Remedios naturales para combatir el insomnio

0
108
Sueño
Sueño

Cuando se es anciano algunas funciones del organismo no marchan bien, incluido el sueño, aunque no tiene por qué afectar con el mismo grado a todas las personas de avanzada edad. En este sentido, es más frecuente que ciertas personas presenten insomnio o que el sueño sea menos profundo, despertándose con una mayor facilidad.

Al 40% de las personas mayores de 60 años les cuesta conciliar el sueño o padecen de insomnio crónico

Actualmente, al 40% de las personas mayores de 60 años les cuesta conciliar el sueño o padecen de insomnio crónico. Puede haber varios condicionantes que causen que la persona tenga problemas de sueño. Sin embargo, este porcentaje puede haber aumentado a raíz del coronavirus el mismo que causa ansiedad en muchas personas y más aún en los adultos mayores.

REMEDIOS CASEROS PARA DORMIR

Antes de realizar una terapia natural, es importante pedir consejo médico para recomendar al paciente sobre el mejor tratamiento. De este modo, se tendrá en cuenta las necesidades específicas y los medicamentos habituales que esté tomando. Pero aquí te dejamos una lista de productos naturales que podrían ayudar.

 Leche

Beberse un vaso de leche caliente una hora antes de ir a dormir puede mejorar nuestra calidad de sueño.

Valeriana, manzanilla e hinojo

Estas plantas medicinales tomadas en una infusión pueden ayudar a relajarnos. Es aconsejable beber entre 30 minutos y 1 hora antes de ir a dormir.

Semillas de calabaza

Acelga o espinacas incorporadas en tu dieta pueden mejorar su descanso diarios gracias al magnesio que contienen.

Miel

Como sustitutivo del azúcar en tus infusiones o leche caliente, puedes utilizar miel, pues está conocido como un inductor del sueño.

Triturar plátano con comino en polvo

Otro de los remedios caseros para mejorar los trastornos de sueño es mezclar plátano triturado con comino en polvo. Hacerlo después de cenar para ayudarte a relajar.

Lechuga silvestre

Dispone de una sustancia que nos relaja y evita dolores musculares o de cabeza. Por ello, puede ser muy útil para mejorar la calidad de nuestro sueño. Puede tomarse en infusión o también tomarse en polvo.

Ginkgo biloba

Utilizado por más de 2000 años en la medicina China para prevenir enfermedades del adulto mayor, la infusión de las hojas verdes de este árbol tiene propiedades neuroprotectoras. Mejora la tensión nerviosa y la memoria y tiene efectos en ciertos padecimientos geriátricos y desórdenes psiquiátricos. Su acción sería a través del efecto antioxidante de sus flavonoides. También ayuda a dormir.

Leer también [Tratamiento para el estrés o tensión]

Melisa

Es una planta vivaz, originaria de la parte oriental de la cuenca del Mediterráneo y de Asia Menor. Posee propiedades antiespasmódicas, favorece el sueño y actúa de manera favorable en caso de estrés. La EMA avala su uso tradicional para facilitar el descanso.

Tila

La tila tiene un efecto calmante natural cuando se consume en forma de té. A diferencia del café, una taza de té de tila, tres veces al día, puede ayudar a calma los nervios y relajarte.

Boldo

Es calmante y sedante del sistema nervioso, gracias a sus aceites esenciales. Por ello es recomendable para tratar el insomnio.

Mejorana

La mejorana tiene propiedades sedantes, por lo que es recomendado su consumo en casos de problemas de insomnio o sueño. Además, es muy recomendada para personas que padecen ansiedad y nerviosismo, siendo muy recomendable en estos casos tomar infusión de mejorana.

Menta

La completa composición de la menta hace de ella una planta con relevantes propiedades saludables para nuestro organismo, sobre todo para el aparato respiratorio y el digestivo y ayuda a dormir mejor.

Leer también [Gobierno pondrá énfasis en campaña preventiva para covid-19]