Qué hacer cuando se come por ansiedad o estrés

0
158
Comer
Comer

Comer por ansiedad es ahora común en épocas de pandemia.   Al respecto, la nutricionista Caridad Gimeno Uribes, dijo que “el aislamiento que viven muchos ha conllevado a pasar bastantes horas en un espacio reducido realizando pocas actividades de alto gasto de energía. Para muchos, el aburrimiento y la ansiedad, junto al hecho de tener la despensa y el refrigerador accesibles ha conducido a un aumento de la ingesta”.

La pandemia nos tiene con angustia pero debemos aprender a alimentarnos sanamente

¿Pero cómo se origina esta conducta? Para la psicóloga Giuliana Rivera, existe una “conexión entre el alimento y la sensación de calma y satisfacción” pues tenemos fijaciones sobre nuestras primeras vivencias como la del bebé que consigue calmarse cuando le dan su biberón. Por ello, lo que hacemos ya de grandes es repetirlo de manera inconsciente, dijo

Rivera explicó además la “función apaciguadora” que tiene la conducta de comer por ansiedad. Como en el caso de las personas que beben alcohol para olvidar, también están los que “olvidan comiendo” y lo ejemplifica con la típica escena de las películas donde la chica, tras romper con su novio, se pone a ver una película mientras come chocolates.

Culturalmente naturalizamos ese vínculo tóxico con la comida, en donde se alimenta un falso circuito de amparo y seguridad, pero mortífero y poco saludable en la base de ese proceder. En realidad, comiendo no resolvemos nada, solo anestesiamos aquel dolor circunstancial que nos aqueja”, destacó.

¿QUÉ COMER?

En caso de que te estés estresado y sientas ansiedad, la nutricionista Caridad Gimeno Uribes señaló que los principales nutrientes que debes reponer son magnesio, calcio, vitamina C y omega-3.

Cierto es que a las personas que sufren de una situación de estrés les apetece más comer alimentos con escaso valor nutricional y altas dosis de azúcares, pero si tratamos de ingerir alimentos saludables que produzcan sensación de saciedad podemos aliviar la tensión y eliminar los nervios que nos llevan a abrir la despensa compulsivamente”, subrayó.

Destacó además que existen alimentos cuyos azúcares son parte de sus propias características, por lo que aportarán el sabor dulce de manera natural, con lo cual ya no tendrían que estar recurriendo a las golosinas. Entre ellos se encuentran la calabaza, el camote, la yuca y las frutas en general. Así que antes de comer un chocolate, piénsalo y dale la oportunidad a una manzana, plátano o mandarina.

¿Qué debo comer para poder conciliar el sueño? La nutricionista recomendó tomar un lácteo antes de dormir acompañado de un puñadito de frutos secos, como las almendras, nueces, pecanas, entre otros.

Recomendaciones

  1. Detente y piensa en qué es lo que te está afectando.
  2. Conecta con tus emociones. ¿Es hambre o es ansiedad?
  3. Intenta visualizar el motivo que te empuja a comer.
  4. Piensa en alternativas más saludables tanto para sortear el momento como para resolver los problemas que se presenten.
  5. Busca coartadas creativas para desviar tu atención de la comida (intenta hablar con alguien, escuchar música, dibujar, hacer deporte).
  6. Si sientes que se sostiene el síntoma busca ayuda profesional nutricional y psicológica.

No olvides los ejercicios

Son varias las investigaciones que señalan que la actividad física, como salir a caminar con regularidad, ayuda a mantener la mente despejada y reduce el estrés y la ansiedad.

Leer también [Evite los cuadros de ansiedad en niños que inician clases escolares]

Pocas cosas pueden ser tan terapéuticas como darnos un largo paseo de una hora al aire libre, por supuesto con tu mascarilla y con el debido distanciamiento social. Te ayudará a relativizar problemas, a aliviar ansiedades, a poner en marcha tu corazón y a liberar tu mente. Después de ese paseo, empezarás a ver las cosas de otro modo.