jesús Villafuerte Pinto, quien es acusado por el presunto delito de feminicidio en agravio de la ciudadana mexicana Blanca Arellano Gutiérrez, solicitó la medida coercitiva de prisión preventiva por nueve meses.

Leer también [Miles de contadores regularizaron situación ante Colegio de Contadores Públicos de Lima]

REDOBLAN SEGURIDAD EN CELDA DE VILLAFUERTE POR POSIBLE SUICIDIO

La Policía Nacional del Perú (PNP) ha dispuesto redoblar la seguridad en la celda de la Corte Superior de Justicia de Huacho, donde se encuentra Juan Pablo Villafuerte, el principal sospechoso de la desaparición y muerte de Blanca Arellano. El sujeto estaría planeando quitarse la vida.

De acuerdo al dominical “Panorama”, esta decisión se tomó después de que la PNP incautara la laptop del investigado y encontrara una carta de despedida en la que sostenía que no iba a soportar la humillación de ser señalado como un asesino.

Pero aún así decidan encarcelarme, injustamente y dañar mi vida, he decidido, antes de que sigan dañando a mi familia y a mi madre, acabar con mi existencia como una persona de principios. Esta será una lucha que no podré vencer y tampoco soportaré la humillación de ser paseado preso como un animal, tal cual me están tildando”, se lee en la carta del estudiante de medicina.