Qué cuidados tener si le tienes miedo a la COVID-19

0
1013
Miedo
Miedo

Es imposible hablar de otro tema. Es imposible pensar en otra cosa. El coronavirus está provocando gran preocupación y malestar emocional en la población por la incertidumbre que genera el rápido contagio de este virus, que provoca la enfermedad conocida COVID-19 y que ya se considera una pandemia.

Debes protegerte y seguir las medidas sanitarias

AUTOCUIDADO

  • Mantén una actitud optimista y objetiva. Es fuerte y capaz.
  • Lleva a cabo los hábitos adecuados y de higiene y prevención que recomienden las autoridades sanitarias.
  • Evita hablar permanentemente del coronavirus.
  • Apóyate en tu familia y amigos.
  • Ayuda a tu familia y amigos a mantener la calma y a tener un pensamiento adaptativo a cada situación.
  • Acude a fuentes oficiales y busca información contrastada por expertos u organizaciones de salud.
  • No contribuyas a dar difusión a noticias falsas. No alimentes tu miedo ni el de los demás.
  • Ten cuidado con las conductas de rechazo, estigma y/o discriminación. El miedo puede hacer que nos comportemos de forma impulsiva, rechazando o discriminando a ciertas personas.

SI ERES POBLACIÓN DE RIESGO O VULNERABLE

  • Sigue las recomendaciones y medidas de prevención que determinen las autoridades sanitarias. Confía en ellos porque saben lo que tienen que hacer.
  • Infórmate de forma realista y sigue las pautas emocionales de autocuidado.
  • No trivialices tu riesgo para intentar evadir la sensación de miedo o aprensión a la enfermedad.
  • Tampoco magnifiques el riesgo real que tiene. Se precavido y prudente sin alarmarse.
  • Si te recomiendan medidas de aislamiento, ten presente que es un escenario que puede llevar a sentir estrés, ansiedad, soledad, frustración, aburrimiento y/o enfado, junto con sentimientos de miedo y desesperanza. Estos efectos pueden durar o aparecer incluso después del confinamiento. Trate de mantenerse ocupado y conectado con sus seres queridos.
  • Genera una rutina diaria y aprovecha para hacer aquellas cosas que te gustan, pero que habitualmente por falta de tiempo no lo puedes realizar (leer libros, ver películas o series, etc.).

Leer también [¿Cómo puedo alimentarme después que tuve covid-19? ]

SI PADECES LA ENFERMEDAD

  • Maneja tus pensamientos intrusivos. No anticipes lo peor.
  • No te alarmes innecesariamente. Se realista.
  • Cuando sientas miedo, apóyate en la experiencia que tienes en situaciones similares.  Piensa cuántas enfermedades has superado en tu vida con éxito.
  • Cuida tus necesidades básicas, como comer sano, dormir, descansar cuando tu organismo lo necesite.
  • Evita consumir alcohol, drogas, medicamentos que no se necesiten o estimulantes.
  • Cuenta con espacios de descanso, donde se puedan realizar actividades agradables, en solitario o con otros, como escuchar música, compartir juegos de mesa, leer, etcétera.
  • Diseña una rutina de ejercicio físico, acorde a tu organismo y objetivos.

Leer también [Psicoterapeuta brinda consejos para superar estrés y ansiedad por cuarentena]

CUIDADOS DE LA MENTE Y EL ESPÍRITU:

  • Diseña una rutina diaria que puedas mantener y cuidar. Es recomendable que sea una rutina distinta para la semana y el fin de semana. En tu rutina, incluye a otras personas.
  • Limita la exposición a los medios de información, selecciona aquello que necesitas saber, y aquello que tu mente pueda procesar sin activar la ansiedad. Comparte lo aprendido con tus cercanos, o con personas que puedan nutrir y aportar con reflexión y calma.
  • Cuando reconozcas el estrés y la ansiedad, permite pedir ayuda. Con tu familia y tus amigos(as), para poder reorganizarte y funcionar cognitiva y emocionalmente de otra manera. Además, puedes buscar ayuda en algún dispositivo en salud mental, a través de la telepsiquiatría y telepsicología para terapia de apoyo y/o psicoterapia; pero ayúdate.
  • Comparte emociones con aquellas personas que nos transmitan calma, y nos den confianza. Conversar ayuda a comprenderlas mejor, manejarlas mejor, y tolerarlas de mejor manera.
  • Trata de ser consciente con las emociones y sensaciones que se experimente. Sentir emociones desagradables es una defensa de nuestra mente ante el peligro. Sin embargo, tienes que estar atento(a) ante estas emociones y sensaciones, cuando sean muy intensas, afecten tu vida diaria, y/o se mantengan por demasiado tiempo. En ese caso, habla con alguien de confianza, o busca ayuda profesional.
  • Conoce y aplica estrategias de regulación emocional, como por ejemplo técnicas de relajación, ejercicio físico, actividades lúdicas, escribir, etcétera. Si funciona, hazlo más. Dedícate a hacer cosas simples, y evita tomar decisiones impulsivas.
  • Mantén una actitud positiva y esperanzadora. Lo posible no es lo mismo que lo probable, y recordar que una parte importante de las personas enfermas se recuperan, y muchas otras experimentan síntomas leves.
  • Fortalece tu espiritualidad, amplifica tu consciencia reflexiva en torno a dimensiones que trasciendan la vida cotidiana, y dirige la vida hacia el crecimiento personal y de nuestro entorno.