Renueva tu cuerpo con la medicina integrativa

0
98
Medicina integrativa
Medicina integrativa

La medicina natural integrativa aborda los aspectos globales del individuo: fisiológico, psicológico, nutricional y social. En muchas ocasiones la enfermedad aparece a causa de los malos hábitos alimenticios y conductuales, que debilitan nuestro sistema inmune.

Resalta el papel que ejerce la nutrición a través de un programa individualizado y ajustado a tu enfermedad

Mantener el organismo desintoxicado, con buenas y beneficiosas comidas que facilitan la digestión y un sistema inmune sano y fuerte es la manera más efectiva de evitarla.

Tanto si estás sano como enfermo, si has sufrido o no una merma en tu calidad de vida, sea cual sea el período vital en el que te encuentres, la medicina integrativa siempre te va a ayudar.

Leer también [Sepa cómo mejorar la memoria para una vida plena]

Si estás sano, a mantener tu calidad de vida durante más tiempo, a recuperar energía si la has perdido, a curar o regresar a estadios anteriores de la enfermedad que sufras. Todos los tratamientos son respetuosos con la biología del cuerpo humano y buscan resolver el origen de las alteraciones biofísicas, bioquímicas, funcionales y estructurales presentes y futuras.

CARACTERÍSTICAS

  • Visión global: aboga por una visión total del paciente (su dieta, su estilo de vida, antecedentes, etc.) para restablecer el equilibrio entre cuerpo y mente.
  • Asistencia médica personalizada: los profesionales sanitarios deben adaptar su estrategia terapéutica a las necesidades individuales de cada paciente. De esta forma, se puede determinar con mayor exactitud el foco del problema para erradicarlo.
  • Asesoramiento de estilo de vida, dieta y comportamiento: la motivación del paciente a implementar cambios saludables en su estilo de vida, dieta y comportamiento es esencial. Las ventajas son múltiples, como por ejemplo manejar mejor el estrés o prevenir y/o tratar ciertos procesos patológicos.
  • Empoderamiento del paciente: la medicina integrativa pone en relieve la figura del paciente como pilar central en el proceso de curación. Ayudar a pacientes a entender su patología y las causas que llevaron al desarrollo de ésta, así como formarlos en hábitos de vida saludables, favorecen la implicación del paciente en el proceso de recuperación y su propia autonomía.

 

DIFERENCIA CON LA MEDICINA TRADICIONAL

Se trata de una medicina orientada a la restitución de la salud, lo que supone un análisis global de las causas que originan una determinada patología. Este nuevo modelo de asistencia sanitaria brinda la posibilidad de reducir la medicación tradicional (antiinflamatorios o ansiolíticos) al incorporar suplementación ortomolecular que nos permite utilizar principios activos naturales a concentraciones terapéuticas.

 

Leer también [Conoce los signos principales para diferenciar al covid-19 de una alergia]

BENEFICIOS

Influencia positiva en la relación médico – paciente:

La base de una asistencia basada en la medicina integrativa es saber oír. Investigar todos los aspectos de la vida del paciente, entendiendo sus problemas y preocupaciones, considerando su situación económica e identificando su personalidad e individualidad, esto es esencial para que los procedimientos más adecuados puedan ser recomendados.

Con todo esto, el paciente crea una relación más cercana y de confianza con los profesionales involucrados. Esa humanización del acompañamiento médico es crucial para que los profesionales involucrados sean verdaderos aliados del paciente durante su jornada, lo que también influye en su fidelización.

Mayor compromiso con el tratamiento:

La combinación de diferentes métodos alternativos con los tradicionales contribuye al empoderamiento del paciente, haciéndolo más consciente sobre el papel que ejerce en su salud, ya que comparten junto a los profesionales de salud la responsabilidad del éxito del tratamiento Esto aumenta el interés y la motivación para que sigan las recomendaciones de los especialistas e incluso permite que mantengan buenos hábitos después de recibir el alta.

Más calidad de vida:

Siempre que los métodos alternativos estén alineados con el estilo de vida del paciente, estos serán capaces de proporcionar tranquilidad, alegría y esperanza, potenciando los resultados del tratamiento convencional y aumentando las posibilidades de recuperación.

Otro factor positivo para la salud es la posibilidad de reducción de medicación tradicional, incorporando principios activos naturales. Los buenos resultados y el bienestar conseguido servirán también como incentivo para dar continuidad a las prácticas preventivas.

Reducción de los gastos en salud:

Cuanto más consciente sea el paciente de los hábitos que influyen en su salud, llevará más seriamente las orientaciones de los profesionales y no necesitará invertir en nuevos medicamentos, tratamientos, exámenes y hasta cirugías.

¿CÓMO APLICAR LA MEDICINA INTEGRATIVA EN SU DÍA A DÍA?

El primer paso para adoptar la medicina integrativa en su clínica o centro médico, además de los estudios exigidos en cualquier área de la salud, es garantizar que el cuerpo clínico de su centro esté formado por una variedad de profesionales dispuesto a trabajar en conjunto.

Si, por el contrario, usted es un especialistas autónomo y atiende a sus pacientes en un consultorio particular, nada impide que pueda construir sus propias alianzas con otros profesionales de la salud que compartan la misma visión respecto a la medicina integrativa y deseen formar un equipo.